Se produjo un error en este gadget.

lunes, enero 10, 2011

La claridad de Pilar Rahola

La entrevista que publiqué hoy en Monologia me vuelve a refrescar la valentía de Pilar Rahola, tal como lo hizo la primera vez que la leí, asombrado, hace un lustro.
"Estar contra Israel es gratis" nos dice. Estar a favor es dificil, es crearse problemas, porque uno tiene que explicar todos y cada uno de los errores de sus distintos gobiernos. Con Israel todo se confunde: no hay Estado y Gobierno separados: todos los gobiernos israelíes, de izquierda o de derecha nacen con el vicio judío: 2,000 años de odio hacia lo judío.Aunque "reconocido" en 1947, sesenta años despues Israel tiene que explicarse todos los días. Nadie cuestiona la existencia de estados criminales, como el Congo o Sudán, y es lógico, porque un Estado NO es su circunstancial Gobierno. Algún día Cuba dejará de ser sinónimo de cárcel y será, en cambio, un pais maravilloso, rodeado de mar, abierto al mundo - como pidió Juan Pablo-.
En cambio Israel tiene un vicio de orígen. Como surgió como respuesta tardía del mundo ante el holocausto judío, se le dio permiso de existir, apenas. Cuando fue atacado por todos sus vecinos, pudo redefinir sus fronteras. De eso nadie se acuerda: ahora se le exige volver a las de 1967. Se le exige no defenderse de los cohetes lanzados desde Gaza. Se le exige no construir asentamientos, se le exige un cuidado exquisito. Frente a las carnicerías balcánicas y africanas, con cientos de miles, millones de víctimas, como dice Pilar, los únicos muertos que le importan a las Naciones Unidas son los palestinos: ni los doscientos mil argelinos masacrados por la Jihad, ni los decenas de miles de iraquies o paquistaníes asesinados por AlQaeda le mueven un pelo a la "opinión pública mundial": lo unico que merece una nota en primera plana es si hay dos palestinos "asesinados por el ejército judío", como suele titularse una noticia así. Jamás se pondrá en contexto esa noticia, jamás se dirá que fue una respuesta defensiva al ataque de las bombas del Hamas. Eso queda para los análisis que nadie lee: lo que queda es el "aberrante crimen contra el pueblo palestino cometido por el estado criminal".
Israel, su Gobierno, no puede estar exento de crítica. Como todo producto humano está lleno de errores, vicios. Un ex-Presidente acaba de ser condenado por el delito de violación, su anterior Primer Ministro renunció por las pruebas de su corrupción. Hay infinitos errores que deben ser denunciados, exactamente como sucede en todos los paieses del mundo, en especial los democráticos, donde existe  una sana libertad de prensa.Pero eso no tiene nada que ver con el odio que despierta la palabra "Israel" entre periodistas, escritores, universitarios de todo el mundo. Lo que destila ese odio a Israel es el viejo odio a los judíos. Un odio que proviene tanto de izquierda como de derecha, de católicos y de islamistas y de ateos. Asesinos de Cristo, usureros, comunistas, capitalistas explotadores son las caracterizaciones habituales. Subhumanos, le decía Hitler.Demasiado inteligentes, retrucan otros. Ateos, demasiado religiosos, etc. En el fondo del antisemtismo viven todos los fantasmas de la ignorancia y del miedo: solo los esclavos pueden ser antijudíos, porque sus amos quedan tranquilos con ese  odio al "otro". Los esclavos que tienen a su enemigo al lado, se construyen un enemigo indefinible, lejano y misterioso, y lo llaman "judío". No puede haber hombres realmente libres que sean antijudíos.

No hay comentarios.:

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!