Se produjo un error en este gadget.

martes, julio 26, 2005

Notable avance científico

Una nueva terapia permite perder 2,3 kilos al mes

Un equipo de científicos del Imperial College de Londres han desarrollado una nueva terapia contra la obesidad, que permite a un individuo perder unos 2,3 kilos al mes.

El tratamiento consiste en una inyección de hormona llamada oxintomodulina, que hace sentir al paciente que su estómago está lleno, por lo que no tiene apetito.
El equipo dirigido por Steve Bloom, profesor de medicina del Imperial College, identificó la hormona tras descubrir que los pacientes que se habían sometido a una operación para reducir el tamaño del estómago como forma de adelgazar producían más oxintomodulina inmediatamente después de la intervención.

Durante el período de ensayos, varios voluntarios se inyectaron una pequeña dosis de esa hormona tres veces al día, siempre treinta minutos antes de cada comida durante un periodo de cuatro semanas mientras que otro grupo recibió un placebo.

Al cabo del mes, los voluntarios del primer grupo habían perdido casi 2,5 kilos y los del segundo, menos de medio kilo.

Los investigadores del Imperial College han logrado demostrar, sin embargo, en animales de laboratorio, que el potencial de la hormona es mucho mayor ya que puede eliminar prácticamente del todo las ganas de comer.


Están en experimentación otros tratamientos similares, pero orientados a otras conductas humanas eventualmente nocivas:

1- La noapoliyinaplus, hormona que quita las ganas de dormir (noches cortas, días mas largos y productivos)

2. La encamatemenosulina, que quita las ganas de fornicar (eficaz remedio contra muchos males: SIDA, adulterios, embarazos no deseados, enamoramientos graves)

3- Nopensulina, que quita las ganas de reflexionar sobre problemas sin solución (eficaz remedio contra las depresiones, angustias y pensamientos no correctos)


Por último está en etapa muy preliminar el desarrollo de una terapia revolucionaria a partir de la chauviditalina. Se trata de perder totalmente el miedo a la Muerte. Con esta terapia se podría matar y morir con la misma facilidad con que se estornuda, con ventajas evidentes (los soldados desembarcarían en territorio enemigo como quien va al shopping, los condenados a muerte se divertirían hasta el último día, lo mismo que los enfermos terminales, etc.) Imaginemos lo genial que hubiera sido tener esta droga en Auschwitz...

Agregado un día después: La naturaleza imita al arte

Este "artículo" fue escrito hace dos días, copiando una nota periodística y agregándole un final ...aterrador.
Ese final, ya existe: al otro día se publicó en La Nación lo que sigue:



La Nación, 27 de julio 2005

NUEVA HIPÓTESIS

PODRÍAN BORRARSE RECUERDOS TRAUMÁTICOS


Piensan en utilizar fármacos comunes


¿Puede una droga de uso común extinguir el trauma asociado con recuerdos dramáticos?

Según Jim Giles, que lanza la pregunta en el número de Nature que se publica hoy, algunos psiquiatras norteamericanos creen que sí. Ellos afirman que los betabloqueantes, ampliamente utilizados para tratar la hipertensión y los problemas cardíacos, interfieren con el modo en que el cerebro almacena los recuerdos. Si se administran estos fármacos en el momento adecuado, sugieren, las víctimas de desorden de estrés postraumático podrían borrar los períodos de pánico que los acosan.

La idea de que los betabloqueantes pueden ayudar a eliminar recuerdos traumáticos se inspiró en descubrimientos realizados durante la última década. Algunas drogas, por ejemplo, pueden interferir en su evocación.

El betabloqueante propanolol es un ejemplo, dice Giles. Bloquea los neurotransmisores involucrados en la fijación de los recuerdos, y diversos estudios hallaron que roedores que aprendieron a temer un tono musical seguido de un shock eléctrico pierden este miedo si se les administra propanolol antes de emitir el sonido.

Según se afirma en Nature, un grupo de psiquiatras neoyorquinos logró hacer lo mismo en seres humanos. Ellos planean enviar su trabajo para publicación en septiembre, pero ya comenzaron a trabajar en una prueba clínica en pacientes con estrés postraumático. Les indican tomar una dosis de propanolol cuando sienten los síntomas característicos de su trastorno, como ritmo cardíaco acelerado o problemas para respirar.

Aunque no existen en la actualidad tratamientos efectivos contra este problema, una terapia de este tipo no deja de presentar aristas controvertidas. Algunos especialistas en salud mental, afirma Giles, dicen que podría prestarse a abusos, por ejemplo si comandantes militares intentaran utilizarlo para insensibilizar a los soldados ante actos terribles. "Si los soldados hicieran algo que causara la muerte de niños, usted querría que recibieran betabloqueantes para que lo hicieran de nuevo?", preguntó Paul McHugh, psiquiatra de la Johns Hopkins University en Baltimore.

No hay comentarios.:

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!