Se produjo un error en este gadget.

martes, octubre 05, 2010

El anticomunismo torpe

La viejas películas anticomunistas que Holywood supo perpetrar en los 50 y 60 han hecho más por la causa de la Revolución comunista que todos los panfletos que la URSS publicaba con loas al Gran Lider y a su magnifica obra proletaria.
La ridiculización de los agentes comunistas en esos films era tan burda, que los ridículos resultaban ser sus autores. Frente a la torpeza de este arte menor, se alzaba toda la belleza e inteligencia de los intelectuales procomunistas. De tal modo, se daba la paradoja que un régimen que asesinaba, encarcelaba , explotaba manos de obra esclava, invadía Hungría o Checoslovaquia desaparecía del imaginario de los espectadores, y solo emergía la maldad del régimen capitalista: abusos de autoridad, anticomunismo represor, racismo, explotación.
Decir “es un comunista”, con cara de miedo, era el pasaporte directo para lograr la identificación del público con ese, sí, comunista. “Comunista” se transformó en un mote de gloria, en un título de luchador, resistente, patriota, demócrata, solidario, camarada, perseguido. La lucha de la URSS contra el nazismo nos confirmaba a todos de su infinita bondad. Mientras nadie se acordaba del pacto Stalin-Hitler ( que desató las manos del Fuhrer para atacar Polonia y luego Francia), todos recordaban que Churchill alguna vez ponderó a Mussolnini (obviamente para seducirlo y apartarlo de la alianza con Alemania).El bueno entonces resultaba ser Stalin y el malo Churchill. La Historia al revés.
Durante años creíamos que, pese las dificultades, la URSS era el futuro, la liberación del hombre, la paz, la ciencia. Nos habíamos tragado la galletita entera.
Nunca hubo un buena literatura o cine genuinamente anticomunista. Siempre, escribas o directores de cuarta se encargaban de engendrar panfletos anticomunistas, para nuestra risa.
Hasta que aparecieron voces disidentes, que desde las entrañas del comunismo, se atrevían a mostrar con crudeza la realidad de oprobio, represión, corrupción y mentira que campeaba allí. Solyenitzin, Kundera. Ahora, Grossman, quien con arte mayor cuenta desde adentro, no desde Hollywood, la realidad del estalinismo. Relatos dispersos de prisioneros de los gobiernos chino o cubano o polaco fueron apareciendo, pero con poca promoción. Los editores españoles se negaron durante años a publicar Vida y Destino, de Grossman, argumentando que el “tema no interesaba”. Total que, varias generaciones fueron sorprendidas por la caída del muro, al cual, lógicamente imaginaron como resultado de una conspiración de la Cia.
Hoy, decenas de libros de historia o narrativa muestran la realidad que el estúpido cine norteamericano ayudó a velar: el comunismo asesinó a cien millones de personas, utilizó mano de obra esclava, sojuzgó nacionalidades, desterró a pueblos enteros (calmucos, tártaros, alemanes del Volga) a Siberia, invadió paises, inventó conspiraciones judías (“cosmopolitas” las llamaba), incendió templos y quemó libros de Confucio, ahogó el pensamiento libre, desterró el disenso, pactó con el nazismo, militarizó a los obreros soviéticos, colectivizó las pequeñas propiedades campesinas a costo de millones de vidas, mintió, conspiró, volteó gobiernos, creó una literatura y un cine basado en la mentira. Nadie vio eso, nadie escuchó nada. Nadie contó. Somos ignorantes absolutos en lo que se refiere al comunismo, pero conocemos con pelos y señales cada uno de los errores, excesos, abusos o torpezas que Occidente ha cometido en los últimos cien años: para cada hecho hay diez libros, varias películas, decenas de cátedras relatando el horror capitalista. Pero nadie relata el horror comunista. Es de mala onda, es demodé, es de mal gusto.
Basta. Hay suficiente prueba documental para analizar, denunciar, criticar los manejos increíbles del leninismo, del estalinismo, del maoismo, del polpotismo, del castrismo.
Me propongo “hacer campaña” en ese sentido. No temo que me acusen de “anticomunista”, como si eso fuera una mancha.
Soy anticomunista y antinazi y anti-yihadista, los nombres del terror de los últimos cien años.

No hay comentarios.:

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!