Se produjo un error en este gadget.

sábado, mayo 31, 2008

Kirchner no leyó a Sun Bin

Aquellos que disfrutan del militarismo perecerán; y aquellos que ambicionan la victoria sufrirán la desgracia. La guerra no es algo para disfrutar, la victoria no ha de ser un objeto de ambición.
Sun Bin


La sangre empapa la tierra y los esqueletos cubren los campos: todo para satisfacer la insaciable avidez de los gobernantes. Esta no es la finalidad verdadera de la existencia del ejército. Un ejército existe para aplacar la violencia y no para provocarla. Maestros de Hunan


El Ejército Montonero, como todo ejército, desea la batalla, esa es su razón de ser. Disfruta de la guerra y ambiciona la victoria. No acepta la paz, que es sinónimo de flojera y debilidad: ama el ruido de sables, el olor del combate, la sangre tentadora. No han leído a Sun Bin y a los demás estrategas orientales

Los jefes deben ser justos; si no son justos, carecerán de dignidad. Si carecen de dignidad, carecerán de carisma; si carecen de carisma, sus soldados no se enfrentaran a la muerte por ellos. Por esta razón, la justicia es la cabeza del arte la guerra.
Los jefes deben ser humanos, si no son humanos, sus fuerzas no son eficaces. Si sus fuerzas no son eficaces no logran nada. Por ello, la humanidad constituye las tripas del arte la guerra.
Los jefes deben tener integridad; sin integridad no tienen poder. Si no tienen poder, no pueden obtener lo mejor de sus ejércitos. Por ello, la integridad es la mano del arte la guerra. Sun Bin
.


¿Es justo el actual jefe del Ejército Montonero? ¿Tiene dignidad?¿Tiene carisma? ¿Es humano?¿Es íntegro?

El general en jefe de Wei preguntó a uno de sus ministros cual es la causa de la caída de una nación. El Ministro contestó: "Muchas victorias en numerosas guerras".El general repuso "Es afortunado triunfar en numerosas batallas; ¿Cómo puede ser ésta la causa de la caída de una nación?".El ministro contestó: "Cuando las guerras son numerosas, el pueblo se debilita; cuando se obtienen repetidos triunfos, los gobernantes se vuelven altaneros. Un pueblo debilitado en manos de líderes soberbios es causa segura de la ruina de una nación ".Maestros de Hainan


El Jefe nunca perdió, todo fueron victorias en su vida pública: desde la intendencia de Rio Gallegos, y la Gobernación de Santa Cruz hasta la presidencia en 2003. Y a partir de allí: al acuerdo de no pago de la deuda, las exportaciones crecientes, el superavit increíble, la destrucción de la oposición interna, el debilitamiento de los opositores, las alianzas con gobernadores e intendentes, los negocios, las combinaciones, los homenajes, la sucesion presidencial. Se volvió altanero y soberbio
Pero ahora, por primera vez, la derrota inadmisible, la que no se puede creer.
Dice “estamos ganando en todas partes, las encuestas son claras, la gente está con nosotros, contra los ruralistas” . Como la verdad es dura (70% se apoyo popular al campo, 22% de intencion de voto al kirchnerismo, 21% de aprobación a la gestión de Cristina, etc.) conviene negarla e inventarse un “diario de Yrigoyen” que lo proteja de la verdad.
Un Jefe altanero, soberbio y mal informado .





El arte de conducir a los seres humanos es ocuparse de los asuntos sin alharaca y enseñar sin palabras; ser puro y calmo, inamovible, consistente, más allá de la agitación, delegando asuntos a los subordinados de acuerdo a las costumbres, de modo que las tareas se cumplan sin tensiones


Su problema es el exceso de palabras, la agitación permanente, la concentración , la no delegación de los asuntos, la transgresión de constumbres, la tensión permanente entre sus ministros.



Las personas aguijoneadas por muchos deseos son hipnotizadas por el poder y la riqueza, seducidas por la búsqueda de fama y estatus. Ambicionan sobresalir en el mundo a través de una astucia excepcional, de modo que su vitalidad y su espíritu son diariamente menoscabados y van disminuyendo poco a poco.


Un deseo insaciable de poder y riqueza, la astucia permanente, el deseo de notoriedad, el salir de su oscuridad, de su fealdad y lejanía, han señalado el camino de su ocaso.


Lo que parece blando y flexible puede ser fuerte y firme, mientras lo que parece invencible puede ser débil. El sauce se pliega al viento y se mantiene en pie, el robusto roble se quiebra y cae. El agua se adapta a cualquier terreno, pero desgasta la roca más dura.

La fortaleza no es obcecación, es flexibilidad para adaptarse a circunstancias cambiantes. Solo un omnipotente es rígido. Solo los necios creen que la roca puede vencer al agua. El “quiero verlos de rodillas” fue su certificado de defunción.
No importa si es ya o al término formal del mandato de Cristina: el proyecto político de Néstor Kirchner ya pertenece al pasado.

No hay comentarios.:

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!