Se produjo un error en este gadget.

martes, junio 03, 2008

Recopilación de mis artículos sobre la crisis agraria

La Revolución

Quizas esta es la Revolución. La mítica y fantaseada Revolución que cambia en un instante la realidad. Un cataclismo, una catarsis , un grito colectivo, un gesto de multitudes. Un giro irreversible.
Pero ésta no es la que soñábamos de adolescentes. Ésta no viene a abolir la propiedad privada y el mercado libre sino a fortalecerlos frente al avance imparable, totalitario de la política, o sea, de la capacidad de manejar el Estado, en contra de la sociedad civil. La Revolución ya no es contra los ricos, sino contra el Estado administrado por los políticos. Un Estado que se cree con el poder de “redistribuir”, o sea sacarles a unos para darle a otros, quedándose con el vuelto.
Es una Revolución asentada allí donde el estado casi no existe, donde no es posible enviar a los mazorqueros D Elía y Moyano: cualquier pueblo, en cualquier ruta, en cualquier kilómetro. En el puro territorio, en la geografía : allí donde la política y sus planificadores solo ven un vacío, ahí hay vida, broncas y planes. Ahí donde no se puede “operar”, o sea manipular a través de medios de comunicación. Nadie imagina al canal CV5 intentando manipular una asamblea en Curuzú Cuatiá o en Ameghino. No les alcanza, no pueden. Lo pueden en un estado centralizado, con una única Ciudad, que es su ideal: tomando en centro del centro, tengo el Todo. Pero un país desgranándose en decenas de miles de kilómetros de rutas y cientos de parajes, es difícil. De ahí el sueño centralista de los estatistas: un solo Estado, una sola Ciudad, un solo Poder a conquistar.
Pero el campo les dio vuelta la tortilla. Nos la dio vuelta, digo, porque como urbanos que somos, nunca supimos que era lo que se cocía en esas soledades.
Es algo parecido a una revolución porque organiza el territorio ignoto para el Gobierno de la Metrópoli, impone horarios y condiciones inmanejables para punteros de barrio, se comunica por SMS, por foros, emails, diarios on line: o sea por todas las herramientas que la tecnología de información desarrolló- la que desmontó el esquema UN MEDIO EMITE PARA MUCHOS y creó un esquema MUCHOS MEDIOS EMITEN PARA POCOS - . Entonces, a través de medios descentralizados y sin control estatal, esparcidos por dos millones de kilómetros cuadrados y cientos de pueblos esa gente extraña (los “piquetes de la abundancia” les disparó la Presidente), que no frecuenta la política, ni los medios, que habla cerrado y se calza boina empezó a moverse. Dicen que vendrán a la Capital, al Centro para exhibir su nuevo poder, inmanejable desde el Poder. Será un lindo espectáculo, creo. Una Revolución, quizás, ignorada, sin profetas, ni intelectuales que la decodifiquen, sin retórica ni discurso: puro gesto. ¿Será una cita con la Historia o solo una anécdota interesante? Veremos.
Publicado por esteban para Monología el 3/26/2008 08:50:00 PM






La crisis de un modo de gobernar

Argentina es un país demasiado complejo para manejarlo como un cuartel: eso lo saben los milicos, que se escaparon entre la humillación de las Malvinas y el espanto de su represión.
La gente de la capital federal , que no sabe nada del campo y que según los libros de economía tiene intereses contrapuestos al campo (bife barato versus carne cara) sale en cacerolazo otra vez a protestar, luego de seis años. Ya los coroneles del gobierno han tildado de "hijos de ricos" a los 20 mil manifestantes porteños; ya los acusaron de golpistas y de querer a los milicos otra vez. Lo que no entienden es que, a pesar de las góndolas vacías "por culpa del paro", los porteños no van hacer nunca alianza con el gobierno "contra" el campo, por que contra lo que hoy se protesta no es contra las retenciones, SINO CONTRA LA INCAPACIDAD DE LA PRESIDENTE DE MANEJAR UN CONFLICTO SOCIAL, POR SU COMPULSIÓN A AGREDIR, POR SU INCAPACIDAD PARA ABRIR UNA INSTANCIA DE DIALOGO. La gente sale a protestar contra un Gobierno incapaz de negociar, inflexible en su ignorancia y que cree que la Argentina es un cuartel , o mejor, una agrupación montonera. Manda sus Mazorqueros a romper los piquetes rurales (pequeña disgresion: para ser coherente yo estoy contra todo tipo de piquete, incluyendo estos que hacen los chacareros) pero es incapaz de mandar a un lenguaraz a negociar.
Además, es claro, el discurso tuvo proyecciones inauditas. Por ejemplo habló de redistribuir: que cualquiera que gane dinero trabajando será, a partir de ahora y por la simple decisión de un ministro, sin pasar por el Parlamento, despojado de sus "ganancias excesivas" , robado en nombre de le "redistribución" de la renta. Este es el verdadero Socialismo siglo 21: que trabajen los del campo, que después venimos nosotros y nos quedamos con el 47% de su renta "para distribuirla": 10 pa mi, uno pal pobre. Un socialismo que pretende que los tipos laburen , inviertan, se banquen los problemas y después pasa a cobrar la mitad, "para redistribuir": sin Revolución violenta, sin toma del Palacio de Invierno, sin Guerra Revolucionaria maoísta, sin Guerrilla castrista: si gastar un solo tiro los K pretenden transferir enormes sumas hacia sus "beneficiarios": intendentes, diputados, consejales, gobernadores, piqueteros amigos, cuentas privadas, planes para desocupados, etc. Eso no se aguanta, che.
Por eso la protesta. No soy futurologo, no tengo la mas remota idea de como se arregla esto. Lo unico seguro es que despues del discurso de CK, la solucion esta más lejos. NO TIENEN PLAN B.


(escrito despues del segundo discurso de la Presidente y del fallido intento de negociación)


1- Las encuestas del día miércoles daban solo un apoyo del 13% a CK, en Area Metropolitana. Con esos datos, y contra su voluntad, hizo la propuesta "humilde" de llamar al dialogo, pero sin PLAN B. Jamás supusieron desde el Gobierno que alguna vez deberían bajar, retroceder de una medida. No lo saben hacer, no tienen a nadie encargado de esa negociación de reculada.

2- La clave es el sector urbano, que apoya al campo más bien por bronca hacia los K (en ese sector Cristina solo había obtenido el 30% de los votos) pero objetivamente, el desabastecimiento "no se banca" y pronto habrá reclamos de que el campo despeje las rutas (o me equivoco?) A eso juega el gobierno.

3- Lo que pasa es que a veces, excepcionalmente (y eso es la "revolución") un sector deja de actuar de acuerdo a la pura lógica de sus intereses inmediatos y prioriza otros objetivos. Creo que todos entendimos que si un ministro decide un día aumentarles el impuesto un 10% a los de la soja, ¿ por qué no pensar que mañana va a cobrarles más impuesto a los comerciantes de ropa, a los médicos o a los sociólogos? Todos sentimos que si no se le ponía un parate al Estado Confiscador, mañana terminamos todos trabajando para el Estado y su necesidad de dinero para "distribuir".
Esa es la clave; los sectores urbanos apoyan al campo no tanto porque entienden el problema sino porque se comprende que si no le ponen limites al Gobierno, el Gobierno acaba con todos.


--
Publicado por esteban para Monología el 3/30/2008 05:51:00 PM
________________________________________

Pronósticos

Soy enemigo de los pronósticos. Ya bastante difícil es entender qué ha pasado, para animarse a prever lo que vendrá. Además, los grandes relatos hegelianos, marxistas , nacionalistas y ahora los ecologistas se basan en exaltados pronósticos, generalmente errados, sobre el derrotero que tendrán las cosas en el futuro. Eso no implica la ingenuidad de desconocer de que a cada causa le sigue un efecto, el cual goza de cierta probabilidad conocida de ser real. Pero se trata de pronósticos de “corto alcance”, que no pretenden ser guias de la acción futura, sino advertencias sobre probables efectos no previstos, negativos, de las decisiones – presentadas como bonanzas - de hoy
Por ejemplo, si un funcionario (X), congela (CO) el precio (W), existe un alta probabilidad de que se produzca desabastecimiento (D) , porque los productores (B) consideraran que ese precio no les compensa los costos de producción (CP) y dedicaran sus esfuerzos a otros bienes (OB) , no controlados. Al disminuir la oferta(DO) , se produce desabastecimiento (D).
Para ponerlo en las formulitas que aman los economistas

(1)

Si X CO W, entonces
B W
B OB y
DO, entonces
W=D

Esta claro?

Vamos entonces a hacer algunos pronósticos de “bajo nivel de generalidad” , o de “corto alcance”

1) Baja de apoyo popular. Las encuestas reflejan el dramático giro que ha realizado la opinión pública. El aura de poder que se desprendía de apoyos a Néstor Kirchner del orden del 70%, se ha diluido en un triste 40-45% de apoyo a Cristina. En solo tres meses, la Presidente ha perdido veinte puntos de apoyo popular. Suele ser un camino sin retorno

2) Inflación creciente. Tal como todos los economistas preven, del orden del 30-40% para 2008, y más para 2009.
Según Luis Rappoport, “ durante el 2008, con inflación del orden del 40%, con retraso cambiario y con un lento e insuficiente replanteo, vamos a seguir creciendo. Eso sí, con un superavit externo más medido. Es la preparación de una fiesta posterior al 2008: la de la devaluación brusca, con puerta doce incluida. Para ese momento habremos regresado a diciembre del 2001. Estaremos navegando, nuevamente a la deriva”

3) Ruptura con el Interior. En ese diagnóstico de mediados de 2007 faltan los elementos que la inagotable imaginación gubernamental ha desatado posteriormente, en especial el conflicto terminal Campo-Gobierno. Digo terminal porque ambas partes sienten que está amenazada su supervivencia. Ese conflicto ha puesto en marcha diversos procesos de ruptura, conflicto y amenazas.
Cristina Kirchner solo obtuvo el 33% del voto de las grandes ciudades en octubre de 2007. Su gran fortaleza electoral se asentó en dos territorios distintos (y contradictorios) : el Interior y el Conurbano de Buenos Aires.
Acaba de enajenarse el apoyo del interior, lo cual electoralmente huele a catástrofe. En octubre, el dia después de las elecciones escribí: “La Argentina profunda, el interior, la tierra adentro, tanto al norte como al sur apoya a CK, aunque no en forma hegemónica. Con variaciones por provincia y ciudad, la mitad vota oficialismo, y la mitad oposición. Se juntan allí desde barones semifeudales a políticos K de cualquier partido. En general el interior mantiene una relación amor-odio con el poder nacional que nace de su extrema debilidad , la dependencia de los aportes de Casa Rosada y la imposibilidad de armar una alternativa. Se agachan y votan por el poder central, cualquiera sea éste, en la esperanza de recibir una migaja más, este año. Lo odian profundamente, sin embargo. Han olvidado su dignidad hace mucho, aunque quizás algún día se acuerden de que vivir es algo más que agacharse.

Y terminaba:

Creo que algún día la Argentina Moderna y Urbana se encontrará con la Argentina Profunda y se pondrán a diseñar el país del siglo 21, en serio

Esa Política-ficción que planteaba en ese momento, tuvo un comienzo de realización con el paro agrario y la inédita alianza campo-ciudad, precedida de la inédita unidad del sector más allá de sus diferentes entidades. La temática del federalismo estalló con el tema del manejo de las retenciones, lo mismo que la critica terminal al modelo de concentración de poder y recursos, que es el único libreto posible para el kirchnerismo. (Casos Córdoba, Santa Fé: despegue del “automatismo”, búsqueda de bases de poder propias, los Gobernadores como cabezas del reclamo, no como delegados del poder central)

O sea, la base electoral kirchnerista en el Interior está resquebrajada.

Por eso, el repliegue al ultimo territorio fiel: el GBA. Tal como lo describía en octubre “Por último, en el Conurbano de BsAs la candidata oficial arrasa por casi 60 a 40 (…) Este territorio, conducido por caudillos locales - que se afianzan por largos períodos, con su anticonstitucional sistema de reelección permanente- con el tejido incansable de negocios sucios, contratos de obra con retornos, arreglos mafiosos, circulación de droga, juego, prostitución, desarmaderos, barras bravas, piratas de la ruta, policía brava, bandas sindicales… este GBA de la crónica policial de cada día, es la base de sustentación, hoy día, de cualquier proyecto presidencial . Vive en estos pocos kilómetros casi el 30% de la población. Con tener aceitado el mecanismo clientelar de la veintena de distritos basta. Tarea diaria, a tiro de la casa Rosada, que Néstor K, especialmente, jamás desechó realizar. Todas las semanas inaugura alguna posible promesa de vivienda, salita de salud o escuela en Villa Luzuriaga o en El Tropezón. La misma tribuna de “fuerzas vivas” locales, los mismos movilizados por los aparatos municipales y sindicales, los mismos aplausos a cada palabra… y a contar los votos.”

4) Progresiva violencia oficial. Este será, a partir de ahora, el escenario que CK frecuentará semanalmente. Aceitará cada relación con cada intendente del conurbano, ansiosa por contrapesar los votos que ha perdido en el Interior. De ahí, la “peronización” del discurso, la apelación a consignas viejas , la vuelta triunfal de la palabra “oligarquía” y del racismo invertido de D´elía frente a todo lo que huela a clase media, porteña, blanca, gorila, oligarca…De ahí la glorificación de lo sindical, lo industrial, los “aparatos” clásicos del peronismo, las “62”, la inminente Juventud Sindical Peronista, etc.

Sin guía , más que la desesperada economía morenista que genera el desabastecimiento y la inflación y después corre a castigar a los “malos comerciantes”, alejada de las corrientes de inversion mundiales, sin lograr un acuerdo con el Club de Paris, con un discurso ya gastado sobre el resurgir argentino post- crisis, sin capacidad ni voluntad de buscar otras alternativas, la presidente verá consumir su capital político. Pero eso la pondrá cada vez de peor humor. Sobreactuación frente al micrófono. Veremos episodios de materialismo histérico con frecuencia cada vez mayor.
Hoy serán los diarios, a los cuales habrá que “monitorear”, mañana no le gustará tal o cual película o novela, cuestionará diarios, canales, programas, entidades crecientemente en busca del perdido “calor popular”.
Esto será su canto del cisne. En la Argentina del siglo XXI ciertos límites no pueden ser sobrepasados.


--
Publicado por esteban para Monología el 4/07/2008 06:35:00 PM
________________________________________


El Estado Discriminador


El Estado Benefactor puede sobrevivir solo si se pone un límite a sí mismo en general; el Estado Benefactor de transferencias discriminatorias no sobrevivirá. Si los líderes políticos modernos se mueven estrictamente dentro del redistribucionismo, enfrentarán una rebelión tributaria en detrimento de los más necesitados de apoyo estatal.
James Buchanan, Premio Nobel de Economía, 1986


Buchanan diferencia entre Estado Benefactor Universal, y el Estado Discriminador. El universal aplica impuestos por igual para financiar jubilaciones o sistemas de salud públicos que todos los aportantes recibirán en contraprestación. Se le quita a todos en impuestos, lo que a todos se le devolverá en servicios públicos.
Buchanan no simpatiza con este Estado benefactor, pero mucho menos con el Estado Benefactor Discriminador: el que le saca a ciertos grupos, para financiar servicios para otros grupos. En este caso el efecto político- además del puramente fiscal- es demoledor: la “rebelión tributaria” de los afectados. Esto es exactamente lo que ocurrió con el incremento de las retenciones a la soja. En vez de ser una medida universal, aplicable a todos los agricultores, se buscó afectar a unos más que a otros. Este efecto discriminador operó , al contrario de lo que supusieron los planificadores, uniendo a todos los sectores del campo: “todos somos sojeros”. Es decir, si hoy discriminan a unos, mañana me discriminaran a mí (como tambero, o triguero, o ganadero, etc.) .
Se pasó un límite, del Estado Benefactor Universal (impuesto a las ganancias para todos) se pasó al Estado Benefactor Discriminador (más impuestos a ciertos grupos , para beneficiar a otros grupos- entre ellos , los amigos politicos-)

--
Publicado por esteban para Monología el 4/11/2008 12:51:00 AM




Hay algo más


En la vertical caída de la popularidad de Cristina Kirchner hay algo más que un mal gobierno. Hay algo más que un estilo retórico que provoca rechazo. Como aquellos socios minoritarios o habilitados, que comparten la pérdidas y nunca acceden a las ganancias, Cristina Fernández, con una velocidad que asombra, ha corporizado todos los males del anterior gobierno, el de su marido, y los del suyo propio. Y ninguna ganancia.
La gente aun recuerda con agradecimiento la primera parte del gobierno de Néstor Kirchner. No hace falta más que un leve esfuerzo para recordar el dramático año 2002 y la luz de esperanza que significó el triunfo de Kirchner en mayo del 2003. Hay que recordar cómo se renegoció la deuda, hacia fines de ese año, cómo apareció un “veranito” de reactivación, que cada vez se hacía más y más largo. Hay que recordar cómo caía la desocupación, la gente retornaba al trabajo, se reabrían fábricas y tiendas, llegaban los turistas, se reanimaban las exportaciones de granos. Es que había un avezado político en el timón presidencial y un avezado profesional en el timón económico. Aunque se semblantearan recelosos, el tandem Kirchner-Lavagna sacó a la Argentina de la hiperinflación, de la hiperrecesión y le devolvió esperanzas a la sociedad. Ese activo es innegable.
Pero a partir del incomprensible despido de su ministro de Economía, Kirchner comenzó a transitar la segunda parte (que nunca son buenas) de su mandato: debilidad en el manejo de la economía, inicio de la inflación, desarme de algunos espejitos de colores (inversiones chinas, por ejemplo), intentos de control de precios, el Superministro Moreno, la manipulación del Indec. Así hasta la incomprensible audacia de “retirarse” y dejarle a su mujer la candidatura a Presidente. (Primer problema: la decisión no fue de “ella”, sino de “él”)
Ella, acompañó a su marido, sin duda, pero jamás- en el imaginario popular- fue co-autora de los éxitos del gobierno. No fue una Evita que agregaba valor al proyecto sino una extraña contrafigura, más fría y, aparentemente, más inteligente que el Presidente, más “democrática”, menos confrontativa, más “racional”, más “abierta al mundo”. Así, al menos, la dibujaron los medios de cara a la elección de octubre.
Pero el tiempo vuela en Argentina. Y en cuatro meses puede desplomarse la construcción de toda una vida política.
El episodio del juicio en Miami disparó las primeras luces rojas, por la rapidez con la cual la Presidente logró, ni más ni menos, que ubicar a EEUU entre los enemigos de su gobierno. Ni Néstor se había atrevido a tanto. Luego, en rápida sucesión, la aventura en la selva colombiana, su alineamiento con Chávez, los innumerables discursos autorreferenciales, su gesto duro, la inflación palpable , los intentos morenistas de controlar la administración de las empresas y por último la revolución del campo.
Ese fue el disparador de tanta “energía negativa” que aun se contenía por viejo recuerdo del Kirchner “salvador” del 2003. Ese recuerdo ya se estaba desvaneciendo, ya era un capital casi agotado en octubre del 2007. Mucho más en marzo del 2008.
La crisis del campo mostró a una Cristina entre crispada y “humilde” variando de humor cada día (haciéndole favor a su fama de “bipolar”), con estrategias de negociación dinamitadas desde el mismo gobierno. Desde el co-gobierno de Néstor, en realidad. Dejó de percibirse una “unidad de criterio” entre ambos mandatarios, y apareció una realidad de contradicciones internas fuertes, poderosas. Ya no es la continuidad ”natural”, sino que hay pelea matrimonial, funcionarios que responden a uno y otro poder, rumbo incierto.
Se desnudan problemas de "caja política”, con su avidez de más recursos ante un mundo que ya no le presta a la Argentina, destrucción del federalismo, intervencionismo estatal, confiscación del valor creado por individuos libres, rupturas del frente interno en el caso de algunos gobernadores e intendentes, quiebra del pacto con el radicalismo K, aumento del riesgo pais, desinversión extranjera.
¿Planes de gobierno? ¿Seguridad? ¿Educación?¿Conflicto con Uruguay? ¿Nuevas inversiones? ¿Obra pública? Nada por aquí, nada por allí. Un gobierno en el que abundan ministros mudos. Rápido: quién el ministro de Bienestar Social. Rápido: quién el Ministro de Trabajo, de Justicia, de Defensa, de Desarrollo tecnológico, de Educación.

Cristina se está olvidando que gobernar es proponer todos los días ideas nuevas, no el mismo discurso “fúndante”, con el mismo tono entre enojado y didáctico. Faltan ideas de gobierno y sobran ideas de confrontación, actos partidarios, discursos y enojos con enemigos reales o inventados.
En fin, queda la cuestión del “género”. Creo que sí, que su género es un factor que le juega en contra: expuesto en esa versión tan de clase media con pretensiones, tan excesivamente a la moda, tan enjoyada, engalanada, arropada, cubierta, vestida, protegida por sus innumerables trajecitos, vestidos, faldas, capas, tapados, gorras, boinas, peinados, maquillajes, pinturas labiales, Cristina le debe dedicar- es evidente- muchas horas,a lo que a Néstor le duraba tres minutos: vestirse con el traje de siempre y calzarse los viejos mocasines de siempre.
Ella luce su feminidad como parte de su bagaje político, la exagera en su packaging, pero la oculta en sus gestos. No es cálida, maternal, hermana mayor, compañera: es maestra ciruela, fría, inaccesible. Y siempre, claro está, muy bien vestida, a la moda.
Le dedica entonces horas a su vestuario. Y horas a sus discursos, que es lo que mejor sabe hacer. Jamás los lee, jamás titubea, sus frases son redondas y dichas en el tono exacto. Las cuida tanto como a su guardarropa. Son su tarjeta de presentación: un rostro agradable, una magnífica ropa, y un impecable decir. Cien discursos en ciento veinte días.
Pero no gobierna, no toma decisiones estratégicas, sus funcionarios “amigos” :el ministro de Economía, ausente sin aviso de las negociaciones con el agro, su super Jefe de Ministros golpeado por gobernadores varios. Mientras tanto, el Superagente Moreno, haciendo y deshaciendo a su gusto.
Y el humo, para colmo. El bumerang de culpar a los “insensibles hombres de campo” de los incendios del delta se ha convertido en un arma letal: casi sin decirlo, todos sospechan que tras esos incendios se oculta mano de obra desocupada, que hace el trabajo sucio para el Gobierno. Rumores, nada más, pero que la sociedad “ha comprado” : ante la falta de respuestas, a Cristina no le queda otra que quemar los campos para inculpar a sus enemigos. Esta es ya una verdad “social”, aunque nada ( o poco) tenga de cierta.
Y así estamos llegando a la décima parte de su primer mandato. Cuatro meses, de los 48 que cubrirá su período. Es claro que deberá barajar y dar de nuevo pronto, muy pronto.

--
Publicado por esteban para Monología el 4/23/2008 12:36:00 AM
________________________________________


Crisis

Lo único bueno de esta crisis es que todos se sacaron las caretas, no hay más fuegos de artificio.
Kirchner es cada vez más absolutamente Kirchner, la economía es cada vez más absolutamente morenista, la Presidente es cada vez más absolutamente prescindible, los ministros son cada vez más inútiles, la fuerza del gobierno reside cada vez más en la violencia verbal de D´Elía y Moyano.
Apretar, encerrar, dividir, consolidar, amenazar, conquistar: la terminología militar se ha impuesto a los artificios retóricos de los "moderados" encabezados por Alberto Fernández.

El modelo chavista se ha impuesto sin titubeos: ¿Sabremos aceptar el reto?

--
Publicado por esteban para Monología el 4/26/2008 03:18:00 PM
________________________________________


Siempre lo peor

El Gobierno nunca falla: siempre elige la peor alternativa.
En eso ha sentado cátedra, incluso ante sus más atrevidos amigos, como el Coronel Chávez.
Si se espera algún gesto de distensión, tensará la cuerda; si fuera lógico acordar con el Club de Paris para conseguir financiamento externo, patea el tablero; si se sienta a negociar con el campo dice "donde dije Diego, dije Digo " y deshace cualquier posibilidad de acuerdo; si se le dice que todos los controles de precios de la historia han fracasado miserablemente, insiste e inventa nuevas tácticas:
- Control de la información, via el INDEC
- Control de costos, via Moreno y ahora
- Mazorqueros "inspeccionando" comercios para denunciarlos como "acaparadores, especuladores, formadores de precios, minoría explotadora" y otras lindezas. Será D´Elía el encargado de este nuevo frente, abierto hoy mismo
En el frente "conflicto con la oligarquía" la mano de obra desocupada y "grupos de tareas" son los conducidos por el ex-miembro de la Triple A, Hugo Moyano, con la consigna " O pasan todos o no pasa ninguno".
Y así sucesivamente.
Como un conductor loco que antes del abismo acelera en vez de frenar el Gobierno va en rumbo de colisión, casi ya sin esperanzas. Dudo que pase del 2009.

--
Publicado por esteban para Monología el 5/08/2008 07:49:00 PM
________________________________________

La caída

Se habla del “vuelco de la opinión pública” como si de un idilio perfecto entre el Gobierno de Kirchner y la sociedad se haya pasado en un mes al infierno del repudio público, sin transiciones. Pero es falso.
Los datos muestran que antes de las elecciones, el gobierno y sus principales figuras y políticas estaban siendo muy cuestionadas por la sociedad: el brillo de las campañas electorales, los fuegos de artificio de las cifras de la elección ocultaron este fenómeno.


- Las expectativas económicas a un año en marzo del 2007 eran negativas para un 10 % de la población; en agosto para un 45%, ahora para un 65%

- El grado de aprobación de la gestión del Gobierno: 70% en marzo del 2007; 50% en agosto; 25% en mayo de 2008

- La evaluación de Cristina Kirchner: 65% en marzo 2007; 62% en agosto; 37% en la actualidad

Lo que sucede es que la caída de la Evaluación de CFK es abrupta. A mediados de 2007, cuando ya existían fuertes cuestionamientos a la gestión del Gobierno y las expectativas ya eran negativas, CFK mantenía una fuerte imagen positiva. Pero pierde 25% entre agosto de 2007 y mayo de 2008


Nestor Kirchner tuvo una caída menos abrupta - pero importante- de 12 puntos desde agosto 2007 a mayo del 2008. Su imagen se sostiene en una memoria de salida de la crisis del 2001, de recuperación de la economía. A pesar del mal momento del gobierno de CK, el ex presidente mantiene un 50% de aprobación. Ese es un aura intransferible que no la protege a CK del malhumor social.


En suma, el conflicto agrario expuso en caliente una crisis de confianza que venía actuando larvadamente. Como un arqueólogo que encuentra una veta antigua, la cuestión agraria puso en evidencia conflictos previos y más graves, quizás, que la cuestión de las retenciones. La inflación amenazante, el INDEC descreído, la crisis energética y la corrupción son problemas que escapan, anteceden y seguirán al conflicto con el campo.
El gobierno no supo leer las señales que llegaban de la sociedad y las atribuyó a siniestras conspiraciones de los medios.
Creyó tener divisiones disponibles, cuando en realidad no tenía nada, a excepción de un triste mazorquero y un camionero de armas tomar.
Es la combinación letal de no ver, no escuchar y no hablar lo que ha precipitado la caída.

--
Publicado por esteban para Monología el 5/16/2008 06:32:00 PM
________________________________________

Agacharse


Es inédito lo del campo.
En todas la negociaciones intrasectoriales, el Estado es el árbitro. A través del Ministerio de Trabajo se otorga el marco para que sindicatos y patronales discutan niveles salariales y condiciones de trabajo.
Y cuando se trata de “negociar” con sectores concentrados, o con los “grupos”, cenas privadas, llamados telefónicos y , eventualmente, alguna reunión pública acercan las posiciones.
Pero con el campo es distinto
Por primera vez un Gobierno tiene que ser parte de un conflicto económico, no árbitro.
Hoy se daba el ejemplo que los empresarios no negocian si hay paro. Pero ¿en que condiciones negocia el Estado con un sector?
Para los intelectuales de la Solicitada de apoyo al Gobierno, es ridículo negociar : el Estado es el Todo, y el Todo no puede negociar con una Parte.
Este carácter Totalitario del Estado, en su sentido literal, le otorga a éste una especie de manto de santidad, de extraterritorialidad, una Summa de virtudes que solo el Rey podía atribuirse. Estos lectores de media biblioteca – que se olvidaron del leer a Locke, Hume, Jefferson, Hamilton y Madison, Tocqueville, y a Alberdi- señalan que desde la integralidad, la totalidad, la síntesis de la Voluntad General, jamás el Estado-Gobiero puede negociar.
Pero el problema es que siempre se negocia…con pocos ( y ahí estos intelectuales no claman al cielo) : ahora se trata de hacerlo con trescientos mil productores.
Eso es lo inédito. Por primera vez en décadas, sin mediadores, el Estado –mejor dicho, el gobierno que dirige el Estado- está obligado a negociar, ceder, conceder, retroceder, reconsiderar, rever, adaptar, matizar, modificar un Medida, una Ley emitida desde la suma del poder público, a la manera de Faraón.
El Estado- Rey debe agacharse al nivel de sus simples súbditos- mortales y explicar por qué quiere apropiarse de riquezas que no produjo, para qué quiere esos fondos, cual es su plan de incentivos a la exportación en el momento en que el mundo reclama nuestros productos, que explique por qué razones los productores van a seguir produciendo si no obtienen ganancias extraordinarias cuando hay demandas extraordinarias. También habrá de discutirse por qué esas rentas no se coparticipan justamente a las provincias donde se producen, cuales son las necesidades de caja que obligan a tomar una medida no contemplada en la ley de Presupuesto 2008 enviada oportunamente al parlamento, y muchas cosas más. Es tiempo de agacharse y hablar.

--
Publicado por esteban para Monología el 5/18/2008 07:40:00 PM




Kirchner no leyó a Sun Bin


Aquellos que disfrutan del militarismo perecerán; y aquellos que ambicionan la victoria sufrirán la desgracia. La guerra no es algo para disfrutar, la victoria no ha de ser un objeto de ambición.
Sun Bin

La sangre empapa la tierra y los esqueletos cubren los campos: todo para satisfacer la insaciable avidez de los gobernantes. Esta no es la finalidad verdadera de la existencia del ejército. Un ejército existe para aplacar la violencia y no para provocarla. Maestros de Hunan

El Ejército Montonero, como todo ejército, desea la batalla, esa es su razón de ser. Disfruta de la guerra y ambiciona la victoria. No acepta la paz, que es sinónimo de flojera y debilidad: ama el ruido de sables, el olor del combate, la sangre tentadora. No han leído a Sun Bin y a los demás estrategas orientales

Los jefes deben ser justos; si no son justos, carecerán de dignidad. Si carecen de dignidad, carecerán de carisma; si carecen de carisma, sus soldados no se enfrentaran a la muerte por ellos. Por esta razón, la justicia es la cabeza del arte la guerra.
Los jefes deben ser humanos, si no son humanos, sus fuerzas no son eficaces. Si sus fuerzas no son eficaces no logran nada. Por ello, la humanidad constituye las tripas del arte la guerra.
Los jefes deben tener integridad; sin integridad no tienen poder. Si no tienen poder, no pueden obtener lo mejor de sus ejércitos. Por ello, la integridad es la mano del arte la guerra. Sun Bin.


¿Es justo el actual jefe del Ejército Montonero? ¿Tiene dignidad?¿Tiene carisma? ¿Es humano?¿Es íntegro?

El general en jefe de Wei preguntó a uno de sus ministros cual es la causa de la caída de una nación. El Ministro contestó: "Muchas victorias en numerosas guerras".El general repuso "Es afortunado triunfar en numerosas batallas; ¿Cómo puede ser ésta la causa de la caída de una nación?".El ministro contestó: "Cuando las guerras son numerosas, el pueblo se debilita; cuando se obtienen repetidos triunfos, los gobernantes se vuelven altaneros. Un pueblo debilitado en manos de líderes soberbios es causa segura de la ruina de una nación ".Maestros de Hainan


El Jefe nunca perdió, todo fueron victorias en su vida pública: desde la intendencia de Rio Gallegos, y la Gobernación de Santa Cruz hasta la presidencia en 2003. Y a partir de allí: al acuerdo de no pago de la deuda, las exportaciones crecientes, el superavit increíble, la destrucción de la oposición interna, el debilitamiento de los opositores, las alianzas con gobernadores e intendentes, los negocios, las combinaciones, los homenajes, la sucesion presidencial. Se volvió altanero y soberbio
Pero ahora, por primera vez, la derrota inadmisible, la que no se puede creer.
Dice “estamos ganando en todas partes, las encuestas son claras, la gente está con nosotros, contra los ruralistas” . Como la verdad es dura (70% se apoyo popular al campo, 22% de intencion de voto al kirchnerismo, 21% de aprobación a la gestión de Cristina, etc.) conviene negarla e inventarse un “diario de Yrigoyen” que lo proteja de la verdad.
Un Jefe altanero, soberbio y mal informado .





El arte de conducir a los seres humanos es ocuparse de los asuntos sin alharaca y enseñar sin palabras; ser puro y calmo, inamovible, consistente, más allá de la agitación, delegando asuntos a los subordinados de acuerdo a las costumbres, de modo que las tareas se cumplan sin tensiones

Su problema es el exceso de palabras, la agitación permanente, la concentración , la no delegación de los asuntos, la transgresión de constumbres, la tensión permanente entre sus ministros.



Las personas aguijoneadas por muchos deseos son hipnotizadas por el poder y la riqueza, seducidas por la búsqueda de fama y estatus. Ambicionan sobresalir en el mundo a través de una astucia excepcional, de modo que su vitalidad y su espíritu son diariamente menoscabados y van disminuyendo poco a poco.

Un deseo insaciable de poder y riqueza, la astucia permanente, el deseo de notoriedad, el salir de su oscuridad, de su fealdad y lejanía, han señalado el camino de su ocaso.


Lo que parece blando y flexible puede ser fuerte y firme, mientras lo que parece invencible puede ser débil. El sauce se pliega al viento y se mantiene en pie, el robusto roble se quiebra y cae. El agua se adapta a cualquier terreno, pero desgasta la roca más dura.

La fortaleza no es obcecación, es flexibilidad para adaptarse a circunstancias cambiantes. Solo un omnipotente es rígido. Solo los necios creen que la roca puede vencer al agua. El “quiero verlos de rodillas” fue su certificado de defunción.
No importa si es ya o al término formal del mandato de Cristina: el proyecto político de Néstor Kirchner ya pertenece al pasado.

--
Publicado por esteban para Monología el 5/31/2008 03:32:00 PM

No hay comentarios.:

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!