Se produjo un error en este gadget.

jueves, junio 12, 2008

Carta abierta a Raúl Castro

Yo se que es duro salir del Plan Socialista Perfecto (el que hundió a la isla en la pobreza, el desgano, la improductividad, el quietismo)
Ahora, trabajosamente, estas volviendo al “capitalismo” en forma culpogena, de a poco, como obligado.
Decretaste el fin del salario igualitario. Bravo! Pero eso no basta: es como aceptar el error del igualitarismo pero no admitir, al mismo tiempo, la bondad de la iniciativa privada.
Decía Alberdi:
“El egoísmo bien entendido de los ciudadanos sólo es un vicio para el egoísmo de los gobiernos. En realidad, el afán del propio engrandecimiento es el afán virtuoso de la propia grandeza del individuo, como factor fundamental que es del orden social, de la familia, de la propiedad, del hogar, del poder y bienestar de cada hombre.

O sea: la gente dejada libre asume con seriedad su voluntad de crecer, mejorar, enriquecerse, de lograr “el propio engrandecimiento”. El supuesto egoísmo de esta conducta ha sido siempre criticado desde los estados infinitamente más egoístas, armados para mayor gloria del dictador de turno. La moral “revolucionaria” se transformó en la moral del abandono de la lucha individual y la aceptación de una sola conducción, de un solo proyecto: el del partido.
Es hora de destruir esa moral y reemplazarla por la moral del esfuerzo individual, del premio a la buena calidad, a la buena idea, a la innovación, no a la disciplina, el orden y el quietismo socialistas.
Que la gente quiera enriquecerse, que quiera tener salarios más altos, para lo cual se esforzará y ese esfuerzo le compensará. Y no solo en lo económico. A ustedes, que tanto se llenan la boca hablando del la “alienación” del trabajador en el capitalismo, les digo ¿qué más alienación que aquella que se genera en el estatismo nivelador, en el que cada rasgo personal y único se disuelve en la masa, cada logro individual se cuestiona si no es “para mayor gloria de la revolución”.

Yo se que hay carcamanes del Partido que se espantan de tus tibias reformas. Pero no se puede estar embarazado a medias: para salir del Plan Socialista debes olvidarte de 50 años de ideología y alentar la iniciativa privada como único modo de salir del atraso y conectarse con el siglo 21.

Primero, larga los presos. No se justifican presos políticos a esta altura. Gesto de confianza en el futuro y de borrón y cuenta nueva.

Segundo, habilita la propiedad privada con las garantías constitucionales necesarias: veras a pequeños comerciantes instalando kioscos, restoranes, bares, manejando su taxi, invirtiendo sus pesos en empresas de servicios.

Tercero: libertad de asociación política, sindical, deportiva, religiosa, sexual, artística. Libertad para asociarse o para permanecer solo, libertad de pensamiento, de difusión, de culto, de ideas. Siempre que no lesionen a otros, no es cierto?

Cuarto. Permite la apertura a Internet. Quizás muchos cubanos puedan vender al mundo sus productos desde allí. Nada mejora tanto la productividad como la libre circulación de ideas, y para eso, nada mejor que Internet: 1000 millones de personas interconectadas.

Quinto: haz una Reforma Agraria dando en propiedad la tierra a los pequeños campesinos, antes explotados por el latifundio, después por el Estado. Pregunta como se hizo en Taiwan, quizás te sirva saber que los latifundios fueron allí expropiados (con indemnización a los dueños, que las invirtieron en industrias) y dados en propiedad a campesinos que conformaron así una pujante clase media rural.
¿Sabes que en tu país las vacas muertas se las incinera para evitar el comercio ilegal de carne? ¿No te parece una locura desperdiciar así el alimento que tanto falta? ¿Sabes que en tu país nadie puede cultivar en su terreno propio, nadie puede comerciar legalmente, con lo cual cientos de miles lo hacen clandestinamente?

Sexto: ábrete al mundo. Que Cuba comercie con occidente y con oriente. Que chupe tecnología como el desierto absorbe el agua, que ofrezca al mundo el arte cubano, la creatividad cubana.

Pero no sigas a cuenta gotas, descubriendo los obstáculos de a uno, cuando está claro cual es el mayor obstáculo y cómo removerlo. El obstáculo se llama Partido Comunista Cubano, Idelogía Unica, Lider único, propiedad estatal, igualitarismo, atraso, represión de la libertad.
Date un quinquenio, nada más, para esta vuelta de Cuba a la modernidad. Al cabo de ese tiempo tendrás ochenta años, tu hermano habrá al fin muerto y te construirás como símbolo de la democracia y el progreso de la isla, tendrás un buen lugar en la Historia. No lo desperdicies.

No hay comentarios.:

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!