Se produjo un error en este gadget.

domingo, mayo 18, 2008

Agacharse

Es inédito lo del campo.
En todas la negociaciones intrasectoriales, el Estado es el árbitro. A través del Ministerio de Trabajo se otorga el marco para que sindicatos y patronales discutan niveles salariales y condiciones de trabajo.
Y cuando se trata de “negociar” con sectores concentrados, o con los “grupos”, cenas privadas, llamados telefónicos y , eventualmente, alguna reunion pública acercan las posiciones.
Pero con el campo es distinto
Por primera vez un Gobierno tiene que ser parte de un conflicto económico, no árbitro.
Hoy se daba el ejemplo que los empresarios no negocian si hay paro. Pero ¿en que condiciones negocia el Estado con un sector?
Para los intelectuales de la Solicitada de apoyo al Gobierno, es ridiculo negociar : el Estado es el Todo, y el Todo no puede negociar con una Parte.
Este carácter Totalitario del Estado, en su sentido literal, le otorga a éste una especie de manto de santidad, de extraterritorialidad, una Summa de virtudes que solo el Rey podía atribuirse. Estos lectores de media biblioteca – que se olvidaron del leer a Locke, Hume, Jefferson, Hamilton y Madison, Tocqueville, y a Alberdi- señalan que desde la integralidad, la totalidad, la síntesis de la Voluntad General, jamás el Estado-Gobiero puede negociar.
Pero el problema es que siempre se negocia…con pocos ( y ahí estos intelectuales no claman al cielo) : ahora se trata de hacerlo con trescientos mil productores.
Eso es lo inédito. Por primera vez en décadas, sin mediadores, el estado –mejor dicho, el gobierno que dirige el Estado- está obligado a negociar, ceder, conceder, retroceder, reconsiderar, rever, adaptar, matizar, modificar un Medida, una Ley emitida desde la suma del poder público, a la manera de Faraón.
El Estado- Rey debe agacharse al nivel de sus simples subditos- mortales y explicar por qué quiere apropiarse de riquezas que no produjo, para qué quiere esos fondos, cual es su plan de incentivos a la exportación en el momento en que el mundo reclama nuestros productos, que explique por qué razones los productores van a seguir produciendo si no obtienen ganancias extraordinarias cuando hay demandas extraordinarias. Tambien habrá de discutirse por qué esas rentas no se coparticipan justamente a las provincias donde se producen, cuales son las necesidades de caja que obligan a tomar una medida no contemplada en la ley de Presupuesto 2008 enviada oportunamente al parlamento, y muchas cosas más. Es tiempo de agacharse y hablar.

No hay comentarios.:

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!