Se produjo un error en este gadget.

martes, agosto 26, 2008

Soy reaccionario


Soy reaccionario. Al fin me di cuenta. Reacciono a muchas cosas. Reacciono al exceso de retórica referida a Patria, Pueblo, Distribución de la Riqueza y Solidaridad. Me parece que encubre algo agazapado y siniestro, algo que puede acabar en un GULAG o en algo más leve pero persistente como un falangismo, un Lider que nos salvará del Imperio o un Partido omnisciente.
Soy reaccionario, también, a cierta antitética antidoctrina, aquella que dice que no hay valores universales y que esta tan mal poner amonestaciones en el secundario como hacer ablación del clítoris en Sudán, o que está tan bien la libertad como la tiranía, depende, viste?
Soy profundamente reaccionario a las ideas de, por ejemplo, el Padre Boff, castrista y ecologista brasileño, que propone dejar de producir, negarse al consumo y solo nutrirse con algo de arroz y taparse con alguna tela. Si los emprendedores del siglo 13, los que rompieron el monopolio del poder del Obispo y el Señor, hubieran seguido a este Guru, aun moririamos a los 40 años, como en la Edad Media.
Soy muy reaccionario, también, en lo que se refiere a la familia. Creo que es bueno tener papá y mamá y hermanos, que aun no se descubrió nada mejor para hominizar a un niño, transformarlo en persona. Papá-Papá, Mamá-Mamá, Papá-Mamá-Mamá, Familia comunitaria, Guarderías estatales o del Kibbutz: todos esos inventos han fracasado. Ponen contentos a sus creadores pero engendran gente incompleta o con serios problemas de identidad. ´
No hablemos de Arte. Me gusta Picasso, pero más me emociona la bella sonrisa de la Chica de la Perla, de Vermeer(la hermosa niña que encabeza este artículo). Un atraso, realmente. Amo la creatividad en música y plástica, cine o literatura, pero me tienen que contar una historia, tienen que servirme para acceder a un nuevo conocimiento, a una experiencia significativa. Tal como esas aventuras que uno leía de chico: te llenaban el alma de sentimientos y de ideas. Un arte para solaz del autista-artista- audaz no me interesa. No me interesa gente tan soberbia que no sienta necesidad de comunicarse con otros.
Soy entonces un reaccionario.
Creo que en los dos últimos siglos se ha decretado el fin de la regla, se ha premiado la osadía y la audacia en nombre de la Libertad. Pero la Libertad es nada sin sistema, sin entorno, sin normas, sin límites, sin autoridad, sin moral, sin escrúpulos. Se transforma en juego caprichoso que se consume a sí mismo.
Soy reaccionario, porque aun creo que el individuo es único y que está por encima de la clase, la nación, el movimiento, el destino nacional, la soberanía. Creo que solo individuos libres crean felicidad, que el Estado es una coartada que lleva siempre a la Dictadura, una excepción que debería ser rigurosamente vigilada para que cumpla algunas funciones básicas, pero que no se arrogue el derecho de representar a los ciudadanos, que no encarne destinos o fines para los que nunca nadie le dio autoridad. Que sea como un administrador de consorcio: un empleado necesario pero no imprescindible, propenso a la coima y por eso vigilado de cerca por los consorcistas.
En fin, que creo que no tengo cura: soy y seguiré siendo un reaccionario.

4 comentarios:

Maria do Espírito Santo dijo...

Muito bom o seu texto, Estéban.
Você é mesmo um reacionário, hein?
Eu compartilho esta característica com você: também sou reacionária!
Para mim crianças criadas pelo "Estado" só funciona bem na República de Platão, a primeira utopia política da filosofia!
E funciona bem justamente por ser uma teoria delirante expressa em livro e uma utopia. Ou vice-versa.
Sou, portanto, reacionária.
E literatura "pós-moderna" e suas viagens ao umbigo do autor - que, aliás, dizem ter morrido, junto com a arte e a história - não dá pra engolir!
E a tal da "escrita feminina", "intimista", "vaga" e otras cositas más tais como "flúida" "rizomática" (Eu, hein, Rosa?!)... Como diria o Bértola, Que desgraça!!!
E assim mais uma vez reafirmo o meu reacionarismo.
A diferença entre nós é que eu já fui "não-reacionária", ou seja, já fui flúida, rizomática e outras espumas flutuantes que nada significam nem pretendem significar.
Saludos.
Maria.

esteban dijo...

gracias por tus comentarios y tu inteligencia María

Arte y Sport dijo...

A este texto lo suscribo de punta a punta, expresa perfectamente mi pensamiento. Transformar en unos pocos años mi imbécil pensamiento progre de facultad de Letras en uno liberal (y hasta conservador, en ciertos aspectos) es una experiencia a veces alienante, ya que se da en medio de esta sociedad enloquecedora que soporta el triunfo de las ideas más idiotas de la caterva de hijos bobos del posestructuralismo. Pero también es profundamente liberadora.

Nunca llegué a sospechar que leer a Sebreli, Huntington, Revel, Churchill y otros pudiera proporcionarme felicidad. Jamás pensé que disfrutaría de los artículos de James Neilson, Eduardo Montes-Bradley o Alejandro Rozitchner. ¿Por qué tuvo que ser Menem el que quisiera llevar a Melconian de ministro, por qué López Murphy se volvió un paria? Leo las declaraciones del ministro Narodowski y me emociono. ¿Nos falta mucho para tener nuestra propia revolución conservadora, nuestro Reagan? Quiero decir, un conservadurismo de vanguardia, que desmitifica todas las patrañas del progresismo y nos haga entrar de una puta vez en el siglo XXI.

Saludos.

esteban dijo...

Gracias . Buenas lecturas. Agregá a Popper, Hayek y Lord Acton. No te arrepentirás. Un gran saludo: comparto tu idea de que cambiar es tan dificil como liberador...

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!