Se produjo un error en este gadget.

jueves, junio 18, 2009

En vísperas de grandes cambios

Estamos en las vísperas. Ya nada será igual desde el 29 de junio.
Kirchner sufrirá una aplastante derrota - incluso en la provincia de Buenos Aires- lo que lo excluirá para siempre de la "mesa chica" del Peronismo. Su destino es el exilio patagónico.
El problema para el Peronismo es que también será derrotada la "esperanza blanca": Reutemann.
Con lo cual, insólitamente habrá más aspirantes no-peronistas a la presidencia (Cobos, Lilita, Binner, Macri) que peronistas. En 2003 había tres aspirantes peronistas,en 2011 ¿quienes?
Scioli solo tiene una remota posibilidad: pegar un sonoro portazo el 29, decirle a Kirchner todo lo que tiene guardado desde 2003 y constituirse de hecho en referente postkirchnerista.
Pero su insólito y casi suicida compromiso con las candidaturas "testimoniales" puede ser un certificado de No-retorno, difícil de digerir para el cambiante y complejo electorado nacional. Ese portazo debería ser memorable, pero constructivo, no a la manera de Chacho, sino proyectándolo al futuro. No sé si le dará el cuero.

¿Quién más?¿Solá?¿Das Neves? Poco y nada.Pero, por otra parte, la gobernabilidad solo se garantiza desde el peronismo (Gobernadores, senadores, sindicalistas)
¿Qué clase de extraño pacto habrá entre un candidato No-peronista y el Peronismo real, que nunca juega mal el juego del Poder?
¿Veremos cambios estructurales?
Todo apunta a que esta vez está en juego el sentido de la palabra "peronismo":ya no pueden repetir, como en 2003, que "cualquiera" mientras sea peronista, vale para Presidente. Ahora la gente se puso más exigente. Por suerte.

No hay comentarios.:

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!