Se produjo un error en este gadget.

jueves, junio 26, 2008

Una salida a la crisis

A dos semanas de iniciado el conflicto, escribí un artículo titulado “La Revolución”. Parecía una audacia absurda suponer que una incipiente protesta localizada en el sector agrario iba a generar una Revolución. Pero eso, exactamente, es lo que está sucediendo.
- Resultó cierta la conformación de un nuevo escenario, con un corte distinto a Capital versus Interior, o Peronismo vs. Antiperonismo: los residentes urbanos dieron su apoyo al campo, contradiciendo un simple análisis de costo-beneficio, que pone siempre a los urbanos en contra del campo, a partir del precio de los alimentos. Los peronistas se dividieron entre los que siguen ciegamente al Gobierno y los que se identifican con el interior agredido por las medidas oficiales. Y aparece cada vez más un Peronismo Republicano, que reescribe la historia de su movimiento en clave “liberal” (instituciones, respeto a los contratos, previsibilidad) opuesta a la clave “democratista” (el pueblo siempre tiene la razón, las mayorías no deben respetar a las minorías, no hay necesidad de disciplina, ahorro o inversión: a redistribuir las riquezas ya!, etc.)
- Resultó cierto que se iba a convocar a un acto masivo para mostrar esta nueva fuerza: Rosario, el 25 de mayo fue la ocasión elegida
- Resultó cierto que se iba a registrar un quiebre de la política, conmovida por esta nueva frontera: los que estan a favor del gobierno, o los que estan a favor de sus votantes. Los diputados están en plena rebelión y acaban de anunciar que el proyecto del Ejecutivo no pasará. La división de poderes, - clave de la República democrática- se despierta de su siesta unitaria y centralista.

Esto se parece al principio del fin: el postkirchnerismo ya es objeto de discusión.
Se discuten varias cosas.

- ¿Como puede sobrevivir un gobierno que solo tiene un 20% de apoyo hasta 2011, con una eleccion intermedia que desmoronará para siempre su supremacía en el Parlamento,?
- ¿Quien expresa la alternativa: el Vicepresidente Cobos para la transición y Binner o Macri o Reutemann para el 2011?
- ¿Qué pais construir en la alternativa?: ¿otra vez el péndulo del PJ bonaerense (Duhalde..Kirchner..Duhalde…)? O diseñar el país del siglo XXI, con un cambio de Constitución basado en (así lo propone Binner) el cambio del presidencialismo al parlamentarismo, el paso del unitarismo al federalismo, la redefinición de las provincias como entidades económicamente sustentables, la licuación del poder electoral de los caudillejos del GBA, transformando a ese territorio en una Provincia, sin poderes barriales de 20 cuadras que tumban gobiernos o son Grandes Electores de presidentes
- ¿Qué proyecto de Argentina inserta en el mudo se quiere?: una Argentina díscola, que rechaza a los inversores, que limita sus exportaciones, que está asociada a los perdedores ideologicos, o una Argentina que tenga como modelo a Chile y su formidable apertura económica de los ultimos 20 años? ¿Venezuela o Chile? No hay muchos caminos intermedios.

1 comentario:

José Luis dijo...

La verdad que uno le presta atención al socialista Binner e inclusive a alguien como yo, siendo de lo que acá se llamaría "de derecha", se le hacen agua los oídos.

Habemos varios que soñamos con salir de esta cacofonía de voces en cuello que no saben disentir porque no presuponen el disenso como núcleo del orden republicano, sólo saben combatir y aplastar.

Pero no sé si algún día vamos a querer, como Nación, salir de esta estupidez monumental en la que vivimos hoy, obscenamente fogoneada desde el centro del único partido de poder en Argentina. Perón dejó demasiados sueños irrealizables sueltos en el imaginario de la gente como para que nos demos cuenta de que hay que arremangarse y laburar, de que "there's no such thing as a free lunch", de que todo cuesta. Y nos gusta demasiado que nos mientan, que nos digan que estamos mal porque somos buenísimos pero unos señores malos nos robaron, que la culpa no es nuestra.

Haciendo sicología (o sociología) barata, diría que la imagen de Papá Perón (y Mamá Evita) nos impiden salir de la etapa de niños a la de adultos que se hacen cargo de sus taras mirándolas de frente y rompiéndose para mejorarlas por una visión que no está en el cortísimo plazo. No veo que seamos un pueblo adulto.

O será que hoy me levanté negativo, nomás.

Un saludo,
JL

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!