Se produjo un error en este gadget.

martes, junio 26, 2007

DARFUR

En una reunión en París, representantes de las grandes potencias mundiales y organizaciones internacionales prometieron ayer multiplicar sus esfuerzos para desplegar una fuerza de mantenimiento de paz en Darfur, en un intento por poner fin a la crisis que ya dejó en esa región de Sudán más de 200.000 muertos y 2,5 millones de desplazados en algo más de tres años.

Insisto: Darfur es el ejemplo más dramático de olvido por parte del progresismo mundial.

Jamás una sola manifestación fue organizada por antiglobalizadores, pacifistas, ecologistas, defensores de derechos humanos, partidos de izquierda, partidos socialistas, progresistas, humanistas, para exigir al gobierno de Sudán el cese de la carnicería.

Jamás la iglesia , el socialcristianismo, la socialdemocracia, el partido comunista chino, el norcoreano, jamás los bienpensantes intelectuales del tipo Chomsky, Saramago o Pinker han insinuado siquiera, la más mínima preocupación por el genocidio del pueblo de Darfur, a manos del gobierno islámico de Sudán, por intermedio de sus escuadrones de la muerte conocidos como “milicias janjawids”.

Nunca la ONU y su comisión de derechos humanos han insinuado la más leve preocupación por la masacre de 200.000 personas desde 2003. Esta guerra oculta ha costado tantas vidas como la hiperinformada guerra de Irak.

El problema de los negros de Darfur es que los que llevan adelante los esfuerzos para condenar al régimen de Sudan y obligarlo a la paz se llaman Condoleeza Rice y George Bush. Sabemos que todo lo que hace o dice el Imperio es el mal o es mentira. Por lo tanto ni vale la pena informarse sobre qué sucede en Sudan, ya que seguramente una cortina de humo levantada por el Imperio diabólico.

Así las cosas, afortunadamente el nuevo canciller francés, Kouchner - un incansable luchador por los derechos humanos- se ha hecho cargo del tema y está forzando a que Europa se decida a mirar hacia Sudan y a sancionar a su gobierno fanático.

Esperemos al fin que los bienpensantes se atrevan a sacarse el parche que tienen en su ojo tercermundista y den una lección de ética y humanismo condenando a Sudán. Dudo que lo hagan.

2 comentarios:

Eugenio Palopoli dijo...

Hace unos meses hice una entrada en mi blog acerca de este drama, y lo comparaba con las ridículas pretensiones de nuestros progres de estar buscando genocidios en la Argentina por todas partes. No sorprende que nadie diga nada acerca de Darfur: no se les puede echar la culpa a los malos de siempre.
Después de leer "La obsesión antiamericana" de JF Revel (libro genial con el que aún discrepo en algunos puntos) y de observar el ascenso irrefrenable de Hamas, me empiezo a preguntar si no tendrá razón Huntington. Espero que no haya que llegar a tanto.

esteban dijo...

Hay muertos que valen la pena y muertos...ignotos. Los muertos por el imperialimo se cotizan veinte veces más que los muertos por guerras tribales, por guerras santas o por dictadores africanos.

( pasame la direccion de tu blog)
Gracias

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!