Se produjo un error en este gadget.

sábado, julio 10, 2010

Las lecciones del Mundial

Ya es tiempo de balance.Es tiempo , ya, de sacar conclusiones sobre lo que ocurrió en el Mundial, especialmente, lo que le ocurrió al equipo de Argentina.

1-Bianchi o Maradona, Civilización o Barbarie titulé un artículo cuando renunció Basile y empezó la búsqueda de sustituto. Todo giraba alrededor de esos dos nombres:

“Argentina, rumbo a su desastre final, acaba de nombrar a Maradona como DT de la Selección. Se desecha a Bianchi – posiblemente el mejor entrenador del mundo- en beneficio del marketing barato, de la fuerza del puro sentimiento, de la movilización de las masas como método.(…)
“O yo no entiendo nada o creo que la falta de disciplina, el capricho, la irreflexión, el amiguismo, la arbitrariedad y el fanatismo del “Diego” harán fracasar miserablemente a la Selección . Los que creen en brujos, estarán contentos. Los que creemos que hay algunas leyes que conforman los procesos humanos y que no pueden ser salteadas sin resultados negativos, estamos de duelo. No por un simple juego deportivo, sino por el carácter simbólico que adquiere este nombramiento: el premio a la falta de voluntad, al amiguismo, al exceso, la enfermedad, la ignorancia, la exageración, la incultura, a la barbarie. Ojalá me equivoque.”

No me equivoqué.

2- La novela del Poder

Apenas se hizo cargo Maradona, comenzó la novela del poder: quién podría nombrar a sus asistentes, el papel de Bilardo y el tironeo sobre Ruggieri. Estaba claro que ya desde el primer momento Maradona iba a ser un Prima Donna, caprichosa y agresiva. Pero esta pequeña novela del poder “micro” se mezcló con la novela “Macro”: la guerra entre el gobierno y el Grupo Clarín, el golpe de estado que le sacó a Torneos y Competencias- de ese grupo mediático- la exclusiva de televisar los partidos de la AFA, y el nacimiento del “futbol para todos” financiado por el Gobierno. Se vio claro que un Gobierno escaso de carisma y pero con mucha Caja, quería salir de la derrota que le infligió el campo- y después, el 70% del electorado- poniendo artillería gruesa: Maradona, futbol para todos, ganar el Mundial, en aras de su Premio Mayor, la reelección en 2011.
Las cosas quedaron muy claras: apoyar a Maradona era apoyar al gobierno; rechazar a Maradona era rechazar al Gobierno. Así, como siempre en las netas divisiones argentinas (Unitarios y Federales, Rosismo y Antirrosismo, Peronistas y Gorilas, River y Boca) no queda margen para la duda, la ambigüedad o la vacilación.

3- La desastrosa Clasificación

Tomó Maradona las riendas del equipo y comenzó a perder partidos o ganarlos sobre equipos débiles como Venezuela. Bolivia cascoteó el arco (6 a 1), se perdió contra Brasil y contra Paraguay . Solo el agónico 1 a 0 en Montrevideo evitó el desastre. Recordemos las equilibradas palabras de Maradona en esa ocasión “Sigan chupandola, que me la chupen, la tienen adentro”. El pronóstico no podía ser más sombrío

4- El cambio de clima

A pesar de todo, la primera ronda en Sudáfrica fue muy auspiciosa para Argentina. Ya puestos a ganar , la locura llegó para quedarse. Dios es Maradona, Maradona es Dios. Los que éramos “anti-M”, nos callamos y tratamos de disfrutar el buen momento. Pero México fue un llamado de atención: ganamos con ayuda del árbitro y de la suerte y mostramos excesivos errores. Alemania parecía un rival demasiado potente. Pero nadie veía al Rey desnudo. Nadie se atrevía a decir “todavía no le ganamos a nadie de primera línea”

5- La Caída

Como siempre, la derrota es implacable porque deja a la luz los errores. El 4 a 0 –uno de los peores resultados que tuvo Argentina en toda la historia de los mundiales- fue el regalo que la pésima conducción de Maradona nos dejó a los argentinos.
Entonces, sí: todos los periodistas se animaron, al fin, a hacer la autopsia (¿por qué no hicieron el diagnóstico antes de deceso?)
Descubrimos que Maradona no tiene la menor idea de estrategia. Que es un excelente motivador- aunque yo lo dudo, pero eso ya es un lugar común- pero se enojó con Riquelme, no convocó a Cambiasso o Zanetti, probó a cien jugadores, no incluyó a Verón en el partido decisivo, etc. Y armó un esquema táctico incomprensible, poniendo a gente incompetente como defensores laterales . Y sobre todo: no dándole una función clara a Messi (“seguí a la pelota”, le dijo)
El martes tuve la suerte de asistir a un charla de Sergio Hernández- DT de la selección de básquet- y escuché ahí la razón de fondo (obviamente Hernández no se refería a Maradona, hablaba de su experiencia): “ Los genios como Ginobili te exigen que les des las pautas estratégicas, que les ayudes a entender el partido. Después ellos van y hacen lo suyo magistralmente. La función del DT es complementaria a la de los jugadores. Por mas genios que sean, necesitan contención, ideas claras”.
Otra “En Atlanta vi como Phelps tenía todo tan planificado que se le evitaba el ir a comer al restaurante, le traían la comida a su cuarto; a tal punto llega la planificación del entrenamiento físico”.
Igual que acá: asado, picadito, falta de estrategia, pero eso sí, mucha “motivación” (la gloria, la camiseta)

6 - Uruguay

Gracias a Dios, existe Uruguay. El paisito siempre fue un mudo contraejemplo, siempre hizo lo que Argentina desechó (seriedad, participación, la mujer vota desde 1910, democracia, República, no caudillismo, no peronismo) y siempre demostró que hay otra forma de hacer las cosas. Alemania 3-Uruguay 2 le debe haber dolido a Maradona y su Corte, más que los cuatro “pepinos” de Alemania. Porque indica que un equipo teóricamente inferior le hizo partido de igual a igual a dos monstruos (Holanda y Alemania) perdiendo por la mínima. Un Maestro dirigiendo- sin sobreactuación, con modestia pero con firmeza- obró el milagro. No hizo falta “motivarlos” a los de Tabarez: hizo falta dirigirlos, plantarlos en cada partido, darles funciones claras y apropiadas a cada uno de los once. No hizo falta tanta novela de poder, no hizo falta que el Presidente meta sus manos, no hizo falta extraños contratos televisivos. Solo, que cada uno cumpla su función eficientemente.Y así lo hicieron.

7- Las lecciones

1- No mezclar política con gestión
2- Ser modestos, no creerse dueños de la verdad
3- Estudiar, ser el primero en estrategias (el DT), y el primero en parar pelotas, en aguantar, en organizar, en lanzar, en meter goles, en armar el medio campo o el ataque a quien le toque.
4- La función del líder es descubrir lo mejor de cada uno y armar la estrategia que coordine a todos, sin querer sobresalir frente a los medios.
5- Basta de esperar todo de un Líder Mágico
6- Basarse en los recursos individuales pero buscar siempre la coordinación
7- No creerse la realidad que uno inventa sino leer la dura y simple realidad
8- El entusiasmo y la motivación son el combustible, pero no alcanza. La estrategia colectiva y la habilidad individual son la clave.
9- Planear, planificar, prever, practicar, entrenar, probar, ensayar, experimentar, trabajar, trabajar.
10- Un poco de suerte, que siempre ayuda…

No hay comentarios.:

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!