Se produjo un error en este gadget.

viernes, julio 02, 2010

Que gane el mejor

Sé que lo que voy a decir ahora me granjeará el odio eterno de muchos conciudadanos. Pero este blog no esta hecho para la tribuna argentina. Pretende describir y explicar algunos fenómenos desde mi particular visión. No quiero ganar el aplauso de nadie.
Creo que el fútbol y, en general, todos los deportes colectivos exaltan algunos valores guerreros: agresividad, fortaleza, astucia. La inteligencia, el arte y la sensibilidad no son los valores que predominan entre sus actores y espectadores: los deportes existen para canalizar el ánimo vencedor, el deseo de humillar al contrario y el fetiche de creer que cada gol del equipo es una conquista personal nuestra. Hace poco un hincha rosarino se suicidó por una derrota de su equipo.
Me gusta el futbol espectáculo. Me interesa que “gane el mejor”. Si esto sucede, mi confianza en la racionalidad del mundo aumenta. Odio que ganen los peores, los que aciertan de casualidad.
Desde es punto de vista deseo que en el partido de mañana, Alemania vs. Argentina, gane el mejor. Si es Argentina, bienvenida. Sino, no importa.
El futbol mueve la personalidad infantil: la que no soporta el fracaso, la que solo se exalta en el triunfo, la que quiere gozar ya, la que no puede esperar, la que no acepta críticas, la que no se enmienda.
La Argentina que gane mañana – si gana- es un país infantil. Pero de un chico enfermizo y caprichoso. Un triunfo argentino no representará la realidad del fracaso argentino, servirá para ocultarlo. Prefiero- obviamente- perder en futbol pero ganar en libertad, en responsabilidad, en progreso, en disminución de la pobreza, en aumento de la seguridad.
Ganar mañana, significará de algún modo sustituir el verdadero triunfo de una sociedad por una algarabía infantil. Será festejar nuestro fracaso, bajo la cosmética de que “somo lo mejore del mundo”.
Todos los regímenes totalitarios invierten enormes recursos en el deporte: desde la Alemania nazi de las Olimpiadas de 1938 a la URSS y la Alemania comunista, que se llenaban de medalleros en cada competencia internacional. De que le sirvió a los alemanes del Este tanto oro olímpico.
De qué nos servirá a los argentinos ganar mañana. Esa es mi pregunta

No hay comentarios.:

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!