Se produjo un error en este gadget.

lunes, noviembre 28, 2011

Qué trabajo!

Que trabajo! Yo, modestamente, trato de analizar, discutir y , eventualmente, rebatir las propuestas del pensamiento unico anticapitalista, antiliberal, nacionalista y "populista". Es mucho trabajo! Hoy mismo, por ejemplo, tendría que leer y analizar el articulo de opinión de Clarin, firmado por Ulrich Beck, e intitulado "La democracia no puede quedar sometida a una economia salvaje", cuyo largo titulo ya lo dice todo. Habrá que leerlo. Hoy mismo hay noticias sobre un Instituto de Historia Revisionista que impulsa el Gobierno: con fondos públicos escucharemos, una vez más, que Sarmiento era un represor, Alberdi un liberal insoportable, Roca un genocida y Rosas, todo lo contrario.Figurita repetida desde Palacio, Rosa, etc. A veces me da ganas de largar todo y dedicarme a leer a Borges y escribir mis agustias personales.
El Instituto se llama "Instituto Nacional de Doctrina Histórica" . Un título...fascistón no? Eso de "Doctrina", ¿que tiene que ver con la investigación de la Historia, objetiva y científica? Nada. No se trata de investigar, sino de de inculcar "Doctrina Nacional" , a la manera de los fascismos y los comunismos. La Historia es, para ellos, una rama más de la política, un campo donde el pensamiento "nacional" debe librar batallas contra el pensamiento "oligarquico" . Un lugar en el que desarrollar la  "Batalla Cultural" que desde 2009 el Kirchnerismo se ha planteado como estrategia. Lo primero que hizo Kirchner, a los pocos días de perder las elecciones de 2009 fue reunirse con los intelectuales orgánicos de "Carta Abierta" para plantear cómo construir un nuevo discurso, que logre convencer a los electores. A partir de allí comenzó la ofensiva cultural, que incluyó nuevos medios de comunicación, programas como 678, ofensiva contra el Grupo Clarin, un Telam para "perdiodistas militantes", la gran fiesta del Bicentenario, Tecnópolis, etc. No le ha ido mal. Están entusiasmados y dispuestos a "ir por todo", incluyendo la verdad, esa elusiva realidad. Usaran la Historia, una vez más, como campo de argumentación política, no como fuente de verdades- relativas, pero verdades al fin- para entender nuestra identidad.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

En realidad se llama Instituto Nacional de Revisionismo Histórico Argentino e Iberoamericano "Manuel Dorrego". El nombre fascistón de "Instituto Nacional de Doctrina Histórica" se lo puso Beatriz Sarlo en una nota, dando otra triste muestra de su decadencia.

esteban dijo...

Es verdad, se trató de una ironía de Sarlo. De cualquier modo, escuchando a Pacho esta claro que se trata de una institucion OFICIAL dedicada a la apología del Revisionismo, producto de los nazionalistas de la decada del 30.Un desatino.

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!