Se produjo un error en este gadget.

martes, julio 13, 2010

Inventar a Dios

Alguien dijo que los que no creen en Dios, terminan creyendo en cualquier cosa (la Raza, la Dictadura del Proletariado...)
No creo en Dios. Mi formación racionalista desdeña suponer que existe algo así como un Espíritu con poder para crear átomos, vida, soles. Mucho menos, puedo creer en un Dios local, terrestre, en un Uiverso de miles de millones de galaxias.
Sin embargo, leyendo a Karen Armstrong se me reafirma la certeza de que Dios es una mentira necesaria. Un pretexto para fundar la santidad de la vida. Un escudo protector contra la prepotencia de reyes y dictadores. Una puerta al misterio de la vida y la muerte.
Es muy fácil no creer en Dios...y creer en pequeños ídolos falsos como Maradona o Kirchner. Se dice con total certidumbre "dios es un absurdo" y se vota a los que roban, mienten o prohiben.
Creer en la IDEA de Dios como necesaria implica descreer de los administradores eclesiásticos, de las burocracias religiosas, de las iglesias y sus ornamentos. Dios debería ser una fuente de esperanza, un remanso para cada hombre individual, no la bandera de cruzados y fundamentalistas. Dios no es la Patria, ni el Rey. Dios, una fuente misteriosa de sentido, no puede pertenecer a ningun pueblo, a ninguna lengua.
Dios no existe, pero hay que inventarlo.

No hay comentarios.:

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!