Se produjo un error en este gadget.

miércoles, febrero 03, 2010

El secreto de los ojos…de Isabel






Un monstruo grande –el Proceso militar 1976-1983- pisa fuerte y oculta a otro monstruo, más pequeño pero también letal: el peronismo en el gobierno (1973-1976)
Desde el retorno democrático un pacto de silencio se cernió sobre la memoria histórica: había que “olvidar” los desatinos de Isabel, la triple A, López Rega y concentrar todos los odios en Videla y Massera. De ese modo el Pacto Sindical-Militar que denunció Alfonsín fue reemplazado por el pacto Radical-Peronista de olvido.
Hoy, gracias a una exitosa película tenemos un atisbo de lo que fueron esos “años locos” del peronismo en el gobierno.
Como “para un peronista no debe haber nada mejor que otro peronista” desde 1973-con la masacre de Ezeiza - hasta los estertores de Isabel hubo centenares de muertos de ambos bandos (la “derecha” peronista y la “izquierda” peronista”). Las bandas armadas (Montoneros, patota sindical, triple A, ERP) ocupaban espacios y territorios con total desprecio de eso que se conoce como “democracia” y “república”. A diferencia del proceso- en que toda libertad de prensa fue asesinada- durante aquellos años una prensa libre -desde la tradicional hasta las audacias de “La Opinión” , de Timerman – se encargaba diariamente del recuento de muertos: ayer cuatro, anteayer dos, 32 en el último mes, etc.
En economía se pasó del control de precios al desabastecimiento, de la inflación al ajuste brutal de Celestino Rodrigo. En la Universidad se instalaba un “ciencia montonera” que hasta pretendía dirigir las matemáticas “ a favor de la Revolución”. En los salones privados se discutía estrategia de la Revolución: que era mejor ¿ la Guerra Prolongada tipo maoísta, la insurrección urbana tipo leninista o la guerrilla focalizada, tipo Che Guevara? Cuatro cooperativistas comunistas fueron asesinados: “que se jodan por gorilas”, me dijo un amigo.
Ese era el clima: inseguridad mezclada con el entusiasmo juvenil de estar “haciendo la Revolución”, irresponsabilidad, amor a la violencia, desprecio de la “democracia formal”: armar milicias populares, pedía Galimberti, comités de control a los comerciantes “desabastecedores” exigía la Universidad de Buenos Aires.
La muerte de Perón aceleró la descomposición ya que faltaba la Voz del Jefe: ahora era Isabel-López Rega la conducción estratégica del país y sus frutos se pudrieron velozmente.
¿Nos interesa saber algo sobre los más de mil asesinados por el “ala izquierda”, entre 1970 y 1976? ¿O eso es como el Gulag: se sabe que existió, pero mejor no nombrarlo para no “hacerle el juego” al Imperialismo?
¿Queremos saber como actuaba la Triple A?¿Y el sindicalismo?
A nadie en este país parece interesarle “esa” memoria antipática.
Quizás “El secreto de sus ojos” sirva para descorrer el velo y romper el pacto de silencio.

No hay comentarios.:

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!