Se produjo un error en este gadget.

domingo, octubre 11, 2009

Curso on line

Merced al estrepitoso fracaso de mi convocatoria a un curso presencial para leer y analizar textos fundadores de la libertad, cambio de estrategia: en vez de un curso presencial propongo un curso on line.
Para ello se accederá a un blog de acceso restringido, previa comunicacion de su interes de participar. Allí colgaré uno o dos textos por semana para la lectura y comentarios de los participantes.
Para confirmar su interés, deben enviarme un email a estebanlijalad@gmail.com
Transcribo la "carta de presentación" del Curso:

Un viaje por la historia desde el punto de vista liberal


El punto de vista hegeliano-marxista impregna la visión de la historia que todos estudiamos o recibimos indirectamente por parte de intelectuales, profesores o divulgadores. Está asumido casi sin cuestionamientos que es la estructura material la que determina la conciencia, que la historia avanza- inexorablemente- por el desarrollo dialéctico de las contradicciones, que el interés material de las clases sociales dominantes determina el orden social y la formas de percibirlo (la ideología), de que la economía es la infraestructura que sustenta la aventura humana, de que la moral, el Derecho y el Estado son derivados de las relaciones de producción y de que, al final del camino, espera la Revolución, o sea la resolución final de todas las contradicciones, la instauración de un orden humano, sin explotadores, sin Estado, sin opresión, el Reino de la Libertad.
Me propongo exponer otra visión, una visión liberal, entendida como la articulación de una serie de trabajos clave que conformaron durante siglos, ese pensamiento. La visión que intento desarrollar es que esa tradición no nació súbitamente en Inglaterra y Francia, en el siglo XVIII, sino que se entronca con las tradiciones más antiguas, la Torá, el Camino del Tao y otros textos venerables.

La idea es trabajar, leer algunos textos básicos de los siguientes autores

- “Dios”: la Torá, textos de Lao tse y otros de la tradición china: El Cielo y el Tirano

- Ibn Jaldun (siglo XIV): Crítica a la intervención del Sultan en la economía y en los altos impuestos

- La Boetie (Siglo XVI) : El apoyo social al tirano

- Juan de Mariana-(siglo XVI-II): el límite al poder del rey, la defensa de la propiedad y del valor de la moneda

-John Locke (Siglo WVII): Los fundamentos del gobierno liberal

- Adam Smith (Siglo XVIII) : La mano invisible

- Jean Baptiste Say: los abusos del Gobierno Empresario

- Bastiat: La Ley constructivista y expoliadora

- JB Alberdi: La Constitución liberal de 1853. El patriotismo vs. el individualismo

- Lord Acton: El camino de la libertad, una guía para entender 2000 años de historia

- Friederich Hayek. Liberalismo continental y Liberalismo anglosajón. Camino de Servidumbre

- Von Mises: Liberalismo y pobreza

De alguna manera todos estos autores señalaron la existencia de algo previo, preliminar, fundante, imprescriptible, inmodificable, universal, anterior a todo contrato y toda ley, un piso común que iguala a los seres humanos en dignidad y poder, una dignidad que nada y nadie puede violar, ni siquiera el Rey. La Humanidad aparece así como una entidad que no es medio sino fin, que no debe explicaciones a nadie, que se justifica por el solo hecho de ser (humano) : es la base de toda la construcción de un orden social alejado del poder ilimitado del tirano, sea el Rey “por gracia de Dios”, o el Presidente que se cree un iluminado de la “voluntad general”.

(Locke, 1690)
“Es también un estado de igualdad, dentro del cual todo poder y toda jurisdicción son recíprocos, en el que nadie tiene más que otro, puesto que no hay cosa más evidente que el que seres de la misma especie y de idéntico rango, nacidos para participar sin distinción de todas las ventajas de la Naturaleza y para servirse de las mismas facultades, sean también iguales entre ellos, sin subordinación ni sometimiento, a menos que el Señor y Dueño de todos ellos haya colocado, por medio de una clara manifestación de su voluntad, a uno de ellos por encima de los demás, y que le haya conferido, mediante un nombramiento evidente y claro, el derecho indiscutible al poder y a la soberanía.”
(Mariana, 1609)
“Entramos a discutir un problema grave, complejo y embrollado. La cuestión de si la autoridad del rey es mayor que la de toda la comunidad política en la que gobierna [...] En mi opinión, la potestad regia, en cuanto es legítima ha sido establecida por el consentimiento de los ciudadanos”.

Mucho antes
" Samuel repitió todas estas palabras de Yahveh al pueblo que le pedía un rey diciendo: He aquí el fuero del rey que va a reinar sobre vosotros.
Tomará vuestros hijos y los destinará a sus carros y sus caballos y tendrán que correr delante de su carro. Los empleará como jefes de mil y jefes de cincuenta; les hará labrar sus campos, segar su cosecha, fabricar sus armas de guerra y los arreos de sus carros. Tomará vuestras hijas para perfumistas, cocineras y panaderas. Tomará vuestros campos, vuestras viñas y vuestros mejores olivares y se los dará a sus servidores. Tomará el diezmo de vuestros cultivos y vuestras viñas para dárselo a sus eunucos y a sus servidores. Tomará vuestros criados y criadas, y vuestros mejores bueyes y asnos y les hará trabajar para él. Sacará el diezmo de vuestros rebaños y vosotros mismos seréis sus esclavos. Ese día os lamentaréis a causa del rey que os habéis elegido, pero entonces Yahveh no os responderá"



(Le Boetie, 1540)

“ De momento, quisiera tan sólo entender como pueden tantos hombres, tantos pueblos, tantas ciudades, tantas naciones soportar a veces un solo tirano, que no dispone de más poder que el que se le otorga, que no tienen más poder para causar perjuicios que el que se quiera soportar y que no podría hacer daño alguno de no ser que se prefiera sufrir a contradecirlo. Es realmente sorprendente -y, sin embargo, tan corriente que deberíamos más bien deplorarlo que sorprendernos- ver como millones y millones de hombres son miserablemente sometidos y sojuzgados, la cabeza gacha, a un deplorable yugo, no porque se vean obligados por una fuerza mayor, sino, por el contrario, porque están fascinados y, por decirlo así, embrujados por el nombre de uno, al que no debería ni temer (puesto que está solo), ni apreciar (puesto que se muestra para con ellos inhumano y salvaje).

(Bastiat, 1845 )

Por desgracia, es mucho lo que falta para que la ley esté encuadrada dentro de su papel.
Ni siquiera cuando se ha apartado de su misión, lo ha hecho solamente con fines inocuos y defendibles.
Ha hecho algo aún peor: ha procedido en forma contraria a su propia finalidad; ha destruido su propia meta; se ha aplicado a aniquilar aquella justicia que debía hacer reinar, a anular, entre los derechos, aquellos límites que era su misión hacer respetar; ha puesto la fuerza colectiva al servicio de quienes quieran explotar, sin riesgo y sin escrúpulos, la persona, la libertad o la propiedad ajenas; ha convertido la expoliación, para protegerla, en derecho y la legítima defensa en crimen, para castigarla.
¿Cómo se ha llevado a cabo semejante perversión de la ley? ¿Cuáles son sus consecuencias?La ley se ha pervertido bajo la influencia de dos causas muy diferentes: el egoísmo carente de inteligencia y la falsa filantropía”

No hay comentarios.:

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!