Se produjo un error en este gadget.

martes, septiembre 07, 2010

El antisemitismo más virulento: la alianza Islam-izquierda antijudía

Los nazis no existen. No hay la más mínima posibilidad de que los grupúsculos neonazis - algunos partidos de extrema derecha de Europa, los Skin Heads, algunos nostálgicos de las SS- lleguen a posiciones de poder en ningún lugar del mundo.
El énfasis en la literatura y cine "antinazi" es una lucha contra molinos de viento, No existe ese enemigo.
Pero hay, sí, otro mucho más letal y con mucho más poder: la alianza espúrea entre extrema izquierda e islamismo: Castro, Chávez, Evo, los ayatolás, el Hisbolá, el Hamas: todas estas son realidades de poder, de devastador poder.
Esta semana, no Ahmadineyad- un presidente circunstancial- sino el mismísimo Ayatola Komenei afirmó que el Holocausto es una "superstición occidental". Esta semana el senil Fidel Castro alertó al mundo sobre los siniestros planes de Israel para arrasar a Irán con bombas. Esta semana está en vilo la suerte de una mujer iraní que será lapidada por adulterio. La Revolución iraní ejecutó a más de 400 homosexuales desde 1979, junto a drogadictos, adúlteros y "ofensores de Alá".En total unos 15,000 iranies fueron legalmente asesinados por los ayatolas.
Pero seguimos indignados y protestando contra los ridiculos miembros del White Power...
Es gracioso que el Papa de los chiitas hable de supersiticion. Dice la Wikipedia:

El duodécimo imam, o Mahdi, desapareció y una parte de la comunidad consideró que se había ocultado por medios sobrenaturales pero que seguiría vivo hasta su regreso al final de los tiempos, con lo cual no podía sucederle nadie. Así pusieron fin a la cuestión, lo que permitió un acatamiento formal del poder político imperante. Los chiíes que creyeron en esa ocultación fueron llamados en lo sucesivo septimanos (por el número del imam desaparecido) o ismailíes (por el nombre del imam, Ismail). El resto de la comunidad, mayoritario, consideró muerto a Ismail y siguió reconociendo como imames a sus descendientes, razón por la cual fueron llamados imamíes. Sin embargo, acabaron reconociendo su propio fenómeno de ocultación: el duodécimo imam, según la creencia de este grupo, se escapó de la cárcel por medios sobrenaturales y desapareció en el año 874. A los imamíes se les llamará desde entonces también duodecimanos. La existencia del Imam Oculto da una fuerte dimensión esotérica al chiismo.

O sea, la superstición (creer que alguien se ha ocultado y sigue vivo en una cueva desde hace 12 siglos, esperando su momento), la "dimensión esotérica" del chiismo, es la sustancia misma de esa secta. Su Ayatola aun cree que el Imam Oculto aun sigue vivo, pero descree del Holocausto (cuyos testigos y sobrevivientes aun estan vivos y dejan testimonio). Vaya superstición.

La ceguera de la izquierda antioccidental y antisemita justifica la alianza con el reaccionario islam chiita.Todo vale.

Ese es el enemigo, no los absurdos nazis de opereta que cineastas y escritores siguen aún levantando como "enemigos de la Humanidad".

No hay comentarios.:

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!