Se produjo un error en este gadget.

lunes, octubre 06, 2008

Ataque patotero en el corte del Río Uruguay

Brutal y salvaje agresión recibió Ingeniero argentino en el piquete de arroyo Verde

"Quiero pedirle perdón al pueblo uruguayo, esto no es lo que siente mi pueblo" expresó a La FRAYBENTINA el Ingeniero Sebastián F Beláustegui, ciudadano argentino que pretendía cruzar con su esposa por el piquete de arroyo Verde, para retornar a Buenos Aires por razones laborales.

El Ingeniero, luego de una acalorada discusión fue agredido con un palo en la cabeza lo que le provocó lesiones, traumatismos y mareos, demorando en asistirlo una ambulancia más de dos horas.

Todo bajo la atenta mirada de Gendarmería Argentina que solo le tomó la denuncia.

"Somos argentinos, estamos desde hace unos días en Uruguay y nos han tratado maravillosamente bien, cuando llegamos al corte había una barrera agresiva, pedimos paso, nos niegan poder pasar, nos prohíben el tránsito. Le pido a la persona que lo hace que se identifique, le doy mi nombre, pero la persona se negó a identificarse"

"Estuve filmando en todo momento la situación, el hombre que discutía y no nos dejaba pasar, ingresa a un local de donde salen dos muchachos, me tiran manotones a la cámara para no dejarme filmar, mientras seguimos discutiendo".

"En ese momento me traban el auto por delante y por atrás con unos puntales para no dejarme movilizar, yo tomo uno de esos puntales y lo tiro al escardillo para un lado de la ruta y ahí me pegan con un palo en la cabeza".

"Me sentí mareado y convulsionado, lleno de sangre, herido, pero ustedes pueden ver mis manos, no tengo heridas, no respondí a la brutal agresión, lo único que atiné, fue a tomar a uno de ellos de su saco y limpiarme la sangre, para marcarlo".

"Estaban presentes autoridades de Gendarmería argentina y pidieron una ambulancia que demoró dos horas en llegar".

"El médico dijo que necesitaba asistencia médica pero no podía dejar mi vehículo tirado en la ruta, nadie me daba garantís por él y no me dejaron pasar para poder asistirme en un hospital".

La esposa del ingeniero dijo "lo atendió el médico, tiene un traumatismo y una herida que necesita sutura, pero nosotros queremos retornar a nuestro país, y lo tenemos que hacer ahora por Colón, además él en estas condiciones no puede manejar"

"En el corte mientras venía la ambulancia para atenderme sentí mareos y náuseas, tengo un traumatismo" dice con evidentes muestras de dolor y cansancio.

El profesional afirma que pude identificar a las personas "que no me dejaron pasar y también a la persona que me agredió con el palo en la cabeza, además tengo la discusión toda filmada y a las personas que participaron también".

Siente que este impedimento por el que pasó y esta agresión es salvaje "tengo derecho a transitar y circular por las rutas de mi país, solo quise ejercer mi derecho como argentino"

"La Justicia Federal no se hizo presente, solicité la presencia judicial y no estaba la fiscal que estaba de guardia, tampoco estaba la secretaria, solamente Gendarmería Argentina que estaba en el lugar me tomó la denuncia"

"Como argentino siento una enorme vergüenza, esto no es para nada la sociedad argentina, no representan para nada el sentir de los ciudadanos de nuestro país, nuestra sociedad no está de acuerdo con esta gente"

"A mí el tema de Botnia no me compete, podrán tener ellos todas sus razones, pero yo tengo derecho a transitar por las rutas de mi país"

Personal del Consulado Argentino en nuestra ciudad que volvían del piquete de arroyo Verde porque otro ciudadano debió de pasar caminando hacia su país, se encontraron con el Ingeniero Beláustegui en el Paso de Frontera.

La Cónsul Interina María Teresa Freddolino y la Agregada Administrativa del Consulado María Cecilia Gelis, interrogaron al ciudadano sobre lo sucedido ofreciéndole asistencia médica en nuestra ciudad.

"No tengo dinero para hacerme atender, tengo que seguir viajando, estoy herido, agredido, no había nadie de la justicia de mi país que me diera garantías para poder cruzar, y Gendarmería me atendió muy bien pero fui salvajemente agredido con un palo en la cabeza"

El ciudadano podría haber fallecido en arroyo Verde, la agresión fue brutal y cobarde, eran unas pocas personas unas 4 personas mayores y 3 muchachones, agrediendo a un profesional que lo único que pretendía era retornar a su país por el camino más corto.

"Que se permita esta violencia es inadmisible, tenemos derecho a transitar libremente por las rutas de nuestro país" sostenía el ciudadano con la cabeza envuelta en vendas y sus ropas manchadas de sangre.


Fuente: Alejandro Villaverde

1 comentario:

José Luis dijo...

Están todos locos. Desesperante el relato del tipo buscando a alguien, a algún representante de la justicia que aunque sea tomara nota de lo que había pasado. Así andamos. Estos salvajes de los K abrieron la caja de Pandora dejando que cualquiera pueda hacer cualquier cosa en cualquier lado, y por cualquier cantidad de tiempo que se le ocurra. No sabés (porque se preocupan porque NO salga en los noticieros nacionales) lo que son Chubut y Santa Cruz con los cortes de rutas. Gremios de tipos que ganan entre 5 y 15 lucas te cortan la ruta o te hacen derrames porque "no les alcanza". ¿Alguna vez lo viste en TN o en C5N?
JL

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!