Se produjo un error en este gadget.

sábado, enero 16, 2010

Haiti

Haiti duele. Bajo el horror, solo algunos piratas innobles pueden buscar réditos políticos. Me parece que nadie se atreve a tanto. Me da la impresión de que en estos días se han suspendido las hostilidades y todos, desde Cuba a EEUU, desde China a Venezuela, tratan de ayudar a los sobrevivientes. Haiti, por lo tanto, está más allá de nuestras querellas cotidianas, de nuestras polémicas. Haiti es un límite a nuestra condición humana y pone en cuestión nuestras prioridades. Si la Humanidad se permite la indiferencia, estamos anunciando nuestro final. Solo una Humanidad preocupada, movilizada en ayudar y presionar a gobiernos y ONG a que pongan todos los recursos para aliviar el dolor justifica su existencia. Si no, no vale la pena vivir.

No hay comentarios.:

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!