Se produjo un error en este gadget.

lunes, julio 19, 2010

Abajo la Utopía

Otro mito progresista es la “necesidad de la Utopía”, un espacio para imaginar mundos mejores, para planear la felicidad humana, para desterrar el conflicto. Dos citas magistrales:

Las utopías- como la de Campanella o la de Marx- que nos prometen un mundo que une la satisfacción de necesidades, la felicidad y la fraternidad con el progreso han sido posibles sólo gracias a su propia inconsistencia. Las utopías lógicamente coherentes aceptan y elogian un mundo estancado, un mundo falto de variedad, y reducen al ser humano a una mediocridad generalizada e inalterable.(…)
La tentativa de crear con métodos institucionales un régimen social libre de conflictos puede tener éxito en la medida en que el uso de la opresión totalitaria puede impedir que los conflictos se manifiesten. Sin embargo como ninguna tecnología utópica es capaz de enterrar las fuentes de los conflictos, irremediablemente se pone en marcha una gigantesca maquinaria de mentiras que ha de presentar la inevitable derrota como una gran victoria.”
(Leszek Kolakowski)

“El intento utopista de hacer realidad un Estado ideal requiere un gobierno fuerte y centralizado formado por unas pocas personas, que, en consecuencia puede conducir fácilmente a una dictadura. (…) La dificultad está en el hecho de que el autoritarismo debe silenciar toda crítica, de tal modo que al dictador benévolo no le será fácil escuchar las quejas que motivan las medidas que ha tomado. (…) Ahora vemos que el enfoque utopista solo puede salvarse gracias a la creencia en un Estado ideal absoluto e inmutable, junto con otras dos suposiciones, a saber a) que hay métodos racionales para determinar de una vez y para siempre cuál es el ideal, y b) sobre cuales son los mejores medios para su obtención.”
(Karl Popper)

Se observa claramente la coincidencia de ambos análisis: la utopía, los sueños de fraternidad y felicidad no son males per se. Al contrario, hermosas realidades han nacido de sueños que parecían imposibles de cumplir. El problema es el método descomunal que proponen la utopías políticas, desde Robespierre a Mao Tse Tung: una formidable omnipotencia- la creencia que alguien, el Lider, el Partido- tiene el secreto de los fines y de los medios- y la lógica perversa que transforma los sueños utópicos, una vez en el poder, en pesadillas persecutorias, en las que todos lo que se apartan del “ideal” son “enemigos del pueblo” y deben ser eliminados. El componente criminal de estas utopías totalitarias salta a la vista.
No se trata, claro está, del dominio puro de una clase poderosa sobre el conjunto del pueblo- la vieja idea absolutista de los reyes- sino de algo más sutil y letal: las mejores inteligencias, los mejores corazones (escritores, artistas, intelectuales) se entregan a la utopías y sirven de ese modo a los nuevos Zares, unos líderes que se usarán la utopía para desarmar a los críticos.

Cómo reconocer a los utópicos?
Los que hablan del Pueblo, la Clase o la Nación como un todo, no como la suma de individuos libres, sino como colectivos sociales, son los más peligrosos. Ellos, mirando al futuro- como el famoso ícono del Che- decididos, sin ocuparse de detalles nimios, (libertad y otras fruslerías) hablarán de la necesidad de sumar fuerzas para el combate final por el futuro de felicidad que le espera al Pueblo. Sin argumentos, solo con una ambición desmedida de pasar a la Historia, no entienden que la sociedad es algo más complejo que sus deseos, más delicado que cualquiera de sus leyes.

“Esta capacidad justifica la soberbia ilimitada de los que no solo se creen capaces de prever el futuro, sino que, en el fondo, se consideran sus felices propietarios, lo cual les permite tratar el mundo empírico como si en principio no existiera”.(Leszek Kolakowski)


Termina Popper: “ Toda la metodología del utopismo surge, a mi juicio, del hecho de que no nos damos cuenta de que no podemos traer el reino de los Cielos a la Tierra con el mero trazo de la pluma de un dictador, y que debemos darnos por satisfechos si logramos hacer que la vida sea menos terrible y algo menos injusta en cada generación”

Entonces sin remordimientos: ¡abajo la Utopía!

No hay comentarios.:

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!