Se produjo un error en este gadget.

miércoles, febrero 24, 2010

Ola represiva en Cuba (del ABC de España)

CARMEN MUÑOZ | MADRID
Actualizado Miércoles , 24-02-10 a las 19 : 05
Nada más morir ayer el disidente Orlando Zapata Tamayo en un hospital de La Habana, después de 85 días de huelga de hambre, el régimen cubano emprendió una oleada represiva por toda la isla, con el saldo provisional de una veintena de detenciones y más de treinta opositores a los que se les impide salir de sus domicilios. Fuentes de la disidencia interna confirmaron a ABC que la mayor parte de las detenciones se han producido en Holguín, la provincia natal del opositor, donde sus familiares y amigos esperan hoy con gran nerviosismo y consternación la llegada del cadáver para el velatorio y posterior entierro.
Sin embargo, de momento no hay rastro ni del cadáver del preso político, ni de su madre ni de los otros familiares que les acompañaban. Los disidentes hablan de «secuestro» y de una «manipulación policial» de todo lo relacionado con el funeral. A juicio del presidente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (Ccdhrn), el régimen de los hermanos Castro pretende que los restos mortales de Orlando Zapata lleguen al municipio de Banes (provincia de Holguín) con el tiempo justo para el entierro, para evitar cualquier tipo de manifestación de dolor o de disidencia.
Mientras tanto, la casa de la madre del disidente, situada en la calle del Embarcadero número 6, del reparto Mariana Grajales de Banes, se encuentra fuertemente custodiada por las fuerzas de seguridad del Estado y la Policía, según relató a ABC la periodista independiente Caridad Caballero Batista. Su casa de Holguín (a unos 80 kilómetros de Banes) también permanece vigilada desde ayer por la tarde. Reina Luisa Tamayo Danger, la madre del opositor fallecido, sigue ilocalizable incluso por el teléfono móvil.
Antes de desaparecer del tanatorio del hospital de La Habana en el que murió su hijo hizo unas desgarradoras declaraciones a la bloguera cubana Yoani Sánchez, que pueden oirse en su blog Generación Y. La humilde cubana le explicó que llegó a verlo antes de morir y que en esos momentos estaba esperando para vestir el cadáver, antes de tomar la carretera con destino a Banes. Reina Luisa Tamayo acusó a las autoridades cubanas del «asesinato premeditado» de su hijo, que fue torturado en las diferentes prisiones por las que pasó desde su detención en 2003. También pidió a la comunidad internacional que «exija la liberación de los demás presos políticos encarcelados injustamente» para que no se repita lo sucedido a su hijo.

No hay comentarios.:

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!