Se produjo un error en este gadget.

lunes, diciembre 14, 2009

De Adam Smith, el supuesto "creador" del capitalismo

La propiedad más sagrada e inviolable es la del propio trabajo, porque es la fuente originaria de todas las demás. El patrimonio del pobre se halla en la fuerza y en la habilidad de sus manos, por lo que impedirle hacer uso de esa fuerza y de esa habilidad de la manera que juzgue más conveniente, y en tanto no perjudique a otra persona, constituye una violación manifiesta de su más sagrada propiedad. Equivale a una usurpación manifiesta de la más justa libertad del trabajador y de aquellas personas que pudieran emplearle, pues se le impide al uno trabajar en lo que considera más conveniente, y al otro darle ocupación en lo que le plazca. El juicio de si es apto o no para aquella tarea, puede sin duda encomendarse a la discreción de los patrones puesto que en ello radica su propio interes. La afectada preocupación del legislador para prevenir que se empleen personas incapaces es evidentemente tan absurda como opresiva.

No hay comentarios.:

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!