Se produjo un error en este gadget.

viernes, enero 12, 2007

La comedieta latinoamericana


El chantaje a que nos somete el pensamiento único progresista le impide, a más de uno, decir de una vez y con todas las letras que Fidel Castro ha sido un dictador seco, duro e intransigente, que instauró un régimen policial basado en la delación y el terror, un régimen que fracasó en promover el progreso, la libertad y la felicidad del pueblo de Cuba. Uno tiene miedo, claro, de ser acusado de “gusano” , de pro-Batista, ¿cierto? Y uno calla, entonces…

El pensamiento corriente de la izquierda niega el papel del Che en La Cabaña, a cargo de centenares de fusilamientos, que, aunque supuestamente indispensables sobrecogen el alma: se sabe que por lo general a los jóvenes idealistas y puros como Guevara, la función de fusilar gente no le debía resultar muy agradable, sin embargo el Che asumió con entusiasmo esa carga, con demasiado entusiasmo uno diría.

Después de medio siglo, al fin, cuando se creía que las máscaras caerían, resulta que no.

Que la desastrosa economía, la pobreza aguda que sufre el pueblo cubano, el sistema policial, la cárcel para 300 disidentes, la muerte hoy mismo de uno de ellos por negación de asistencia médica, la persecución a los intelectuales, el vergonzoso caso Padilla, la negación de Cabrera Infante, fallecido hace poco y ausente de todo comentario por parte de la prensa cultural progresista; la persecución a los homosexuales, el apoyo a la invasión a Checoslovaquia, las fallidas zafras de 10 millones de toneladas, las absurdas guerras cubanas en África, el despropósito el Che en Bolivia; el apoyo de Cuba a la Argentina del proceso, impidiendo la condena de la ONU a las desapariciones videlistas; en fin, la paradoja de que los jóvenes libertarios, creativos y audaces apoyen a un régimen opresor, burocratizado, policial, conservador… todo eso y mucho más, sigue hoy, aumenta hoy en esta triste América Latina. Chávez, Morales y ahora Ortega (violador de su hijastra, el que hundió en la pobreza a Nicaragua, el que se apropió de las mansiones de los somocistas para repartirlas entre los sandinistas, el asesino de indios Misquitos, en fin) vuelven a poner a Fidel como líder continental, como faro que los convoca e inspira. Este suicidio que comete la Historia en nuestra América es un escándalo que obliga a denunciar el desatino por todos los medios.

El miedo a ser tachado de “facho” es menor, en mi caso, al miedo a dar apoyo tácito a este retroceso trágico, que mantendrá hundida a America Latina, nuevamente.

Alguien escribió hace poco que América Latina ha pasado de la épica a la comedieta, da risa más que miedo. Mientras el mundo se dedica a crecer (con la excepción de Africa y Medio Oriente, protagonistas de distintos horrores) AL no se dedica más que a reestatizar, renacionalizar, desdemocratizar, concentrar poderes, instaurar cultos personalistas, alejarse de las corrientes del progreso, la inversión y la creatividad, cerrarse en ritos macheteros, preincaicos o seudolibertarios, en pobretismos, nacionalismos de aldea, protestismos, asambleismos tumultuarios, aprietes, escraches, barras bravas, violencia, piquetes, prebendas, cacicazgos, sindicalismos burocráticos, presión a la prensa, clientelismos, reelección permanente, refundación de naciones, constituyentes tramposas, y mucha retórica antiimperialista, anticapitalista, antiliberal, antidemocrática, antirrepublicana.

Salgamos de esta comedia, por favor!

No hay comentarios.:

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!