Se produjo un error en este gadget.

domingo, febrero 08, 2009

CONTRA EL ANTISEMITISMO


Por Ana Julia Jatar el 6 Feb, 2009

En la noche del viernes (30/1) al sábado (31/1), una banda de unas 15 personas asaltó la sinagoga de nuestros conciudadanos judíos en Maripérez, causó severos destrozos y pintó los muros externos con los usuales insultos. Es esto un evento similar a la “noche de los cristales rotos” en la Alemania nazi. No es la primera señal de un creciente antisemitismo en nuestro país, pero ciertamente la más alarmante.

Nuestros compatriotas judíos han convivido con nosotros durante largos años. El Presidente López Contreras permitió a finales de la década de los 30 del siglo pasado que un grupo de 251 judíos desembarcara de las naves Caribia y Königstein en Puerto Cabello y La Guaira luego de infructuosos intentos de desembarcar en otros puertos de la región. Se les otorgó la nacionalidad venezolana para evitar represalias de parte del Tercer Reich. Ellos y los que habían venido en tiempos anteriores a esta tierra, se integraron al pueblo venezolano como miembros valiosos de la sociedad y contribuyeron a la modernización del país. Muchos de ellos promovieron la incipiente industria, a la ciencia y a la cultura.

Hace apenas diez años, poco después del ascenso de Hugo Chávez a la presidencia de la república, comenzaron a aparecer síntomas del antisemitismo. En ciertos programas del canal del Estado y en órganos de prensa escritos, tales síntomas se hicieron cada vez más evidentes. Especialmente el programa La hojilla de VTV, bajo la conducción de Mario Silva, y el periódico Vea difundieron insinuaciones contra los judíos. Ocurrieron dos “visitas” de órganos de seguridad del Estado al Hebraica, el conjunto escolar y social de la comunidad, con la excusa de que habían recibido noticias que en ese sitio había armas escondidas y se “cocinaban” conspiraciones contra el régimen. El 24 de diciembre de 2005, el Presidente utilizó en un discurso el más antiguo y desgastado slogan antisemita cuando habló de “los que han matado a Cristo y se han apoderado de las riquezas". Frente a la protesta de grandes sectores de la sociedad venezolana, el gobierno trató de desmentir lo dicho, al estilo “Chávez dijo que no dijo lo que dijo". ¿Y quien puede olvidar la sentencia del Embajador en Moscú, dicha en una entrevista con un periódico ruso, de que los judíos habían jugado un papel importante en el “golpe” del 11 de abril de 2002?
Posteriormente, el régimen abandonó la tradicional política de neutralidad en el conflicto palestino, no muy sorprendente dada la amistad entre Chávez y el negador del holocausto Ahmadineyad, para luego expulsar al embajador de Israel y romper las relaciones diplomáticas con ese país.

Nada cambió después que el presidente Chávez recibiera a representantes de la comunidad judía mundial y se comprometiera con los presidentes de Brasil y Argentina a “luchar contra toda expresión de antisemitismo". El manifiesto antisemitismo del régimen les dio a los antijudíos más radicales el “coraje” de lanzarse abiertamente contra la comunidad: los “grafitos” antijudíos en Maracaibo y Caracas, artículos infames en APORREA, la calificación de Israel como “Estado artificial” por el diputado Carolus Wimmer.

Los que firmamos este comunicado nos solidarizamos con nuestros hermanos judíos y hacemos un llamado al pueblo venezolano y al gobierno a enfrentar decididamente las manifestaciones de antisemitismo, en particular, y de violencia impune, en general, vengan de donde vengan.

Caracas, 5 de febrero de 2009

No hay comentarios.:

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!