Se produjo un error en este gadget.

sábado, agosto 27, 2011

El Terror revolucionario




Si la virtud constituye el motor principal del Gobierno popular en tiempos de paz, en época de Revolución se hace necesario recurrir a ésta y al terror. Éste resulta fatal sin la virtud, que a su vez se halla impotente sin él. El terror no es otra cosa que justicia expeditiva, severa e inflexible, y, además emana de la virtud
Maximilian de Robespierre

El casamiento entre virtud y terror fue obra de este hombre, Robespierre, quien se convirtió así en el padre del terror revolucionario. La justificación de los crímenes de la virtud fue el argumento que utilizaron tácita o explícitamente los lideres revolucionarios desde Lenin y Stalin hasta Mao Tse Tung o Pol Pot.
El terror sin virtud es propio de los reaccionarios, del Anciene Regime, de las oligarquías tradicionales. La virtud sin terror es la impotencia de los mencheviques, de los blandos socialdemócratas a los que el “humanismo burgués” los inhabilita para conducir con firmeza la Revolución, que no es otra cosa que la implantación de la virtud por medio del terror.
Justificado así el terror, se procede en consecuencia, sin culpa, sin remordimientos, a ejecutar a compañeros de ruta acusados, de pronto, como conspiradores al servicio de la Reacción. Asesinar a 250,000 campesinos de La Vendee no requiere demasiada  justificación: se trataba de vulgares contrarrevolucionarios dirigidos por nobles y sacerdotes.

Todo bandido armado o culpable de haber tomado en algún momento las armas habrá de morir a la bayoneta, y deberá procederse de igual manera  con mujeres y niños (…) Tampoco debe respetarse la vida de quienes sean, sin más, sospechosos. No deberá quedar sin incendiar aldea, asentamiento ni erial susceptibles de ser quemados” (Instrucciones del gobierno francés en la guerra contra el Ejercito Realista y Católico de La Vendée)

“Vimos soldados republicanos violar mujeres rebeldes sobre las piedras apiladas a los lados de las carreteras, y después matarlas, a tiros o cuchilladas, cuando soltaban las armas. Otros llevaban niños de pecho en las bayonetas, o en picas en las que habían ensartado también, de una misma arremetida, a la madre”( Joseph-Marie Liquinio, representante del Gobierno Republicano en La Vendée)

Se describe así,  sin pudor, la masacre de los campesinos rebeldes, porque ellos son por naturaleza los enemigos de la Revolución, así como los aristócratas.
Stalin fue muy explicito al afirmar en su presentación del Plan Quinquenal de 1930-34 que  “el Comité Central plantea la cuestión del tránsito de la política de limitación de los kulaks a la política de liquidación de los kulaks”.
La “liquidación”, explícitamente ordenada por Stalin costó unos siete millones de campesinos ucranianos muertos por hambre. Mao hablaba explícitamente de aplicar la pena de muerte a cerca del 1% de la población china (unos 7 millones de personas, murieron diez veces más)
El problema reside en el Terror aplicado al interior del movimiento revolucionario: cómo justificar la guillotina para Danton y miles de girondinos, ultrarradicales, federalistas, indulgentes, cordeliers, etc. Cómo “vender” los Procesos de Moscú , que liquidaron a toda la vieja guardia leninista.
Es la violencia interna, en el seno del movimiento revolucionario, la que inventó Robespierre y aplicaron con tanto fervor Stalin o Mao durante su Revolución Cultural.
Cuando es difícil justificar la ejecución o la cárcel de compañeros (pienso en Castro deshaciéndose de Camilo Cienfuegos y de Heber Mattos) es necesario doblar la apuesta y afirmar de forma creíble que esos “compañeros” se habían vendido a la conspiración de los reaccionarios, sin mayores pruebas.
En el juicio a Danton y otros, ante la ausencia de pruebas de conspiración se resolvió declarar a los procesados “alzados contra el Tribunal”, expulsarlos de la sala y se  autorizó la continuación del juicio sin la presencia de los acusados. Siempre hay algún procedimiento que pueda justificar el abuso.
Hay que estudiar la Revolución Francesa, de cómo un hermoso sueño de libertad se transformó en un par de años en un monstruoso animal sediento de sangre. Su sombra llega hasta nuestros días: la Virtud aliada con el Terror.


No hay comentarios.:

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!