Se produjo un error en este gadget.

jueves, marzo 26, 2009

El Jardín de Infantes progresista

- Mami, la maestra nos estuvo hablando hoy, sobre política
- Que bien, y que les dijo
- Es muy largo: que en el mundo hay gente muy muy mala que goza explotando a gente muy muy buena. Esa mala gente quiere la libertad – o sea que el gobierno les deje hacer lo que se les ocurra- para poder seguir explotando a la pobre gente: son los neoliberales.
En cambio, desde el campo popular surgen lideres – como Castro o Chavez- que quieren proteger a los buenos y pobres de los malos y ricos. Para eso usan una herramienta- el Estado- y estatizan las empresas de los ricos malos, por lo cual los pobres buenos serán mucho más felices y ricos.
El problema es que los malos ricos van llorando hacia el Imperio- que es el dueño de Hollywood y otros lugares donde se “manipula” la cabeza de millones de personas- y le piden ayuda. Entonces el Pérfido Imperio se pone a acosar al país que se liberó de los ricos y malos. Entonces ese país debe gastar sus millones en armas, para evitar la inminente invasión, el intento de asesinar al Líder, de envenenar las aguas y de arruinar las cosechas. Entonces el Pueblo entero debe armarse en defensa de su Líder y de su Revolución, lo cual acarrea problemas ya que los recursos hay que usarlos en la Defensa y no en la Educación o la Salud. Los niños son entrenados en táctica militar, y los soldados se convierten en las guías del pueblo. El pueblo se hace guerrero, jura Patria o Muerte y se prepara para la invasión
Gracias a esos magníficos esfuerzos, la invasión nunca llega. Pasan décadas y décadas sin invasión norteamericana, por lo cual la disciplina revolucionaria comienza a aflojarse y desgraciadamente empiezan a asomar enfermedades sociales: pesimismo, inconformismo, corrupción, mercado negro. Esas enfermedades deben ser combatidas con la misma fuerza que al Imperio, por lo cual la Policía Secreta comienza a tener cada vez más recursos y poder. Se prohiben las facciones políticas, los clubes, las reuniones, se abre la correspondencia, se impiden los viajes al exterior, las llamadas de larga distancia, el acceso a Internet, la asociación por cualquier motivo, la prensa libre, solo hay un diario y un canal de TV, el único que habla durante horas es el Líder, la tele pasa todos los días discursos y actos de masas eufóricas aclamando al Líder. El Líder pide apoyo en la larga y costosa lucha contra el Imperio y el Enemigo Interior, contra los burgueses, los intelectuales antipueblo, contra los burócratas, los corruptos, los acaparadores, los especuladores, los derrotistas, los troskistas, los neomarxistas, los socialdemocratistas, los liberales, los conservadores, los fascistas, los anarquistas, los democristianos, los campesinos, los industriales, los comerciantes, los universitarios o quien sea.
El pueblo feliz recibe gratis educación y salud y una ración de un kilo de arroz por mes. A cambio de eso resigna libertad de reunión, de expresión, de prensa, de comercio, o sea todas esas libertades burguesas, formales, que solo sirven a los ricos.
Mientras los paises capitalistas se revuelven en crisis interminables, las Patrias Socialistas brillan por su orden, alegría, bienestar, igualdad, pureza revolucionaria, hidalguía deportista y combaten los vicios capitalistas: el humanismo, el romanticismo, la creatividad, la libertad, el individualismo, el acceso libre a la información.
Eso fue los que nos contó la Seño, Mami. Mañana nos prometió una clase sobre la crisis final de la Civilización Occidental y el triunfo de la causa de los desamparados, conducidos por el Islam.

2 comentarios:

José Luis dijo...

Bueno es poco. No sabía si reir o golpearme la cabeza contra el escritorio. ¿Es tuyo?

esteban dijo...

Y..sí, modestamente.

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!