Se produjo un error en este gadget.

lunes, abril 28, 2008

Una batalla por la gloria

Imagino que ustedes, señores de la ciudad, gente leída, sabrán que la batalla de Salta, en la que yo participé como tropa no fue una batalla que estuviera en los libros de arte militar. Si no hubiera existido un patriota gauchazo como don José Apolinario “Chocolate” Saravia las cosas hubieran estado muy difíciles para el Ejército del Norte. Es que el general godo, Tristán, había fortificado las alturas del Portezuelo con lo cual era casi imposible avanzar sobre la ciudad
Pero hay cosas que no están en los libros de técnica militar. Por ejemplo que la gente del lugar sabe mucho más que los mapas oficiales. Apolinario Saravia había nacido en esos valles y conocía cada senda y cada peñasco.
Así que le hizo saber a don Manuel Belgrano que había una vieja senda que bordeaba los cerros del Portezuelo y que accedía a la planicie de Chachapoyas la cual desembocaba al norte de la ciudad de Salta. Agarraríamos a los godos de sorpresa por el norte , cuando ellos nos esperaban por el sur!
El General reconoció la senda y ordenó la operación.
Fue de noche y bajo un aguacero que casi no se recordaba. Hubo que pasar decenas de carretas cargadas por estrechos senderos, que chorreaban barro. Pero había algo que nos movía de adentro, che. Yo no puedo explicarlo pero tenía que ver con el Juramento que le habíamos hecho a la divisa azul y blanca días atrás, a la confianza que le teníamos al General, hombre enfermo pero decidido a pelear por la patria a pesar de sus toses, y a que sabíamos que los godos no nos esperaban a sus espaldas. Pero por sobre todo queríamos entrar en la Historia de una nación nueva.
Supe después, que por la tarde, el “Chocolate” Saravia se disfrazó de indio acarreador de leña y marchó solito a Salta para hacer inteligencia: supo relatar a su vuelta cómo estaban distribuidas las columnas del General Tristán, qué cantidad aproximada de batería tenían y donde estaban colocadas las piezas de artillería.
Al fin, llegamos al campo de Castañares. Se supo que cuando le fueron al general godo con la noticia, no la quiso creer. “Habrán oído unos pájaros” dicen que comentó. ¿Por qué será que los jefes no pueden reconocer la realidad cuando le es adversa?
Las cosas, en verdad, no comenzaron muy bien. Los españoles habían puesto con precisión sus cañones y nos hacían estragos en el ala izquierda. El combate estaba trabado.
Yo participaba del batallón comandado por Dorrego. Cuando hirieron grave a Díaz Vélez , Don Manuel Dorrego se hizo cargo del ala derecha.“Vaya y lléveselos por delante” le había ordenado Belgrano. Y así lo hicimos, caray! Cómo disfrutamos del embate, cómo cedió el ala izquierda goda y cómo entraron en fuga los cabrones realistas! Entramos a la ciudad a los tiros. Dorrego, Pico, Superí, Zelaya , Forest fueron los jefes que entraron primero a Salta, resueltos pero sin excederse: teníamos órdenes muy claras en ese sentido.
Al fín, se oyeron las campanas de la Merced: la rendición española.

En mi vida olvidaré la lección que nos dio Belgrano. Le ofreció una paz honorable a Tristán. Previo juramento de que jamás volverían a alzarse en armas contra las Provincias Unidas, ordenó que el ejército español abandone la ciudad con honores y solo unos kilometros más allá, entregue sus pertrechos. El General, además, se negó a que Tristán le rindiera sus armas y en cambio, lo abrazó ante ambos ejércitos. Luego, sobre la fosa de los centenares de muertos puso una placa que rezaba: “A los vencedores y a los vencidos”.
Creo que esa fue la ultima vez que en nuestra patria se luchó con tanta dignidad y respeto. No me hagan relatar el resto de los años que pasé en nuestras guerras civiles. Era como si de la Historia, hubiéramos descendido a las páginas de sucesos policiales, del respeto por el enemigo y el abrazo en la victoria, al deguello por traición, a matar al hermano, sin saber ni por qué ni para qué. Pero eso es harina de otro costal. ¿Quien me quita haber estado en la Gloria?

2 comentarios:

Natura - Medio Ambiental dijo...

kpladuNatura - Medio Felicidades por el sitio, es muy interesante y distraído. Saludos desde Natura - Medio Ambiental en http://sine-die.blogspot.com . Quisiera intercambiar enlaces entre nuestros sitios. Saludos Jorge Rial (jrial.chaco@gmail.com)

esteban dijo...

Gracias Jorge, estuve visitando tu sitio. Como sabras no creo en el ecologismo, aunque si en la ecologóia como ciencia. El Ecologismo es el nuevo catecismo, muerto el marxismo, con el cual nos convocan nuevamente a la revolucion "verde", a dejar de invertir en industria, a postergar a Africa, a asustarnos con el calentamiento global (que esta demostrado que es muy leve y que no depende de la actividad humana) etc- Sin embargo veo que no caes en los lugares comunes del ecologismo, sino que pones noticias sobre la tematica ambiental de un modo...light, sin demasiada bambolla politica.
De cualquier modo yo estoy linkeado con "mitos y Fradues de la Ecologá", que invito a visitar, pero me tomare un tiempo para decidir si pongo un link hacia tu sitio. Gracias de cualquier modo por tu visita.

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!