Se produjo un error en este gadget.

sábado, septiembre 10, 2011

Septiembre 11: la lógica de la muerte

¿Quién merecía morir esa mañana? Según Hebe de Bonafini, todos: los 3000 oficinistas, secretarias, ascensoristas, asistentes, ejecutivos, gerentes y porteros que trabajaban en las Torres. Digamos que otros, más modestos, repudiaron la muerte de esos empleados, pero no las de sus jefes. La pregunta es: ¿quien debe morir, a partir de qué cargo jerárquico la muerte está bien aplicada? : ¿jefes de sección, gerentes de producto, gerentes generales, directores, dueños?
Por ejemplo, supongamos que esa mañana se encontraban allí William Gates o Steve Jobs; ¿deberían esos millonarios morir? No, son jóvenes emprendedores, dirán algunos: propongo banqueros dirá otro. No, Rockefeller, afirma un tercero. Los dueños de la vida discuten desde dónde y a quién aplicar la “justicia revolucionaria”, en una repulsiva discusión con la lógica de la muerte, la única que conocen.
Ese día desaparecieron tres mil personas, tres mil madres no pudieron enterrar a sus hijos. Pero eso no importa: “algo habrán hecho” nos dice Hebe, y se queda tan campante.

No hay comentarios.:

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!