Se produjo un error en este gadget.

martes, noviembre 27, 2012

Una interpretación del 8N



El movimiento que se expresó masivamente el 8 de noviembre del 2012 no deja de presentar características difíciles de interpretar a la luz de la teoría política usual. Según esta teoría, la democracia es un mecanismo de gobierno que representa la voluntad de la mayoría. Como tal, el Parlamento es el órgano por excelencia de la democracia: es en las asambleas legislativ
as donde se discuten y deciden las cuestiones centrales de una comunidad. El parlamento nació como contrapeso del poder del Rey, compuesto por representantes del pueblo que expresan sus intereses. La Constitución expresa en forma explícita la organización del poder y tiende, según se sabe, a la coexistencia de tres poderes: el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial.

Si es así, ¿por qué es remota la posibilidad de limitar el poder del Ejecutivo, no solo en América Latina sino en todo el mundo basado en la tradición liberal de Occidente?
Hoy los gobiernos manejan más del 50% de las rentas de una nación. Tienen centenares de organismos, regulan miles de cuestiones, deciden no solo sobre cuestiones típicas del Derecho Público, sino que intervienen en las transacciones particulares, incorporando el Derecho Privado como un simple capítulo de sus atribuciones.
Este proceso se inició cuando los parlamentos se declararon soberanos: el poder del Soberano pasó al Parlamento, el absolutismo personalista trasmutó en absolutismo institucional. La teoría de que solo un poder ilimitado es la fuente de la legislación impregnó la práctica democrática. Nadie pudo o supo cuestionar esta apropiación de la soberanía. Una cosa en la “fuente” del poder y otra sus “límites”. La Revolución Democrática de los siglos XVIII y XIX constituyó un triunfo progresivo, al pasar de una dominación personalista ilimitada a un poder relativamente fragmentado. Pero el Constitucionalismo ha diseñado unos parlamentos casi sin límites. Solo la eventual “inconstitucionalidad” de una ley- declarada por la Justicia- parece ser el límite al poder legislativo. Procedimiento ex - post, lento, complejo y puntual, excepcional.

No es que la sociedad se constituye primero y crea las normas después. Las normas son preexistentes: la sociedad se organiza en Estado no para crear las reglas, sino para hacerlas cumplir. La garantía de preservar una esfera de libertad del individuo no puede estar en votación. La libertad es la condición inicial que debe ser mantenida por el acuerdo constitucional. La propiedad privada, la seguridad, la libertad, el respeto a las creencias individuales, el límite a terceros para alterar esa esfera- sean individuos o el Estado- está en la lógica fundacional de la Revolución Americana. Vale la pena reproducir las primeras frases de la Declaración de Virginia, en 1776:

Sostenemos como evidentes estas verdades: que todos los hombres son creados iguales; que son dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables; que entre éstos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad; que para garantizar estos derechos se instituyen entre los hombres los gobiernos, que derivan sus poderes legítimos del consentimiento de los gobernados; que cuando quiera que una forma de gobierno se haga destructora de estos principios, el pueblo tiene el derecho a reformarla o abolirla e instituir un nuevo gobierno que se funde en dichos principios, y a organizar sus poderes en la forma que a su juicio ofrecerá las mayores probabilidades de alcanzar su seguridad y felicidad. La prudencia, claro está, aconsejará que no se cambie por motivos leves y transitorios gobiernos de antiguo establecidos; y, en efecto, toda la experiencia ha demostrado que la humanidad está más dispuesta a padecer, mientras los males sean tolerables, que a hacerse justicia aboliendo las formas a que está acostumbrada. Pero cuando una larga serie de abusos y usurpaciones, dirigida invariablemente al mismo objetivo, demuestra el designio de someter al pueblo a un despotismo absoluto, es su derecho, es su deber, derrocar ese gobierno y establecer nuevos resguardos para su futura seguridad. Tal ha sido el paciente sufrimiento de estas colonias; tal es ahora la necesidad que las obliga a reformar su anterior sistema de gobierno.

Varias cuestiones quedan aquí muy claras;

- La existencia de unos “derechos inalienables” (la vida, la propiedad) cuyo origen se remonta al Creador – o sea una fuente de poder no legislable por los humanos.
-La constitución de gobiernos como garantizadores de esos derechos, no como creadores de nuevos derechos y obligaciones, que gobiernan con el consentimiento del pueblo, que es la fuente de su poder.
- La posibilidad de que roto el pacto de garantía que legitima a los gobiernos, los pueblos tienen el derecho de derrocarlos, a fin de evitar la imposición del absolutismo.

Existen ,entonces, dos nociones distintas de soberanía :
Una soberanía “natural” , preexistente, que los Padres Fundadores basan del Dios, para ponerla fuera del alcance del poder humano. El pueblo, en esta concepción, no es “soberano” respecto de los derechos inalienables. La mayorías no tienen el poder de alterar los derechos inalienables .
Dos: el pueblo sí es soberano respecto del gobierno que debe garantizarlos. El gobierno tiene fines esenciales pero limitados: garantizar la seguridad, la libertad, la propiedad, la vida. Su poder nace de los ciudadanos. Debe garantizar esos derechos para todos, no para la circunstancial mayoría que lo votó.
Se preserva así una esfera individual de derechos que ningún poder, ni las mayorías parlamentarias ni un gobierno presidencialista pueden interferir sin violar el pacto constitucional.

El divorcio entre funcionarios que suponen que sus órdenes son infalibles y una sociedad que mantiene aun como un tesoro escondido la posibilidad de realizar sus propios planes, utilizando su propio conocimiento y sintiéndose amparada solo por reglas generales que garantizan la esfera privada del individuo, es lo que se evidenció el 8N.
Hemos asistido a la ruptura de un pacto tácito: el Gobierno está para garantizar mi libertad y mi seguridad, no para ponerla a prueba día tras día.
El Gobierno nacional ha llevado al extremo la concepción racionalista de que una “mente brillante” puede rediseñar una sociedad. Pero esto que es moneda corriente en el mundo occidental, en la Argentina de Cristina Kirchner ha adoptado un sesgo extremo.
Además de la corrupción , la inseguridad y los problemas de la vida cotidiana (transporte, jubilaciones, inflación) que el Gobierno no ha sido capaz de abordar, el 8N nace porque la gente se sintió amenazada en su esfera personal. “Cuanto más planifica el Gobierno, menos planifican los ciudadanos” escribió Hayek.
El “cepo” al dólar constituye el más formidable avance sobre la esfera privada que ha cometido el Gobierno. No se trata de que interfirió en una mercadería cualquiera, como lo hace habitualmente con otras, sino que afectó la capacidad de la gente de planificar su futuro. En un contexto inflacionario, y luego de agotada la instancia del consumo a crédito, cuando la gente se llenó de computadoras, pantallas de televisión, compró su auto…surge la preocupación por el futuro: ¿que le dejaré a mis hijos, unos cacharros electrónicos que en pocos años habrá que tirar? ¿O la posibilidad de que estudien en una universidad de excelencia, que tengan un vivienda propia? Cuando la preocupación pasa del presente de “consumo” a un futuro que requiere “ahorro” surge el problema del atesoramiento. Nadie ahorra en pesos depreciados y despreciados. Se necesita ahorrar en moneda “dura”, resistente a la inflación. Cuando se prohíbe y se condena la compra de dólares el mensaje que se está emitiendo es claro: si ustedes solo se preocupan por el presente, yo se los garantizo, a pesar de la inflación: crédito de consumo, subsidios a tarifas, etc. Pero si se les ocurre pensar en el futuro, este Gobierno no los va a ayudar. No va a dejar que atesoren dólares, que ahorren, porque el futuro a mi, Gobierno, no me pertenece: solo quiero un eterno presente que puedo garantizar. No puedo garantizar el futuro.
A ningún gobierno le interesa el pargo plazo. No es ese el horizonte de los políticos. En cambio, a la gente sí, le interesa y mucho. Aunque la distraigan con chucherías a crédito, la gente sabe que “hay que ahorrar en ladrillos”, que el futuro de hijos y nietos se construye hoy. Y si hoy el gobierno te deja sin herramientas para construirlo se ha roto un pacto: desaparece así el consenso que sostiene a un gobierno, y queda claro que hay que expresarse en la calle, masivamente, contundentemente. Es tiempo de retomar la soberanía originaria, que reside en el pueblo, no en el gobierno.

En ese sentido, y solo en ese, se podría decir que el 8N es “destituyente”: al gobierno se le quita la confianza, se abandona el consenso y se le comunica que si no cambia se ha transformado en un enemigo, en un obstáculo para el logro de la felicidad. En realidad el mensaje es para todo el sistema político: partidos, legisladores, jueces. Todos participan de un sistema que antepone el uso creciente de recursos estatales al desarrollo de la iniciativa privada, que olvida el derecho- las reglas básicas de una sociedad- y solo se interesa en medidas de corto plazo destinadas a repartir favores a determinados “intereses especiales”.
Basta de gobernar repartiendo recursos que aporta la sociedad.
Basta de gobernar pensando en cómo obtener apoyos para la próxima elección, apoyos que surgen de repartir como propios los recursos que la sociedad, vía impuestos, les provee.
Basta de pensar en el corto plazo, en el beneficio inmediato de un grupo específico, olvidando el perjuicio a largo plazo para el conjunto.
Basta de adoptar el aire de respetabilidad, de dignidad cuando se trata de meros funcionarios cuyos mandantes somos nosotros.
Basta de invadir nuestra esfera privada, de inmiscuirse en nuestros valores, hábitos y deseos, tratando de imponer un supuesto ideal de felicidad. La felicidad no existe: como dice la Declaración de Virginia, existe un “camino personal” hacia la felicidad. Cada cual construye ese camino como quiere, mientras no afecte los caminos que otros construyen. Pero la felicidad no es un asunto de Estado, y el Gobierno no tiene que hacer nada allí.
Por todo esto, el 8N los ciudadanos, muchos ciudadanos, expresaron su voluntad de romper el pacto con el Gobierno .Con éste y con cualquiera que no entienda que hay que reconstruir el sentido final- que no es otro que el viejo sentido de la Declaración de Virginia- de la vida en común: construir un orden que garantice la paz, la seguridad, la propiedad y el derecho a buscar la felicidad.

jueves, noviembre 15, 2012

Contra la arquitectura moderna



¿Por qué será que Paris o Londres o Roma atraen a tantos turistas? No será por la moderna Torre de Montparnasse o por las nuevas construcciones a orillas del Támesis. La gente va a buscar un “estilo” urbano, asentado en siglos. Va a buscar armonía, belleza del conjunto, un clima que las modernas ciudades no tienen. Pasear por las callecitas de Paris se parece mucho 
a la felicidad.
La arquitectura moderna, sea la vulgar del ingeniero civil o la culta de Le Corbusier jamás podrá lograr ese efecto. Veamos.
Le Corbusier proponía tirar abajo el viejo Paris. Odiaba la Riviere Gauche, tanto como Les Champs Elysees. Se proponía tirar lo viejo por la ventana e inaugurar la ciudad “moderna”: un amasijo de rascacielos y monobloks, monótonos y poco armónicos.
Brasilia, otro ejemplo de racionalismo constructivista destruye la noción misma de paseo, de dar la vuelta al perro y charlar con los vecinos. En Brasilia todo es monumental, lejano, rodeado de hectáreas de parques vacíos: Catedral, edificios públicos, todos respondiendo a una misma cabeza, sin que el tiempo haya dado un sentido a cada rincón. Todo hecho en un año y por una misma cabeza: un fracaso humano.
Las ciudades se van macerando en tiempo. No nacen en un año, sino en siglos. Lo que expresan Paris o Londres o Viena es una ley común, una norma aceptada por todos sus habitantes: eso es lo que garantiza su armonía. No es la “libertad” de un arquitecto “moderno” sumada a la de otros lo que da encanto a una ciudad, sino que la ciudad es el producto de una norma implícita, una ley no escrita, que admite variaciones individuales pero odia salirse de la horma. Esa herencia renovada, ese respeto a la ley antigua es lo que hace acogedoras esas viejas ciudades europeas o los pueblos pireinaicos o las aldeas suizas. No es la uniformidad del monoblock sino la coincidencia en la misma “ley” estética , de convivencia humana. No es uniformidad sino conformidad con la norma.
La arquitectura moderna es hija de la idea del racionalismo constructivista, heredero del Iluminismo: todo lo viejo es malo, la razón puede reemplazar el trabajo espontáneo de los siglos, una mente brillante puede diseñar una ciudad. La sociedad no es producto de un Plan- las experiencia socialistas imaginaron ese despropósito y así les fue-. La sociedad es producto de normas, costumbres, hábitos . Planificar una ciudad es tan absurdo como planificar una sociedad: la “razón” pretende reemplazar las normas consuetudinarias…y fracasa. La razón de un Líder pretende ser mas sabia que la de todo un pueblo. Se creen pequeños dioses, que pueden reemplazar el trabajo de generaciones a golpes de razón.
La arquitectura moderna es el reflejo de la concepción de los ingenieros sociales que desde el siglo XVIII quisieron tirar lo viejo y construir, de la nada, lo nuevo. En nombre de la lucha por la libertad, despojaron a ésta de su sustento ético.
No hay libertad sin imperio de la ley. Nadie puede pretender un poder ilimitado para “rehacer” el mundo. Nadie pude pretender un poder ilimitado para reconstruir Paris desde las ruinas o para crear de la nada un monstruo como Brasilia.

Per Asaltum


La lógica del Cristinismo es la verse con poco actores y tratar de ganar en la mesa de negociaciones. Odia las multitudes, a las que - a menos que sean las manipuladas por ellos- denominan "zombis". Demasiados jueces, no todos controlables, es para esta lógica un enemigo a vencer. Los jueces, sobre todo si son honestos, no suelen disponerse a cumplir ordenes de ningún gobierno. No es 
esa la función de la Justicia. Eso es inadmisible para la filosofía del "vamos por todo". Así se llega al Per Asaltum. Aunque la Corte Suprema no necesariamente es un Vatayon militante del Cristinismo, es, al menos un órgano con pocos miembros. Se puede "negociar" con ella, a diferencia de los imprevisibles jueces, a los cuales es difícil disciplinar. Con un Zaffaroni apto para todo servicio y un Lorenzetti maleable, tendrán que trabajar solo para conseguir tres votos más. No es mucho, en este reino del apriete y la corrupción. En vez de multitud de jueces imprevisibles, tres , solo tres personas (con sus debilidades) para ablandar. Ese es el juego.

Diálogo en la cumbre



Cristina: ¿Qué es eso?¿Que es ESO que estoy viendo en la tele? La 9 de julio, de punta a punta llena de gente protestando contra MI!
Horacio González. Presidenta, habría que entender que la densidad social puede tener clivajes que ocultan/descubren sentidos diferenciados, no obvios, que es preciso develar mediante análisis
CFK: ¿Y?
Ricardo Forster: Que la clase media, que de 
eso se trata, enuncia el discurso del No Poder, de la impotencia y para eso debe sobreactuar su protesta, simplemente por que carece de la capacidad de vehiculizar su reclamo a través del Movimiento Nacional y Popular
CFK : ¿Y?
José Pablo Feinmann: Que la clase media, sus mujeres y sus hombres no saben como canalizar la envidia que le tienen a usted, Presidenta. Las mujeres tienen que competir contra las fantasías sexuales que usted les despierta a sus hombres, por eso el odio. Y los hombres saben que usted es inalcanzable y entonces transforman su frustración en protesta
CFK. Mmm.... está claro. ¿Por qué Dios me habrá hecho tan inteligente, exitosa y hermosa?
D´Elía: Cristina, los trabajadores, el pueblo morocho de La Matanza nunca la traicionará. En cambio estos oligarcas, blanquitos, a los que odio con todo mi corazón, son fácil blanco de las operaciones mediáticas de la Corporación
CFK: Sí, pero ¿Cuántos oligarcas hay en este país? ¿Un millón?? Acá está pasando algo muy raro. Dame con Verbitsky…Hola, “perro”? Estas viendo la Tele
Horacio “Perro” Verbitsky: Si, canal siete, como siempre
CFK: No seas pavo y mira TN: ¿Qué ves?
HV: Nada nuevo, la permanente conspiración gorila que desde 1955 intenta descabezar el Movimiento Nacional y Popular, apelando a tretas harto conocidas. Esto ya lo había previsto yo en mi columna de Página 12 del 4 de octubre de 2004, que puede consultar en el archivo Web del diario.
CFK: ¿Habías previsto UN MILLON de tipos en la calle puteándome? Dejate de decir pavadas. A mi nadie me ayuda: pido una opinión y me dicen gansadas. Necesito alguien que arme ya una explicación consistente y una estrategia para contrarrestar a estos tilingos maleducados. ¡Ay Néstor , cuanto te extraño! Vos hubieras sabido qué hacer…
TODOS: Usted también Señora Presidenta!! Líder, genia, inigualable!
CFK: Gracias, chicos. No saben cuanto me reconforta ese apoyo, cómo necesito mi dosis diaria de aplauso y sonrisas agradecidas. Cómo extraño esos actos por Cadena Nacional.¿Por qué no puedo volver a hacerlos, eh? Una buena Cadena dentro de un rato y van a ver como esos garcas vuelven a sus casas con el rabo entre las piernas!
TODOS: No creemos que sea tan así, o sea, que quizás las extraordinarias Cadenas realizadas tuvieron un cierto efecto…como decirlo…
CFK: Que intentan decirme, che? A ver si los entiendo…Negativo, quieren decir? Efecto negativo? Cómo se atreven? Carajo!
TODOS: Nooooo! Para nada…
CFK; ¡Basta! Hay que pasar a la ofensiva: Vos Kicilof: a estatizar TODAS las empresas privatizadas, ya! Incluyendo YPF
Kicilof: Pero ya la expropiamos…
CFK: Solo el 51%: quiero el 100%, está claro?. Vos, De Vido, hablale a Hugo y que nos tire unos dólares, al 20% si es necesario. Vos, Moreno: Congelamiento de precios a partir de mañana! Sabatella: quiero que a partir de mañana TODOS los canales de aire y cable sean estatizados. No hace falta esperar al 7D. Ya! Nena, Marcó del Pont!: A imprimir billetes, muchos billetes que los vamos a necesitar! Timerman! Ruptura de relaciones con la Unión Europea, EEUU, Australia y quien se te ocurra, Alianza Estratégica con Venezuela, Irán, Rusia, Bielorrusia, Corea del Norte, Cuba y el Congo! Y que me dejen de embromar con tantos pruritos. Basta: llegó la Revolución, está claro? Intervención a las provincias opositoras o flojitas, empezando por Buenos Aires. Al carajo con el motonauta! Intervención al Parlamento y al Poder Judicial. Huijaa! Por fin nos liberamos de tantas trabas. A Diana Conti, ya la nombroJefa de gabinete. Siempre me gustó lo de “Cristina Eterna”. Chicos!: ¡Vamos por Todo!
TODOS (Mirándose entre sí, en voz baja): Sonamos…

martes, noviembre 13, 2012

El 8N: un movimiento espontaneo e inmanejable

 

Dicen que los liberales solo ven al hombre desde su costado económico. Los que así opinan obviamente no leyeron a Mises o Hayek. Dicen estos autores que lo que mueve la acción humana es un estado de insatisfacción, y la acción se orienta a aumentar la satisfacción. Punto. Esa satisfacción puede ser estrictamente económica o espiritual o la búsqueda de estima social, o la felicidad de sentirse 
útil a alguien, la de hacer el bien, etc. El error de los economistas clásicos, dicen, es creer que las únicas alternativas que se valoran a la hora de actuar son las económicas: existen alternativas éticas, estéticas, sociales, religiosas, culturales, etc. Y en ese contexto amplio es donde las personas actúan.
Fue Perón, un antiliberal absoluto , el que dijo que “la víscera más sensible del hombre es el bolsillo”: así ve al hombre el socialpopulismo. Es el plan de regalar dineros a los desocupados y planes de cuotas a los sectores medios el que muestra que para este gobierno, la única víscera sensible es el bolsillo. Son “materialistas” en el sentido más burdo de la palabra. Creen que las críticas se acallan con más consumo, más planes sociales.
Cuando surge el clamor de las cacerolas, el 13S y el 8N, lo explican por el egoísmo de la clase media, que solo desea comprar dólares y no es solidaria con los pobres. Esa es su explicación, burdamente materialista.
La acción humana no se genera únicamente por el deseo material de aumentar las riquezas.
El millón y pico que esta semana se agrupó en las plazas de Argentina tuvo un reclamo más elusivo y complejo que la simple queja económica: inseguridad, avasallamiento de la Justicia, corrupción, pretensión de reelección, poner un límite al “vamos por todo”.
El hombre “unidimensional”, solo interesado por su bolsillo murió junto con Marcuse, su filósofo sesentista. El hombre es complejo, multidimensional, imprevisible. Si fuéramos previsibles como las hormigas, hoy reinarían los Hitler y los Stalin.
La libertad es imprevisibilidad, es lo que diferencia la sociedad de la organización. La organización, una empresa, un Estado es previsible, porque se dirige con órdenes. La sociedad no puede ser dirigida con órdenes. Cuando se lo intenta, a la larga, ese designio fracasa.
Eso es lo que está sucediendo en Argentina: el fracaso de la política entendida como “reflejo” automático de la provisión de bienes por parte del Gobierno. Primero, porque las cajas para adquirir los bienes a repartir están secas. Segundo porque lo que la gente desea a esta altura es libertad, o sea capacidad para determinar sus propios objetivos y tener libertad para conseguirlos. Ahorrar en moneda fuerte, no devaluada, es uno de esos objetivos que el gobierno persigue con saña. Leer el diario que quiero, el canal que elijo, sin interferencias gubernamentales es otro de los objetivos que el Gobierno se empeña en bloquear. Elegir un mismo Presidente solo dos veces, es otro de los objetivos que se quieren asegurar, y aquí es donde, sibilinamente, en silencio, por debajo de la mesa, el Gobierno actúa para forzar ese límite.
Esa es la pelea hoy. En el Gobierno no la entienden: necesitan una masa de enemigos egoístas, destituyentes, con un programa para explotar a los más pobres y conducidos por un Jefe identificable para descargar sobre él todo el peso del Gobierno. No lo tienen, no lo tendrán.
Dijo un estratega chino, hace dos mil años : “ Lo que tiene forma, puede ser definido. Y lo que puede ser definido puede ser vencido”. El problema es que el 8N no tiene forma, no tiene estructura, no tiene jefes, no tiene planes, no tiene una organización. No puede ser definido, no puede ser vencido.

Mis fotos del 8N






viernes, noviembre 09, 2012

El 8N

Llegó el día

Hoy puede ser un gran día, dijo Serrat. Posiblemente cientos de miles de personas salgan a la protesta. Desde el 13S el gobierno no hizo más que minimizar, acusar, insultar a los que salimos ese día. Eso, más los clásicos desaguisados que usualmente comete (sueldos Gendarmería, Fragata Libertad, más cepo cambiario, apagones, etc.) no han hecho más que potenciar el 8N.
Pero, hay que r
econocer, los movimientos espontáneos no construyen por sí mismos. Las primaveras árabes terminaron siendo capitalizadas por los extremistas del Islam. Sirven para marcar un límite, pero están fuera del juego político habitual. El gobierno no responderá positivamente en nada: no mejorara la economía, no se acabara la inseguridad, la corrupción, la prepotencia, el apriete. Pero sabrá, en su fuero íntimo, que la gente le ha marcado un límite, que "ir por todo" puede ser un suicidio político.Eso solo ya sería una victoria increíble. Recordemos que hace tan solo unos meses la amenaza de reforma constitucional era inminente, ante una debilitada oposición. Un escenario asimétrico en el que el Gobierno acumulaba TODO el poder y nada le ponía un límite. Hoy ese límite lo puso la gente, y este 8N podrá repetirse muchas veces más si el gobierno no entiende el mensaje.
La anecdota es quien organiza el 8n. Es absurdo. Nadie organiza, promueve o crea una movilizacion de un millon de personas porque maneja una cuenta en facebook. Ni algun "ultra" que añora a Videla ni ningun politico oportunista estan creando esta movilización.Para horror de los intelectuales, hay en el mundo social movimientos espontáneos, que nadie planifica y nadie conduce. No son usuales en la Historia. Muchas veces han terminado mal, capitalizados por las minoría iluminadas que impusieron su plan. No parece ser este el caso: nadie hay agazapado tras el cacerolazo esperando para voltear a este gobierno, afortunadamente. El gobierno deberá cumplir su mandato y habrá tres años para armar una alternativa política y electoral para sucederlo. Hay que preparar ese momento.
Suerte hoy.





Inolvidable





Estuve ahí. Inolvidable. Con un viejo amigo, con el cual fuimos a Ezeiza en 1973...Mucha agua corrió desde entonces. A el le recordaba el acto de Alfonsin en ese mismo lugar, en 1983. Pero lo vio mas grande aún. Y a eso sumarle Caballito, Belgrano, Olivos, la Plata, Rosario, Cordoba, Salta, etc., etc. Nunca visto, multiplicando el efecto 13S, como se preveía. Un detalle. Se habia corrido la consig
na de cantar el Himno a las 21hs. El acto fue tan libre que nadie, en realidad , cumplio esa consigna. Algunos cantaron otros se olvidaron, la gente ertraba mientras otra salía, había un hermoso desorden libertario. Cuando llegue a casa veo a los politicos de la oposicion diciendo algo así como "nosotros ya lo habiamos anunciado en tal o cual momento", como si la gente fuera lerda y saliera a cumplir lo que ellos reclamaban desde hace tiempo. Aprovecharon, logicamente para chicanearse: La Donda hablando de negocio entre el gobierno y el Pro, Altamira riendose de la oposicion de derecha, etc. El Gobierno no ha demostrado entender nada. Pero la oposicion tampoco.
Este es un hecho difícil de entender desde los manuales de teoría política . Los politicos deberian al menos haber dicho: "estoy asombrado, impactado, no me pregunten nada hoy, espere que lo asimile". Pero ellos cumplen su libreto de hombres que todo lo saben, y el Gobierno, como acaba de decir el moderado Chino Navarro, no va a cambiar por una marcha del menos del 1% de la población. Los calculos le fallan, pero no importa: el Gobierno no se va a dar por enterado. Habra que recordarselo. quizas, todos los meses.



domingo, noviembre 04, 2012

Últimos textos míos en facebook


Dictadur a o Democracia
Se discute si el cristinismo es una dictadura o no. Para algunos, una dictadura requiere de un sistema de campos de concentración, tortura y muerte, si no, no es tal. En ese caso, la respuesta es obvia: esto no es una dictadura. Pero si nos ponemos un poco más exigentes con la calidad democrática de un gobierno las cosas no son tan claras.
- ¿ Es democrático decir, como Cristina hizo, que ella "go
bierna para las mayorías"? En ese caso, ¿que nos queda a las minorías? En una democracia, el presidente no gobierna para una parte, aunque sea mayoritaria, del pueblo sino para todo el pueblo. 

- ¿Es democrático condicionar a la Justicia exigiendo el nombramiento de jueces afines y negando el funcionamiento normal y autónomo de el Poder Judicial?

- ¿Es democrático denunciar, desde el estrado presidencial, a periodistas, empresarios y gente común como desestabilizadores, golpistas, empleados de las corporaciones o malos ciudadanos?

- ¿Es democrático usar el poder de policía de la AFIP para coaccionar a los disidentes?

- ¿Es democrático no desmentir el deseo de lograr una segunda reelección?

- ¿Es democrático multar a consultoras por difundir indices de inflación distintos a los que difunde el INDEC?

- ¿ Es democrático ahogar financieramente a gobernadores o intendentes opositores o no encuadrados exactamente en la política oficial?

- ¿Es democrático pretender dividir al pueblo en dos sectores opuestos y enfrentados, entre el "pueblo" y los "gorilas"?

No hay un corte único entre Democracia y Dictadura. Hay grados de una y de otra. En este continuum el actual gobierno suma muy pocos puntos en la escala de democracia y muchos en la de autoritarismo. 
Por eso, a no sonrojarse si alguien califica de dictadura a este gobierno. No lo es, pero se lo parece bastante.

La ley que prohíbe el “chirlo”

No estoy de acuerdo con el castigo corporal como método de educación. Pero tampoco estoy de acuerdo con que el Estado legisle sobre lo que es derecho privado. La educación de los hijos no debe ser materia de legislación. La legislación solo debe determinar el uso de los bienes públicos. La relación padre-hijo no es un bien público que deba ser sujeto de legislació
n. Lo grave del proyecto de reforma del Código Civil es que elimina el “poder de corrección” que antes se le admitía a los padres. Mañana se prohibirá alzar la voz, imponer castigos como “hoy no ves la tele” y se obligará a los padres a sostener negociaciones constantes, como si un menor de edad tuviera la misma capacidad de razonar sobre su propia educación que sus padresEl poder de legislación del Estado ha ido avanzando desde el Derecho Público al Derecho Privado, a cargo desde hace mucho de los jueces, no de los presidentes. El ámbito privado no puede ser invadido por leyes del Estado. Si hay excesos, será la justicia la que determine responsabilidades.
¿Cuanto falta para que se prohíba la circuncisión- la cual es una evidente agresión física al recién nacido-?. ¿Por que no prohibir las desagradables discusiones de pareja en público? ¿Por qué no prohibir las peleas familiares, siempre tan desagradables y violentas? Y, ¿cuál será el castigo al padre que le da un chirlo al hijo? ¿ Se le quitará la tenencia?
Se quiere eliminar el conflicto humano mediante leyes, pretensión utópica que seguramente genera más violencia de la que se quiere evitar. Es obvio que el mal trato debe ser desterrado: los padres no son propietarios del cuerpo de los hijos. Pero quitar el pater autoritas, la patria potestad por ley es inclinar aun más la cancha en el camino de crear una sociedad descerebrada, sujeta hasta en los más mínimos detalles a la voluntad del legislador.



La fase aguda



En la fase aguda del cristinismo desaparecen las medias tintas. El poder se ejerce absolutamente, es Poder Absoluto. Frente a las instituciones trabajosamente diseñadas durante 300 años, destinadas a limitar el poder del rey, el Cristinismo exhibe impúdicamente su designio: gobernar ilimitadamente, por tiempo ilimitado, sin límites. Ni Justicia, ni Parlamento, ni Federalismo ni libertad de prensa,
 ni derecho de propiedad, ni restricciones de ningún tipo se aceptan de aca en más. "Vamos por todo" es eso: no respetar límite alguno. Es un proyecto más que chavista, estalinista. ¿Cuanto falta para que empiece la represión fase Gulag? Es obvio que NO PUEDEN montar semejante política, pero no cabe duda que la desean. Desean ver presos a políticos, sindicalistas, periodistas, pensadores que no comulgan con la Líder Máxima.Desean ver cerrados diarios opositores, prohibida la web que organiza cacerolazos, centros de estudio, consultoras que miden la inflación real, ONG que denuncian irregularidades o injusticias. En su mundo no puede haber lugar para los traidores. Es un mundo perfecto ¿como no nos damos cuenta?



La teoría de la "alternancia boba"



La " alternancia boba" es la nueva teoría de la constitucionalista Diana Conti. Consiste en anunciar que todas las reglas de la república, desde la division de poderes, hasta la duracion limitada de los mandatos, son "bobas" y deben desecharse cuando aparece una "estadista" como Cristina, ante quien estas boberías deben desaparecer. Si estamos frente a Dios, que sentido tiene la Teología? Ninguno:
 estamos ante El y no valen ya todos los razonamientos sobre su posible existencia. Estamos, entonces, ante la Reina Cristina, una Estadista ante la cual, todas las teorías politicas desaparecen, pierden sentido. Ella es la Verdad, no esas boberías inventadas para limitar el poder del gobernante. Diana Conti pasará a la historia del pensamiento como la pensadora que superó a Locke, Montesquieu, Jefferson, Franklin, Bastiat, Constant, Lord Acton, y otros. Gracias a Dios, la tenemos aquí, entre nosotros!



Sociedades y organizaciones



Las organizaciones se basan en mandatos que asignan recursos y funciones para producir objetivos. El problema es que los mandatos no se basan- sino que dejan de lado- en el conocimiento particular de cada actor, el cual solo tiene que seguir las ordenes, motivado por un estímulo externo.
Las sociedades se basan en reglas generales, simples, que permiten a cada individuo explorar y explotar sus c
onocimientos. No hay un “fin” predeterminado, sino un sistema de comportamiento colectivo que permite la coordinación no planificada

Las organizaciones tienden cada vez más a fijar reglas generales y dejar que los individuos- motivados intrínsecamente, autónomos- encuentren soluciones nuevas que los satisfacen a ellos y a la organización. El uso de “tiempo libre” para crear es exitoso en empresas como Google.
En cambio los gobiernos tienden cada vez más a dar mandatos específicos con lo cual intentan controlar los resultados. Reducen lo complejo a lo simple, pero en este caso la simplicidad es sinónimo de estancamiento, falta de innovación. Como quieren evitar las “sorpresas” intentan transformar la sociedad en una organización, manejable por mandatos.
Este desajuste hará que las organizaciones sean cada vez más sistemas autoorganizados, flexibles, imprevisibles y las sociedades cada vez más sistemas estables, empobrecidos y previsibles.

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!