Se produjo un error en este gadget.

domingo, julio 09, 2006

Latinoamérica, la triste

Da pena -me da pena- observar como la lenguocracia (esa fantástica forma de gobierno que consiste en hablar, solo en hablar: alto, altivo, esdrújulo, amenazante, convencido) vuelve a reinar en algunos lugares de nuestra Latinoamérica.

Ahora el viejo recitado barroco, tan a gusto de la administración colonial española y de sus sucesores criollos brilla en su esplendor de la boca del Coronel Chávez, golpista fracasado, encargado ahora de conformar el Ejercito del MERCOSUR. No nos alcanzan nuestras fuerzas armadas- la serpiente que duerme con nosotros y que cada tanto nos muerde con su veneno- sino que ahora hay que mercosurizarlas. Este es el primer aporte efectivo de Venezuela como socio nuevo del MERCOSUR. Ni inversión, ni educación, ni comercio, ni tecnología ni nada de eso, chico: Las Fuerzas Armadas del MERCOSUR, para oponernos a los de afuera…
Repartiremos millones de Kalishnikovs , le mostraremos al Imperio la voluntad del pueblo latinoamericano, tendremos como aliados estratégicos a Corea del Norte, gloriosamente conducida por el Lider Sung, Hijo del Padre Kim-, al Iran desafiante y soberano y a todo el mundo islámico fundamentalista.

Marcharemos, como hoy en Buenos Aires, los revolucionarios con los clérigos musulmanes, quemaremos banderas de Israel frente a la nueva Embajada (porque la anterior voló por los aires con treinta personas adentro), cantaremos las consignas de siempre y seremos así cada vez más Latinoamérica Triste. Fieles a nuestras cadenas. Impecables en el arte de fracasar y echarle culpa a otros (judíos, chinos, como denuncia ahora el sindicalismo argentino)

Latinoamérica triste es la matanza de haitianos en manos del dominicano dictador Trujillo, amigo elogiado de Perón, son los pequeños sátrapas (Somoza, Batista) y los sátrapas que los destronaron (Castro,Ortega). Es la pobreza mantenida como fuente de reclutamiento politico y electoral, las bravuconadas de gobernadores, intendentes y cuanto cacique local exista, es la pobre intelectualidad que escapa para atrás, haciendose cada día más nacionalista, ciega y atrasada.(El último director de cine tucumano habla de exceso de “películas de clase media, con problemáticas psicológicas”, porque se sabe: el amor, los celos, el poder, el fracaso, los sueños, son solo flaquezas pequeñoburguesas: para los trabajadores solo la épica revolucionaria les está permitida).

Mientras que países orientales crecen como desaforados y pasan de la edad media al siglo 21 sin escalas, nosotros seguimos en la segunda ola- cuando no en la primera: nacionalizar recursos energéticos, vender materias primas, e invitar de mala gana a los inversores…

Quizas hay otra Latinoamérica, menos retórica, expresada en Chile, en Colombia, quizas en el Peru agónico, en Mexico, en Uruguay: menos trepidante, menos lenguaraz y más preocupada por hacer ciertas cosas bie...
Pero por ahora: Fuerzas Armadas del MERCOSUR señores!

No hay comentarios.:

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!