Se produjo un error en este gadget.

sábado, junio 18, 2011

El Mito peronista

Mircea Eliade, el gran historiador de las religiones, ha planteado en el “Mito del Eterno Retorno” y en “Mito y Realidad” que el mito no es una simple “rareza” cultural, un “opio para dormir a los pueblos” o un capricho de los poderosos, sino un elemento central en la constitución del sentido de lo humano. Los pueblos primitivos se definen como humanos cada vez que repiten metafóricamente el Mito de la Creación. Toda creación, un poema o un hijo , repite de algún modo al Creación primera y los ritos tienen la función de otorgarle a esas creaciones la fuerza que emana de de la Creación original. Cada cosecha, cada muerte, cada nacimiento se comprenden en el contexto de este retorno al inicio, a la constitución del Cosmos, donde antes reinaba el Caos.
Los Mitos cuentan hechos “reales”, sucedidos en el Inicio de los tiempos, protagonizados por dioses, seres extraordinarios, que crearon las cosas: la tierra, el agua, las cosechas, la vida,. la muerte. Reales , en el sentido de que se diferencian claramente de los cuentos, las historias fantasiosas que se relatan a la luz de la hoguera. Los pueblos primitivo le asignan el carácter de Verdad absoluta a los relatos míticos que cuentan la participación de los dioses en la creación del Cosmos.
Minimizar la esencial función del Mito es , simplemente, desconocer como los pueblos perciben su propia humanidad: no hay hombres, no hay nada humano, si no existe un fundamento mitológico, una recreación permanente de la Creación original. Lo que diferencia un pueblo de una horda de homínidos prehumanos es, claramente, esta noción de lo sagrado creando Humanidad, sacándola de la Naturaleza y convirtiendo, de alguna manera, a cada persona en un pequeño Dios.

Cabe, por lo tanto, tratar el fenómeno del peronismo como un Comienzo Mítico de un pueblo, hasta ese momento casi considerado como una especie natural, no integrada a lo humano. La hipótesis es fuerte y seguramente muy discutible.

De lo que hablo aquí es que el peronismo no es un hecho meramente político o social. Que no se explica solamente porque concedió mejoras a los sectores más pobres de la Argentina. No es un simple problema marxista de cambio en las relaciones de poder, un Programa que generó una mejora en las condiciones de vida de los marginados. Eso existió, pero sobre todo el peronismo implicó que al menos una mitad de los argentinos, radiados de todo sistema de representación política y sindical, casi ocultos y olvidados, encontraran un Padre poderoso y un Hada buena que los sacara de la cuasi animalidad del excluido y lo integrara a una humanidad (los “descamisados”) que al fin tenía existencia real.

Es evidente el carácter manipulador del peronismo, enfocado justamente a crear esa mitología. No se de donde sacó Perón ese libreto, pero el componente mítico del relato del fascismo y del nazismo, con sus promesas de liberar la Ser Nacional del olvido del sistema “burgués” de representación política (partidos, parlamento, elecciones) fue seguramente una de sus fuentes de inspiración. Otra parte fue creación original. Si el Código del laboro fascista fue copiado casi íntegramente, el rol del Hada buena, Evita, fue creación original- e irrepetible- del peronismo. Como bien explica el historiador Loris Zanatta, Eva Perón le dio al movimiento peronista su carácter de gesta humana, creadora de una nueva identidad. Su muerte prematura, congeló en la memoria a una figura joven, hermosa y potente que la transformaría en una Santa laica, en un Hada milagrosa que ablandaba el corazón del Padre (poderoso, pero lejano del Pueblo) A través suyo, el pueblo llegaba a Perón, intermediando entre Líder y Pueblo, en una trilogía inédita en los procesos políticos conocidos. La mujer del Líder no tuvo ninguna importancia ni en el leninismo-estalinismo, ni en los procesos fascistas, nazis o falangistas.
Como en todo Mito, la verdad brilla por su ausencia. La Evita organizando el 17 de octubre es la "mentira originaria" sobre la cual luego se monta toda la narración. Mientras Eva estaba en Junin, haciendo trámites de tipo económico, el Relato la ubica recorriendo barriadas obreras, llamando a la sublevación popular. Luego vendría su actuación como "redistribuidora" de riqueza ajena en su Fundación, el voto femenino y , otra gesta mítica, el Renunciamiento y posterior agonía.
Su muerte termina de configurar el Relato peronista, llevándolo a una dimensión desconocida. Por eso, porque Perón era conciente de eso, hasta el fin de sus días minimizó el papel de Evita: “Evita es mi creación” repetía obsesivamente. El Gran Conductor, por ejemplo,exigió que la ley que proclamaba a Evita “Jefa Espiritual de la Nación” incluyera su proclamación como, ni más ni menos, “Libertador de la Patria”.
La desmesura del evitismo llegó a su cénit a la muerte de Eva. Un país paralizado durante dos semanas, la obligación de lucir luto, los infinitos homenajes parlamentarios, sindicales, políticos, barriales, en empresas, escuelas, cuarteles, templos fueron la manifestación evidente de una nueva religión. Esa nueva religión hubiera tenido su Altar (de no ocurrir el derrocamiento de Perón) en un Monumento a Evita- aprobado por Ley- a ubicar en la Plaza de Mayo: un mausoleo conformado por un edificio de 140 metros de altura coronado por una estatua de Evita. Una impostura varias veces mayor que la estatua de la Libertad de Nueva York: el monumento más enorme jamás construido en el mundo, mayor al coloso de Rodas, con la altura de la pirámide de Keops.

Zanatta afirma que de no haber existido Eva, Perón derrocado hubiera corrido la misma suerte que diversos caudillos latinoamericanos caídos del poder. Rojas Pinilla, Somoza, Stroessner. La diferencia entre el peronismo y esas efímeras dictaduras se llamó Evita: la encarnación de una semidiosa, autora de una Creación Mitológica del pueblo argentino, un hecho que sería absurdo confinar a los límites de la política. Un hecho religioso.

1 comentario:

José Luis dijo...

A mi abuelo, juez federal en Bahía Blanca, lo echaron a la mierda cuando se negó a usar el brazalete negro en señal de luto por la Eva. El viejo prefirió eso a mancillar su honra con esa porquería.

JL

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!