Se produjo un error en este gadget.

martes, octubre 23, 2012

Orden espontáneo y orden construido



El gran problema de nuestra civilización es la ignorancia de los dirigentes, intelectuales y pensadores respecto de la diferencia entre un orden espontáneo y un orden construido.
Un orden espontáneo no surge de un diseño, un plan destinado a lograr objetivos explícitos: es un orden autogenerado, producto de una evolución paulatina. Es un orden común en la naturaleza: los elementos cumplen ciertas reglas generales sin compartir ni comprender los fines del orden. Solo saben que las reglas están para ser cumplidas. Las hordas de primates no coordinan su acción merced a una transmisión explícita de mandatos, sino en base a cumplir una serie de normas.
La organización, en cambio, es producto de un plan deliberado, y busca objetivos concretos y comunicables.
El problema es que nuestra sociedad ha sido el largo producto de una evolución espontánea, guiada por reglas generales y se cree , en cambio, que es una “organización” que puede manejarse con mandatos explícitos y concretos.
El orden espontáneo no se percibe, como se percibe una organización. Es como el mar que el pez no percibe porque ha nacido en ese medio y no concibe que haya otro. Es anti-intuitivo y difícilmente expresable en palabras.
En cambio, la organización es concreta, se percibe, se “entiende” porque hay un objetivo explicito y mandatos particulares para cada uno de sus miembros.
Por lo tanto la tendencia de los gobernantes es hacer “inteligible” la sociedad, transformándola en una organización. 
El problema es que una organización, aun las más complejas como el Estado, tiene muy pocos grados de complejidad si las comparamos con la complejidad del sistema social. Son inútiles para lidiar con las circunstancias particulares que constituyen el entorno de millones de individuos. Solo puede emitir órdenes de cumplimiento específico, obligatorio y uniforme. No puede haber, como en el caso de los órdenes espontáneos, reglas abstractas, generales que guían el comportamiento de los individuos, sin imponer un fin único, y desconociendo los fines personales de cada miembro. Es esa asombrosa particularidad la que ha permitido que se desarrolle la civilización, un orden de una complejidad que ninguna mente particular puede siquiera imaginar, y mucho menos, dirigir.
El resultado es que transformada- por lo general por medios dictatoriales- una sociedad abierta en una “comunidad organizada” se empobrece, se primitiviza ya que son pocos los niveles de complejidad que la autoridad puede comprender y alcanzar. Lo que se gana en control se pierde en conocimiento de las circunstancias concretas de tiempo y lugar que solo los individuos conocen de su entorno. Al despreciar el conocimiento disperso y creer que el único conocimiento válido es el científico- general y abstracto- deja de producirse la innovación, se cristaliza y aplana el crecimiento y la mejora de las condiciones de vida, se deja de producir valor, nuevas perspectivas, cambio. El conflicto se congela, la sociedad se congela. 
Es ese el prometido paraíso que todas las utopías constructivistas nos deparan, desde los delirios de Campanella a los de Hitler, pasando por Marx o el Che.

5 comentarios:

Orlando Tambosi dijo...

Off-topic, Esteban, para te indicar o livro de Ampuero:
http://otambosi.blogspot.com.br/2012/10/a-cegueira-ideologica-dos-anos-verde.html

Abraço

Orlando Tambosi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Orlando Tambosi dijo...

Caro Esteban,

fiz uma homenagem a você no último post.

Abraço

esteban dijo...

Gracias Orlando por tu mención

esteban dijo...

Gracias por tu homenaje Orlando. No soy el único, obviamente. Hay buena gente opinando, investigando y alertando sobre que el cristinismo es la etapa superior del kirchnerismo, una etapa aguda, agresiva, intolerante y más que chavista: estalinista. El vice-ministro de economia es un joven marxista, su diputada clave se autodefinio como estalinista y afirmo esta semana que la "alternancia boba"- la que impide la re re eleccion- es una limitacion estúpida frenta a una "estadista" como Cristina. Vamos mal! Veremos que sucede el 8N, saludos

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!