Se produjo un error en este gadget.

viernes, junio 04, 2010

La Ofensiva Total

¿Por qué- se pregunta un bloguero brasilero- nadie se preocupa por los 5 millones de muertos de la guerra civil del Congo, por qué nadie se dio por ofendido por los 46 marineros asesinados hace un mes por Corea del Norte?¿Por qué nadie organiza “Flotillas de la Paz” para ayudar al hambriento pueblo congolés? ¿Por qué algunos muertos valen más que otros?
Yo me hago las mismas preguntas desde hace años. Lo que pude averiguar hasta ahora es lo siguiente, una hipótesis.
El pueblo de Israel se propuso dar cátedra. Eso es innegable. No quiso estar en el mundo sin dejar testimonio. Dejó la Torah, la Biblia. El Libro de los Libros. Admirado aun por agnósticos, la Tora no es un libro de ritos: es el primer libro que narra una historia. El Libro que destierra la tradición oriental de tiempo cíclico, no lineal, de nacimiento, muerte y resurrección que servía para soportar el sufrimiento. Es el primer libro que le habla a cada humano como un ser único, respetable y responsable de sus actos. Es el Libro que prohíbe abusar de los esclavos, que deben ser liberados a los siete años, que impone límites a los reyes, que exige cuidar a viudas, viejos y huérfanos, que exige respetar al extranjero “porque vosotros fuisteis extranjeros en Egipto” , que obliga a leerlo sin intermediarios, el Libro que impone un día santo – sin patrones ni reyes, un sábado dedicado a cultivar la relación personal entre el creyente y dios.
Este pueblo altivo fue el único que desafió a todos los imperios: Egipto, Babilonia, Grecia, Roma. El único que desafió el destierro, la tentación de la conversión a la religión dominante, la amenaza de la Inquisición, la expulsión España, las matanzas de la Peste Negra, los confinamientos, los guetos italianos o rusos. Esta obcecación lo hizo sospechoso: ¿que delicias encontraran en su religión que la mantienen aun a costa de su vida? Pablo- judío converso- lo tenía claro: “ Su caida- la de los judíos- ha traido la salvación a los gentiles- los no judíos- para llenarlos de celos. Y, si su caida ha sido una riqueza para el mundo, y su mengua, riqueza para los gentiles: Por ser yo verdaderamente apostol de los gentiles, hago honor a mi ministerio. Pero es con la esperanza de despertar celos en los de mi raza y salvar alguno de ellos. Por que si su reprobación ha sido la reconciliación del mundo ¿qué será su readmisión sino una resurrección entre los muertos"?
O sea, el plan del “mundo gentil” respecto de los judíos fue el siguiente: ellos hicieron Alianza con Dios, pero desconocieron la Segunda Alianza que selló Jesús. Estan , por ello, fuera de la salvación, que en cambio llega ahora a los gentiles. Pero, sordamente, el desafío para San Pablo es poner celosos a los judíos y “salvar a algunos de ellos”.Esta “dedicación” hacia los judíos, sea para condenarlos o sea para salvarlos, los ubicó en el centro del drama de Occidente en los últimos dos milenios. Los judíos no son los congoleses, en términos de Occidente: son nuestros "hermanos mayores" y tambien"el pueblo deicida", son nuestros enemigos, pero además el objeto de nuestro deseo “¿ Que será de la readmisión”? la gloria, piensa Pablo y con él, la Iglesia.
Entonces, el drama que protagonizan los judíos fluctúa entre ser reprimidos o ser salvados: el Poder no puede ser indiferente al judío. De la seducción a la represión. De la gran Represión nazi, se pasó a la época de la distensión, al voto en Naciones Unidas a favor de la creación del Estado de Israel.
Esa epoca ha llegado a su fin. Los tiempos de paz y equilibrio están terminando. La ofensiva contra Israel y los judíos ha entrado en una etapa nueva y estremecedora.
Ya no se oculta que antisionismo y antisemitismo es lo mismo. El problema ya no es “la derecha israelí”, sino el Estado de Israel, reiteradamente maldecido por Hugo Chávez, ante el silencio de sus amigos como los señores Kirchner. Lula no oculta su entusiasmo por Irán. Europa no deja de bramar contra Israel. Obama muestra cada vez más disgusto. Ya casi no quedan aliados de Israel.
La cena está servida para la provocación. Hoy son los “barcos solidarios”, mañana alguien se inmolará en Jerusalem, pasado habrá una incursión del Hizbolah. Se puede anticipar , casi, el crescendo que se impondrá en la agenda mundial. Mientras Chávez sigue cercando a la prensa, Corea del Norte juguetea con la guerra,en el Congo mueren millones o en Sudán miles... mientras todo eso sucede, la tribuna mira a Israel, analizando cada hecho, condenando cada iniciativa de defensa israelí.
Cuando al fin llegue el momento de la ofensiva final, junto con Israel desaparecerá de este mundo la libertad, la democracia, la justicia independiente, el pluralismo y los valores occidentales- tan vapuleados por relativistas o fundamentalistas.

No hay comentarios.:

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!