Se produjo un error en este gadget.

martes, agosto 09, 2011

Depresión

Estoy deprimido, cosa que no debe interesarle a los escasos visitantes de Monología. No vienen aquí a enterarse de infortunios personales, sino para encontrar alguna idea o noticia interesante, que valga la pena leer.
Estoy deprimido, atacado simultaneamente por la diabetes, la psoriasis y el reuma.Enfermedades todas "autoinmunes", es decir autoprovocadas por el cuerpo contra sí mismo. Enfermedades que no son producto del tabaco, el sedentarismo o la mala alimentación. No es la "mala vida" la que las produce, sino un extraño rencor del cuerpo contra sí mismo.
Lo extraño es que lo que sucede en el mundo-la violencia en Londres, en Chile, la caida de mercados, los "indignados", etc.-  tambien me parece una efermedad "autoinmune": pareciera que el mundo se solaza con la caida del capitalismo y aplaude gozozo la entrada en el más espantoso y temible intervencionismo estatal.
Hoy veía en un documental las increibles imagenes de la caida del muro de Berlin y me sorprendí llorando. Esto acaba de suceder y nadie lo recuerda. En vez de cantar a esa increible liberacion de 1989, nuestros artistas de "protesta", cantan a los marginados por el cruel sistema capitalista, ese al que los berlineses con lagrimas en los ojos, al fin consiguieron arribar en esas jornadas. Cantan a los "clandestinos", a los migrantes, a los pobres.Pero ni una palabra a los que huyen de las dictaduras comunistas. Eso es de mal gusto, algo reaccionario.Los pobres mexicanos no escapan de Estador Unidos: quieren encontrar un lugar en ese estado capitalista. Extraño.
Los estudiantes chilenos protestan masivamente, como si quisieran que su pais se hermane con los fracasados populismos latinoamericanos, como si quisieran ser Venezuela o Ecuador. Son enfermedades autoinmunes, o sea inexplicables, sin causa externa que las explique.

La carrera parece ser por exigir la gratuidad de todo: salud, esducacion, vivienda, comida, transporte, vestido, entretenimiento. Todo debería ser gratis en la Utopia de los indignados. El problema es que NADA es gratis, todo cuesta: un kilo de arroz o de chips cuesta materia prima, transporte, experiencia acumulada, trabajo.¿ Quien pagara por ese kilo de arroz?

La Utopía, nuevamente, coquetea con el desastre. La ignorancia de los intelectuales está llegando a niveles sin precedentes: los señores de barba cana incitan a las multitudes, nuevamente, a exigir todo a cambio de nada."Seamos realistas, pidamos lo imposible" cantaban esos señores en su juventud.
"Ganarás el pan con el sudor de tu frente" parece una consigna capitalista , pero está en la Torah, escrita hace milenios. Es la verdad simple de que nada es gratis, que todo exige trabajo, dedicación, esfuerzo.Tan simple como eso.
La demagogia socialpopulista propone sacarle a los ricos para darle a los pobres. Su problema es cómo hacer que los ricos sigan produciendo riqueza- para "redistribuirla"- y no se suiciden en masa- como en China hacia 1950-. Como hacerlos trabajar y despues robarles, sin que se escapen o suiciden. Como ahogar, pero no matar, a la gallina de los huevos de oro. Hace doscientos añso que buscan la fórmula, pero aun no la han encontrado.No la van a encontrar nunca.
Termino con unas palabras de Ayn Rand, esa judía rusa emigrada a EEUU:
" No existe , por supuesto, tal cosa como un "excedente social". Toda riqueza es producida por alguien y le pertenece a alguien. Y la virtud especial que le permitió al capitalismo dejar atras a todos los sistemas económicos previos fue la libertad, que llevó, no a la expropiación sino a la creación de riqueza"
Libertad, de eso se trata.

7 comentarios:

Orlando Tambosi dijo...

Caríssimo Esteban,

lamento as doenças que estás enfrentando (enfrentar, sim, é o termo correto).
Quanto aos males do mundo, concordo plenamente. Gerações que viveram sob o relativismo e as doutrinas politicamente corretas protestam sem saber o objetivo. Mera utopia, como você bem disse.

Embora ocasionem apenas ditaduras, as utopias, de volta em volta, retornam.

Um grande abraço

esteban dijo...

Gracias Orlando. Espero algun día viajar a Florianapolis- estuve alli, playa de los ingleses- y animarme a visitarte...

Orlando Tambosi dijo...

Serás bem recebido, Esteban.
Também já estive em Buenos Aires, belíssima cidade.
As considerações, de lado a lado, deixemos para uma conversa....

Maria do Espírito Santo dijo...

Sem depressão, gordito, sem depressão, por favor.

Eu também sou diabética e sei que não é fácil enfrentar um organismo criador de rancores contra si próprio, mas vamos lá! Nada de entregar os pontos!

Acho que nós portadores de doenças auto-imunes somos meio metidos a Atlas: temos mania de carregar o mundo nas costas até que um dia o corpo diz basta. É compreensível, não é mesmo?

Espero que você venha ao Brasil e não só a Florianópolis como também a Belo Horizonte.

Um grande abraço e bola pra frente!

esteban dijo...

Gracias a ambos. Creo que si, uno carga en el cuerpo con el dolor del Mundo, hasta que (el cuerpo) dice basta! Espero verlos algun día, saludos
E

José Luis dijo...

Esteban, excelente post, más allá de lo gris del estado de ánimo. Todo pasa, Esteban.

Me tomé la libertad de poner una cita de este post en El Opinador Compulsivo; nombrando fuente, por supuesto.

Un abrazo,
JL

esteban dijo...

Gracias José Luis (cambiaste la foto...) A veces creo que Monología esta muerto, pero por suerte hay amigos virtuales que comentan, abrazo (cuidado a quien votas el dominigo!)

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!