Se produjo un error en este gadget.

miércoles, febrero 15, 2012

Sacandose la careta



Sabemos que el antisemitismo es multiforme. Puede acusar a los judíos de ser subhumanos, o de ser demasiado inteligentes, de inventar el capitalismo, o de inventar el comunismo. De ser como nazis con los palestinos, de ser fundamentalistas religiosos, de querer atacar a Iran , de dominar los medios, las finanzas, el espectáculo, la literatura, la música, la ciencia. De tener demasiados premios Nobel, de inventar armas secretas, de manipular a los gobiernos a su favor. Detrás de cada exceso o injusticia, el antisemita siempre encuentra a un judío.
Lo que no explican los antisemitas es como los judíos , teniendo tanto poder, hayan sufrido tantos exterminios, desde las Cruzadas, que ensayaban matando judíos antes de llegar a Jerusalén en manos islámicas; la Peste Negra de 1348 – la mitad de los judíos europeos asesinados- ; las masacres españolas de 1391 -50 mil asesinados- ; las expulsiones de Inglaterra, Francia y España; los pogroms zaristas; los 150,000 judíos asesinados por el Ejercito Blanco en Rusia; el holocausto nazi; las campañas antisemitas de Stalin; el acoso árabe desde 1947; la bomba en la Embajada de Israel en Argentina; la bomba en la AMIA, etc.
La derecha  siempre fue muy clara respecto de los judíos: eran el pueblo que desconoció a Jesús, el que lleno al mundo del vicio capitalista, el que inventó la democracia para corroer el orden medieval, el enemigo a vencer.
La izquierda nunca tuvo demasiada simpatía por los judíos, desde la “Cuestión Judía”, libelo en el que Marx afirma que “el unico Dios de los judíos es el dinero”, hasta la popular identificación de judío= capitalista. Sin embargo los principales cuadros de la izquierda fueron judíos, esperanzados en que la liberación de la humanidad de las cadenas implicaría la liberación de los judíos de sus propias cadenas. Participaron activamente en la Revolución Rusa, al punto que surgió una nueva identificación: Bolchevique= judío, idea especialmente utilizada por Hitler.
Israel significó la ruptura definitiva entre izquierda y judaísmo: la URSS, Cuba, China siempre condenaron a Israel y apoyaron activamente a los palestinos. De allí surgió la ultima identificación: Israel=Nazis.
El populismo lainoamericano- tributario tanto del fascismo como del socialismo- siempre ha hecho activa campaña contra Israel. Pero nunca se animó a atacar “a los judíos”. Por el contrario, hasta se declara opositor al antisemitismo.
Pero ahora ha surgido una novedad que va aponer todo blanco sobre negro.
El candidato opositor a Hugo Chávez, Henrique Capriles Radonski es un judío.
Esta condición personal suya ya se ha convertido en eje de la campaña sucia del chavismo contra el oponente.
Como se lee en un editorial de la prensa chavista, “Nuestro enemigo es el sionismo, representado por Capriles”. “El sionismo maneja el 80% de la economía mundial”, etc.
La vieja calumnia del Poder Judío- tan excelentemente divulgada por los “Protocolos de los Sabios de Sion”, una creación de la policía zarista- a fin revive en Venezuela.
Venezuela o Judíos es la consigna; Socialismo o Sionismo; Patria o Cosmopolitismo; Haga patria, no vote a un judío.
Por fin las cosas estarán claras. Se caen todas las caretas: antisionismo es antisemitismo.
Se apelará a la extensa literatura panfletaria antisemita para intentar destruir a Capriles. Se tocarán todas las cuerdas: capitalistas, dueños de la economía, explotadores del Tercer Mundo, asesinos de árabes, nazis, racistas, antipatriotas, conspirativos.
El Socialismo del siglo XXI se enfrentará al fin con el Enemigo Judío. Será una batalla épica.
 ¿Qué dirán los tantos judíos simpatizantes del chavismo: los Feinmann, Verbitsky, tantos progresistas que reprueban el Holocausto, pero se niegan a creer que el antisionismo es antisemitismo?

1 comentario:

migueltesorillo dijo...

La matanza de 1391 en la Peninsula Iberica menos Navarra y el reino musulman de Granada fue terrible. Y por cierto muy ignorada en España. 1492 fue más conocido.
50.000 muertos, puede que más. Un dato. Hubo juderías, que simplemente desaparecieron. Otro muchos judíos salvaron la vida pidiendo el bautizo. Luego quisieron ser judíos, mas te has convertido y hala eres cristiano. Naciendo el problema converso.

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!