Se produjo un error en este gadget.

lunes, octubre 06, 2008

El Papa pide volver al trueque

Y vivir hasta los cuarenta años, como en el siglo XII.

El Papa Benedicto XVI dijo hoy que la crisis financiera global demuestra la futilidad del éxito y del dinero, y que la fé en Dios triunfa sobre la vida destinada a la búsqueda de la riqueza material.

El Papa intervino en la apertura de un sínodo de obispos de todo el mundo, que se desarrolla en el Vaticano, en torno al tema de "la palabra de Dios". Durante su mensaje, el Pontífice improvisó una reflexión sobre la crisis financiera. "Ahora estamos viendo, con el hundimiento de los grandes bancos, que el dinero desaparece, que no es nada; se trata de una realidad de segundo orden".

En otro tramo de su mensaje, el Papa afirmó que "la Palabra de Dios, más que toda otra palabra, es el fundamento de todo, es decir, de la auténtica realidad; uno se equivoca si piensa que la materia, las cosas sólidas que podemos tocar, son la realidad más segura".

El Papa utilizó una metáfora bíblica y expresó que las personas que ignoraron la palabra de Dios para buscar riquezas construyeron sus hogares sobre arena en lugar de hacerlo sobre una fundación sólida de la fe. (Reuters-AFP-NA)


La alianza estratégica entre los reaccionarios y los revolucionarios sigue funcionando a pleno contra la libertad de mercado y la ambición de salir de la pobreza: la riqueza es mala, nos dicen al unísono Fidel y Benedicto.
Así estamos.

Dice Rubén Zorrilla ("Principios y leyes de la Sociología", EMECE,1992)



Capitalismo


Es un sistema económico fundado en la propiedad privada y el funcionamiento del mercado. Sólo aparece cuando se consolida institucionalmente la propiedad privada de los medios de producción —de modo que las arbitrariedades del poder político se hallan limitadas— y los distintos mercados han alcanzado a destruir o arrinconar otros sistemas económicos con los que históricamente pueden coexistir. Cuando la propiedad está sujeta a los embates de los guerreros, el rey, faraón, emperador, o dictador, y otras fuer-as culturalmente organizadas de base tradicional, o se halla lesionada por privilegios políticos o estamentales (tal como sucede en las sociedades aristocráticas, o, en un contexto en modernización, en diversos populismos), las virtualidades dinámicas del mercado se verán gravemente afectadas y existirán sólo semillas de capitalismo, en el escenario de sistemas patrimoniales, feudales o socialistas. En el mejor de los casos, se conformarán sistemas económicos mixtos, con proporción variable del sector del mercado. Es lo que ocurrió espontáneamente en el Occidente europeo, especialmente a partir de alrededor del siglo XIII. Hacia la época del Renacimiento, el contexto feudoburgués es quebrado por la aparición —sin duda precaria— de los primeros grandes centros del capitalismo primitivo: el norte de Italia y Flandes, unidos por las florecientes ciudades del hansa germánica emplazadas en los bordes del Rhin.
El capitalismo está causalmente conectado con la sociedad de alta complejidad (multitud de variadas y crecientes intermediaciones) y el desarrollo del pluralismo religioso, artístico y político. Este último rasgo es inevitable: al crear múltiples poderes económicos y sociales externos al Estado, para cuyo surgimiento no son necesarios privilegios de cuna (estamentales o de casta), al punto de que el éxito queda librado a las fuerzas ciegas y azarosas del mercado (por lo menos en una gran proporción), se constituyen sectores, círculos y partidos que exigen participar y que forman una extensa y espesa madeja social cuyas orientaciones deben consensuarse. Aquí surge la democracia limitada.

No hay comentarios.:

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!