Se produjo un error en este gadget.

miércoles, abril 12, 2006

Leer a Auster

Hace varios años que me dedico – part-time- a escribir ficciones, con variada suerte. En general diría que no puedo quejarme: me han publicado en varios sitios de Internet y he recibido cuatro o cinco premios en concursos diversos.

Leí varios textos sobre técnicas de escritura, sobre estructura narrativa, pero en general rehuyo de la Teoría Literaria, no vaya a ser que quiera ponerme a escribir bajo el influjo de alguna teoría: vivir con un Freud musitándote a cada renglón los “porqué hiciste- pensaste- sentiste tal o cual cosa”. Horrible.

Mi única obligación es leer buena literatura. Clásica y moderna, universal y argentina.
Bueno, en eso estaba ciando me topé, luego de varios años, con Auster, con su reciente “Brooklyn Follies”.

Abandonad toda lectura: aprended del Maestro, leyéndolo, directamente: sin teorías, sin cabezas atiborradas de datos. Solo leedlo: ved como se derrama la vida por sobre, entre, o por debajo de las palabras: Como el lenguaje no ahoga sino que enaltece la acción. Cómo se deja leer como un buen vino se deja gustar.

Hacé la experiencia de gastar tan solo unas pocas horas para terminar las 308 páginas de la novela: Así podras comprender el valor exacto de la técnica, el lugar del lenguaje, el papel del narrador- testigo y protagonista-. Auster nos ahorra decenas de parrafadas destinadas a “explicar” lo que pasa: se concentra en “lo” que pasa, sin buscar esencias más allá de las existencias.

Eso es, exactamente, lo que me gustaría encontrar en mi escritura: el abandono de toda cartilla moral, ética o estética sin caer en la nada burbujeante de absurdos; el humor sin caer en el guiño permanente; la gracia, la sorpresa, la inteligencia sin la pedantería del intelectual. Eso.

No hay comentarios.:

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!