Se produjo un error en este gadget.

martes, marzo 28, 2006

escri (tura) sis

Hace varias semanas que no escribo nada. No es una crisis digna de preocupar a nadie, ni siquiera a mi mismo. Pero, la verdad, extrañaba esa diaria puesta a cero, la carga de pilas y el gustito de ver que unas palabras nuevas, una breve frase digna, una idea no tan remanida salían a la luz bajo mi dirección.
Es tiempo de volver a la escritura.
Entre medio, para que negarlo, el mundo metió la cola, la realidad que dibujan los medios día a día opera como una pesa, un peso, una cadena que te ata a la nada: pocas cosas valen la pena, parecen decirte, en un mundo absolutamente dispuesto al suicidio. Para colmo noticias alarmantes suman desasosiego: tres o cuatro peligros de desaparición o grave alteración de la vida cotidiana. A saber, que se termina en pocas décadas el petróleo, que existen claros indicios de que se funde el hielo de la Antartida y Groenlandia, que una pandemia aviar asecha , que se termina el agua potable y, como si esto fuera poco, la locura política avanza a pasos raudos tragándose los dos últimos siglos de progreso y amenazando con una noche más oscura que la medieval.
En ese contexto hay que ejercer de una insana manía negadora para ponerse a escribir, tan contento uno. Pero, que le voy a hacer: habrá que soportarme.

Tampoco estoy leyendo con la dedicación (la entrega, iba a decir) necesaria: me deprime saber que no tengo tiempo para leer las miles de ideas sueltas que andan por las librerías, empacadas en objetos de papel, llamados libros. En cambio cada vez frecuento más la pantalla internetiana, allí donde lectura, contemplación, curiosidad y tontería se mezclan continuamente.
Creo que Internet llego demasiado tarde, no podrá evitar el colapso final pero nos ayudará a entenderlo mejor, o antes.

No hay comentarios.:

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!