Se produjo un error en este gadget.

jueves, agosto 23, 2007

Prohibición de uso del DDT: Un asesinato ecologista

No soy experto ni mucho menos en medicina. Pero se leer estadísticas.

En Africa , de cada cinco chicos que mueren antes de cumplir un año, uno muere por causa de la malaria.
En 13 paises la Malaria es la principal causa de muerte infantil, luego de las causas neonatales, en competencia con la neumonía.
Este flagelo se lleva dos millones de vidas por año pero es totalmente evitable con solo aplicar las dosis necesarias de DDT para exterminar los mosquitos transmisores..


Veamos un caso concreto: Sudáfrica, 1991-2003

El estudio hecho en Sudáfrica por RichardTrain y Roger Batem en 2004, es conluyente:

“La Malaria impone un enorme costo humano y económico a muchos paises pobres.(…) Los metodos para controlar y combatir la enfermedad son bien conocidos e incluyen el uso de insecticidas en los hogares. Un insecticida en particular, el DDT, revolucionó el rociado domiciliario porque es barato, fácil de usar y de efecto prolongado.(…) Como este paper muestra, cuando los paises ceden a la presion internacional y suspenden el uso del DDT, los efectos pueden ser desastrosos (…) A despecho del valor del DDT los ambientalistas continúan con sus campañas contra su uso, e incluso contra cualquier tipo de rociado de insecticidas en el hogar, afectando severamente el control de la enfermedad.(..) Muchos grupos “verdes” construyeron su reputación por sus campañas contra el DDT durante los años setenta. Esos mismos grupos ahora influencian a la Organización Mundial de la Salud para que rechace el apoyo al uso de DDT y estimule a los paises afectados por la malaria a abandonar el uso del DDT. Si esta tendencia continua, los esfuerzos para derrotar a la malaria serán infructuosos”
Richard Tren, Director de Africa Lucha contra la Malaria y Roger Bate es miembro del American Enterprise Institute





SUDAFRICA:
ESTADISTICAS DE MUERTES POR MALARIA

1991 ……………………...50

Se declara la Epidemia de malaria

1996 ……………………..200
1997…………………… . 150
1998……………………...200
1999……………………...400
2000……………………...450

Se aplica masivamente DDT

2001………………………120
2002………………………100
2003………………………20



El DDT es como un monstruo. Fuimos educados en su repudio, como ejemplo del mal que el hombre puede hacerle a la naturaleza.
Abandonar su uso implicó 60 millones de vidas perdidas por causa de la malaria. Causas totalmente evitables. Un logro de la ecología como religión autoritaria.

Sesenta millones de muertos después, nadie se disculpa. Ningun gurú de la ecología jamás explicará nada sobre el tema DDT, ese monstruo. Aliados con los mosquitos, los ecologistas han producido con su presión estas muertes y muchas más, seguramente.

En 2006, al fin, la OMS ha reconsiderado la anterior prohibición sobre el DDT y lo recomienda en la lucha contra la malaria.
Era hora

2 comentarios:

esteban dijo...

"El año pasado, la esposa y los dos hijos de uno de mis colegas fueron diagnosticados con malaria. De repente, sus vidas se voltearon patas arriba y todas sus prioridades y planes cambiaron. La absoluta prioridad es curarse.

Este horrible drama lo vive, año tras año, un inmenso número de familias africanas. Más de 300 millones de africanos sufren de malaria y más de un millón de nuestros niños mueren cada año de esa enfermedad.

Recientemente, en otros países que no sufren de tan horrible enfermedad, los ambientalistas estaban celebrando los 100 años del nacimiento de Rachel Carson, cuyo libro Primavera silenciosa promovió el activismo en prohibir el repelente e insecticida DDT en todo el mundo.

En una época, la malaria mataba a cientos de estadounidenses anualmente, desde Nueva Jersey hasta California, de la Florida y Luisiana a Michigan y hasta Alaska. Hasta los años 30 del siglo pasado, la malaria frenaba una tercera parte de la producción industrial del sur de Estados Unidos.

Los zancudos transmisores de la malaria plagaron a Europa durante siglos, aniquilando ejércitos desde Alejandro el Grande hasta la Segunda Guerra Mundial, cuando se comenzó a fumigar a los soldados con DDT. Después de la guerra, el DDT acabó con una epidemia de tifus en Europa y terminó con la malaria en Estados Unidos en 1952 y en Europa en 1961. También fue utilizado, a menudo sin cuidado y en exceso, para proteger las cosechas de insectos.

Pero en medio de tales grandes logros, Rachel Carson y el naciente movimiento ambientalista denunciaron que el DDT se estaba acumulando, con devastadoras consecuencias, en los cuerpos de la gente y de los animales. En lugar de proceder con investigaciones científicas para determinar si el DDT es dañino, lanzaron una campaña mundial que logró acabar con el uso del DDT en todo el mundo.

Esta prohibición no tuvo ningún costo para los estadounidenses ni para los europeos porque la malaria ya había desaparecido de sus países y cuando viajan a Africa se hospedan en lujosos y modernos hoteles y no suelen visitar los hospitales ni los hogares de las víctimas, por lo que no ven el sufrimiento de millones de gente pobre, cuyo bienestar alegan defender.

De esta manera, Africa se ha convertido en zona de sacrificios, donde las ideologías ambientales exigen la utilización exclusiva de medios políticamente correctos, como mosquiteros, para prevenir una enfermedad que es el principal asesino de nuestros hijos. La prohibición del DDT es un crimen contra la humanidad, al dejar que 300 millones de madres, padres y niños africanos sufran año tras año de malaria.

Hoy en día, 65 años después de que el DDT fue por primera vez utilizado para controlar esta horrible enfermedad, ninguna otra sustancia es tan efectiva ni tan barata contra enfermedades transmitidas por mosquitos. No hay tampoco ninguna prueba que su utilización responsable sea dañina. Por ello, cientos de médicos, sacerdotes y defensores de los derechos humanos exigen la aprobación de su utilización. Por fin la Organización Mundial de la Salud y USAID están oyendo ese clamor y permitiendo fumigaciones en el interior de las viviendas.

El programa de DDT de Sudáfrica ha reducido en 80 por ciento los casos de malaria en 18 meses, sin ninguna consecuencia negativa para el medioambiente. Experiencias similares se han logrado en otros países africanos. Pero a pesar de ello, en Europa amenazan con la suspensión de importaciones agrícolas y demás sanciones contra los países que utilizan DDT para salvar vidas. Los organismos de ayuda internacional rehúsan apoyo a países que utilizan DDT, mientras prometen mosquiteros que nunca llegan y vacunas que tomarán años en aparecer.

Mientras tanto, los activistas del ambiente siguen mintiendo descaradamente respecto al DDT y asustando con futuros desastres."
Thomson Ayodele, director de Iniciative for Public Health Analysis (Nigeria)

Anónimo dijo...

Conoces los efectos del DDT sobre los humanos? Deberías informarte.

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!