Se produjo un error en este gadget.

lunes, enero 12, 2009

Israel salvó a 300 militantes de la izquierda argentina entre 1976 y1983



Israel, el demonizado Estado Judío, organizó un operativo secreto de evacuación de judíos argentinos, militantes peronistas y de izquierda, amenazados por el Proceso militar.

Pero de eso no se habla. En cambio, todo periódico de izquierda que se precie, acusará a Israel de haber ayudado a Videla. Es lo que cuadra. Pero quizás esa "ayuda" solo encubría la verdadera operación israelí: salvarle la vida a 300 jóvenes militantes.
Esta realidad oculta- que la izquierda prefiere desconocer- aparece claramente decrita en el siguiente documento.



Israel y la violación de los derechos humanos en

Argentina
(en la base de los archivos del Ministerio del Exterior y del Departamento de
Aliá de la Agencia Judía)
Efraim Zadoff
http://www.mfa.gov.il/desaparecidos/pdfspen/IsraelyArgentina.pdf

El operativo “evacuación”

El operativo “evacuación” se basó en Uruguay y Brasil como países de tránsito. A
pesar de que los participantes en la reunión tenían presente la posibilidad de que
surgiera alguna complicación diplomática con esos países, se resolvió correr el riesgo
sobre la base de los principios “tradicionales y nacionales judíos”.11
Las personas que debían abandonar la Argentina se dividían en dos categorías:
quienes contaban con un pasaporte argentino en vigencia pero no sabían si corrían
algún peligro en los controles de frontera, salían directamente y sin ninguna
intervención de la Agencia Judía o del consulado de Israel.
Distinto era el caso de quienes no poseían pasaporte, dado que el solicitante corría
el riesgo de ser detenido (la emisión de pasaportes estaba a cargo de la Policía
Federal). Los que querían salir del país podían hacerlo a los países limítrofes,
presentando solamente la cédula de identidad. Esas personas pudieron pasar a países limítrofes por sus propios medios, y a veces con la ayuda de israelíes. Allí recibían un documento de viaje provisorio del consulado israelí, para poder llegar a Israel. El cónsul o el embajador y el shalíaj (representante) de la Agencia Judía en Buenos Aires debían aceptar al postulante a evacuación.

El apoyo de la Agencia Judía a los evacuados fue tema de desacuerdo. Los que
viajaban a Israel en carácter de olim jadashim (nuevos inmigrantes), recibían toda la
asistencia acordada, que incluía los gastos de vuelo y de las distintas etapas de
absorción en Israel. Los que no aceptaban viajar en esa condición, ya fuere porque
no estaban seguros de que se quedarían en Israel o porque no aceptaban servir en el
ejército israelí después de un año de estadía, debían viajar con una visa de turista,
corriendo el gasto del pasaje por su cuenta. Surgieron problemas con personas que no
querían asumir anticipadamente obligaciones de inmigración, mas no tenían
posibilidad de cubrir los gastos.
El shalíaj de la Agencia Judía propuso no ayudar económicamente a las personas
que no estaban dispuestos a cumplir con las obligaciones inherentes al país que les
salvaba la vida, pero sus superiores en Jerusalén y algunos funcionarios de la
embajada opinaron que no se debía forzar a las personas en momentos de angustia, y que se debía posibilitar su llegada a Israel con la calma necesaria, que les permitiera decidir su futuro sin la presión del peligro. Su propuesta era que se les otorgase una visa de “inmigrante potencial”, que facilitaría la recepción de ayuda, aunque menor.
Se resolvió de acuerdo con el criterio más flexible, aunque se sabía que para parte de
los evacuados, Israel era sólo un país de tránsito.
Sobre la base de las fuentes consultadas hasta ahora, es difícil apreciar la cantidad
de personas salvadas en el “operativo evacuación”. Los documentos a los que tuvimos acceso contienen una lista de 300 personas durante parte del período aquí tratado, a las que habría que agregar los jóvenes menores de 18 años que fueron atendidos en el marco de la Aliá Juvenil (Aliat Hanóar), así como también las personas que viajaron con pasaporte argentino en vigencia.
La mayoría de los que abandonaron la Argentina lo hicieron en 1976-1978. Ya en
abril de 1976 estaban registrados en la embajada israelí en Montevideo 12 casos de
“evacuación”.
Según los informes de los shlijim de la Agencia Judía y de los funcionarios de la
embajada, el flujo de “evacuados” aminoró desde 1978, aunque continuó hasta
mediados de 1982.

No hay comentarios.:

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!