Se produjo un error en este gadget.

domingo, febrero 28, 2010

Chile


Para beneplácito de sus opositores latinoamericanos -encabezados por Chávez- el nuevo Presidente de Chile asumirá en medio de una colosal quiebra de la infraestructura del pais, víctima de un terremoto catastrófico. Ya algo de eso dijo Evo Morales:
"Siento que la madre-tierra se enoja, (los terremotos) son consecuencias de políticas (neoliberales)". O sea, la Tierra le avisa a Piñera que no siga con las recetas liberales (que sacaron a Chile del Tercer Mundo...)
Como sea, el desafío para Piñera es doble: demostrar que puede profundizar el modelo de mercado que la Concertación implementó- sin romper con la herencia recibida en 1990- y enfrentar con éxito la reconstrucción del país.
Menuda tarea.
Un millón y medio de casas semidestruidas, de las cuales 500,000 son ya insalvables significa un mínimo de 15 mil millones de dolares. Si a eso le sumamos las carreteras , aeropuertos, etc. se necesitaran cerca de 20,000 millones de dólares no previstos. Pero además del dinero,¿de donde saldrá la mano de obra para la reconstrucción? Si calculamos que en un año hay que construir 500,000 viviendas- a un promedio de 10 trabajadores por unidad - se necesitarían ¡5 millones de obreros/año! ¿Y los materiales: acero, hierro, ladrillos, madera, de donde saldrían? Una solución sería importar mano de obra, pero hay que darle los alojamientos que justamente faltan. Tambien se pueden importar materiales, por ejemplo desde Argentina. De cualquier modo la cuenta "importaciones" no preveía esto. No se cómo lo va a manejar el nuevo Gobierno, pero no estará de más observar el proceso. Quizas se puedan extraer enseñanzas para todos.

sábado, febrero 27, 2010

Cómo explica el Granma el holocausto de Orlando (increíble)

Enrique Ubieta Gómez

La absoluta carencia de mártires que padece la contrarrevolución cubana, es proporcional a su falta de escrúpulos. Es difícil morirse en Cuba, no ya porque las expectativas de vida sean las del Primer Mundo —nadie muere de hambre, pese a la carencia de recursos, ni de enfermedades curables—, sino porque impera la ley y el honor. Los mercenarios cubanos pueden ser detenidos y juzgados según leyes vigentes —en ningún país pueden violarse las leyes: recibir dinero y colaborar con la embajada de un país considerado como enemigo; en Estados Unidos, por ejemplo, puede acarrear severas sanciones de privación de libertad—, pero ellos saben que en Cuba nadie desaparece, ni es asesinado por la policía. No existen “oscuros rincones” para interrogatorios “no convencionales” a presos-desaparecidos, como los de Guantánamo o Abu Ghraib. Por demás, uno entrega su vida por un ideal que prioriza la felicidad de los demás, no por uno que prioriza la propia.

En las últimas horas, sin embargo, algunas agencias de prensa y gobiernos se han apresurado en condenar a Cuba por la muerte en prisión, el pasado 23 de febrero, del cubano Orlando Zapata Tamayo. Toda muerte es dolorosa y lamentable. Pero el eco mediático se tiñe esta vez de entusiasmo: al fin —parecen decir—, aparece un “héroe”. Por ello se impone explicar brevemente, sin calificativos innecesarios, quién fue Zapata Tamayo. Pese a todos los maquillajes, se trata de un preso común que inició su actividad delictiva en 1988. Procesado por los delitos de “violación de domicilio” (1993), “lesiones menos graves” (2000), “estafa” (2000), “lesiones y tenencia de arma blanca” (2000: heridas y fractura lineal de cráneo al ciudadano Leonardo Simón, con el empleo de un machete), “alteración del orden” y “desórdenes públicos” (2002), entre otras causas en nada vinculadas a la política, fue liberado bajo fianza el 9 de marzo del 2003 y volvió a delinquir el 20 del propio mes. Dados sus antecedentes y condición penal, fue condenado esta vez a 3 años de cárcel, pero la sentencia inicial se amplió de forma considerable en los años siguientes por su conducta agresiva en prisión.

En la lista de los llamados presos políticos elaborada para condenar a Cuba en el 2003 por la manipulada y extinta Comisión de Derechos Humanos de la ONU, no aparece su nombre —como afirma, sin verificar las fuentes y los hechos, la agencia española EFE—, a pesar de que su última detención coincide en el tiempo con la de aquellos. De haber existido una intencionalidad política previa, no hubiese sido liberado once días antes. Ávidos de enrolar a la mayor cantidad posible de supuestos o reales correligionarios en las filas de la contrarrevolución, por una parte, y convencido por la otra de las ventajas materiales que entrañaba una “militancia” amamantada por embajadas extranjeras, Zapata Tamayo adoptó el perfil “político” cuando ya su biografía penal era extensa.

En el nuevo papel fue estimulado una y otra vez por sus mentores políticos a iniciar huelgas de hambre que minaron definitivamente su organismo. La medicina cubana lo acompañó. En las diferentes instituciones hospitalarias donde fue tratado existen especialistas muy calificados —a los que se agregaron consultantes de diferentes centros—, que no escatimaron recursos en su tratamiento. Recibió alimentación por vía parenteral. La familia fue informada de cada paso. Su vida se prolongó durante días por respiración artificial. De todo lo dicho existen pruebas documentales.

Pero hay preguntas sin responder, que no son médicas. ¿Quiénes y por qué estimularon a Zapata a mantener una actitud que ya era evidentemente suicida? ¿A quién le convenía su muerte? El desenlace fatal regocija íntimamente a los hipócritas “dolientes”. Zapata era el candidato perfecto: un hombre “prescindible” para los enemigos de la Revolución, y fácil de convencer para que persistiera en un empeño absurdo, de imposibles demandas (televisión, cocina y teléfono personales en la celda) que ninguno de los cabecillas reales tuvo la valentía de mantener. Cada huelga anterior de los instigadores había sido anunciada como una probable muerte, pero aquellos huelguistas siempre desistían antes de que se produjesen incidentes irreversibles de salud. Instigado y alentado a proseguir hasta la muerte —esos mercenarios se frotaban las manos con esa expectativa, pese a los esfuerzos no escatimados de los médicos—, su nombre es ahora exhibido con cinismo como trofeo colectivo.

Como buitres estaban algunos medios —los mercenarios del patio y la derecha internacional—, merodeando en torno al moribundo. Su deceso es un festín. Asquea el espectáculo. Porque los que escriben no se conduelen de la muerte de un ser humano —en un país sin muertes extrajudiciales—, sino que la enarbolan casi con alegría, y la utilizan con premeditados fines políticos. Zapata Tamayo fue manipulado y de cierta forma conducido a la autodestrucción premeditadamente, para satisfacer necesidades políticas ajenas. ¿Acaso esto no es una acusación contra quienes ahora se apropian de su “causa”? Este caso, es consecuencia directa de la asesina política contra Cuba, que estimula a la emigración ilegal, al desacato y a la violación de las leyes y el orden establecidos. Allí está la única causa de esa muerte indeseable.

Pero, ¿por qué hay gobiernos que se unen a la campaña difamatoria, si saben —porque lo saben—, que en Cuba no se ejecuta, ni se tortura, ni se emplean métodos extrajudiciales? En cualquier país europeo pueden hallarse casos —a veces, francas violaciones de principios éticos—, no tan bien atendidos como el nuestro. Algunos, como aquellos irlandeses que luchaban por su independencia en los años ochenta, murieron en medio de la indiferencia total de los políticos. ¿Por qué hay gobernantes que eluden la denuncia explícita del injusto confinamiento que sufren Cinco cubanos en Estados Unidos por luchar contra el terrorismo, y se apresuran en condenar a Cuba si la presión mediática pone en peligro su imagen política? Ya Cuba lo dijo una vez: podemos enviarles a todos los mercenarios y sus familias, pero que nos devuelvan a nuestros Héroes. Nunca podrá usarse el chantaje político contra la Revolución cubana.

Esperamos que los adversarios imperiales sepan que nuestra Patria no podrá ser jamás intimidada, doblegada, ni apartada de su heroico y digno camino por las agresiones, la mentira y la infamia.

Yoani y la angustia

La vida nunca vuelve a la normalidad. No retorna a ese momento antes de la tragedia que ahora –ilusoriamente- evocamos como un período de calma. Abro la agenda, intento reanudar mi vida, el blog, los mensajes en Twitter… pero nada me sale. Estos últimos días han sido demasiado intensos. Sólo tengo cabeza para repasar el rostro en penumbras de Reina Tamayo frente al necrocomio, donde preparó y vistió a su hijo para el viaje más largo. Después, se me apilan las imágenes del miércoles: detenciones, golpes, violencia, un calabozo con peste a orine que colindaba con otro donde Eugenio Leal y Ricardo Santiago exigían sus derechos. El resto del tiempo ha sido caminar como un maniquí, mirar sin ver, teclear con furia.

Así no hay quien escriba una línea coherente y moderada. Tengo tantas ganas de gritar, pero me quedé ronca el 24 de febrero

Destruir la retórica con hechos


Raul dice que Estados Unidos asesinaron a Orlando Zapata. Es como si Hitler dijera que Auschwitz es obra de los Aliados, o Stalin, que el GULAG es obra de Trotsky aliado con EEUU.
La mentira descomunal, obscena, alevosa corre la discusión de los marcos de la racionalidad y la ubica en los páramos de la locura. Y eso le sirve al mentirosos para ganar tiempo: Ahora hay que “demostrar” que la muerte de Orlando no fue causada por Obama, pero entonces alguien mentará a Guantánamo y a Irak y entonces el pobre Orlando y su muerte heroica quedan relegados al fondo de la discusión, que ahora se traslada , ni más ni menos, que a la Guerra Fría, Vietnam, Afganistán, etc.
Esa es la táctica que hay que desmontar. Hay que preguntarle al gobierno de Castro y a sus innumerables amigos de todo el mundo:

- Como puede ser que alguien condenado a solo 3 años de cárcel, termine siendo condenado a 56 años-luego reducidos a 25- por “problemas durante su reclusión”?
- Como puede ser que las condenas se hayan hecho por “desacato”, no por algún crimen cometido por el preso?
- Qué es exactamente el “desacato” y como puede ser que una “agresión verbal” conlleve 56 años de condena?
- Por qué se le negó agua durante 18 días? (la huelga era de hambre, no de sed)
- Por qué se esperó tanto para hospitalizarlo?
- Por qué se le negaban visitas a la madre?
- Por qué se intentó evitar un velatorio y entierro con participación de amigos y se hizo todo entre gallos y medianoche?
- Por qué el Granma no ha publicado ni una sola noticia sobre la muerte de Orlando?
- Por qué, por último, se culpa al Gran Satan –EEUU- por un asunto interno donde Obama o la CIA no pudieron intervenir de modo alguno?

Hay que correrlos de la retórica a estos dictadores: sacarles el derecho a la fuga por las palabras y enfrentarlos a hechos reales, minuciosos y precisos.





Pd.
Del Blog Octavo Cerco:

Hay filtraciones que indican que Orlando Zapata ya llegó muerto al hospital. En los comentarios de PD se puede leer:



ulises briones // Feb 26, 2010 at 20:22

Informaciones de fuentes dentro del minit,dicen que orlando murio en el comn=binado del este pero que lo trasladaron al hospital para que no se dijese que murio en la prision,pero lo cierto es que desde temprano ese dia se le habian retirado los sueros para que muriera,solo se los colocaron en el momneto que la madre lo fue a visitar,esto esta confirmado
#

pd // Feb 26, 2010 at 20:29

Me han llegado versiones coincidentes en el mismo sentido. Fuentes del hospital Ameijeiras que afirman que murió antes de lo que dijeron oficialmente. Habrá que investigar ese rumor.
#

ulises briones // Feb 26, 2010 at 21:06

No es rumor, lo acabo de confirmar con una amiga enfermera del piso 14. No puedo decir su nombre pero ya esta confirmado por varias fuentes: llegó muerto al hospital y allí sólo lo declararon y le hicieron el acta de defuncion en complicidad con los medicos, un reducido equipo. Ahora hace falta que empecemos a presionar para que las autoridades cubanas digan la verdad.

viernes, febrero 26, 2010

Pilar Rahola, imprescindible

>El silencio clamoroso

¿Dónde están los ruidosos de las pancartas, los gritones contra la opresión, los monopolizadores de la palabra libertad? ¿No es Orlando el paradigma de la víctima?

Dónde está Cayo Lara estos días? Lo pregunto porque como es uno de los líderes políticos que hablan de Cuba con más pasión, y como siempre que habla de los Castro parece que hable de santa Teresa, una esperaba, en su ingenuidad, que tuviera unas palabras para Orlando Zapata Tamayo, el disidente cubano muerto después de 85 días de huelga de hambre. ¿Por qué hacía huelga, Orlando? Porque reclamaba el derecho a ser considerado "preso de conciencia". ¿Por qué estaba preso? Porque formaba parte de un grupo de 75 disidentes que luchaban por algunos derechos fundamentales. ¿A cuántos años había sido condenado? A 23 años de cárcel, sin ni tan sólo ser reconocido como preso político. Orlando Zapata, pues, debería tenerlo todo para ser mentado por el líder de la izquierda española verdadera: era cubano, defendía la Carta de Derechos Humanos, luchaba por la libertad de sus compatriotas, su brutal castigo provenía de una dictadura inflexible, y su muerte es un asesinato de Estado. Y, sin embargo..., el silencio.

¿Dónde está Jordi Miralles, el diputado que tan sonoramente clama por la Cuba de Fidel en las tribunas catalanas? Sus huestes llegaron, incluso, a enfrentarse a los disidentes cubanos que precariamente se manifestaban por las calles de Barcelona. Se presenta a sí mismo como un líder de clase, un luchador a favor de los más discriminados, un puro de la izquierda. ¿No es Orlando Zapata el paradigma de la discriminación, de la brutalidad del poder ante el débil, de la causa de la libertad? ¿No debería ser la causa de Miralles? Y, sin embargo..., el silencio.

¿Dónde está el ministro Miguel Ángel Moratinos, avalador del diálogo europeo con Cuba y máximo sustento socialista del régimen castrista? Asegura que el diálogo con el castrismo es necesario, que la política europea de sanciones es errónea, que el régimen se está abriendo. La muerte de Zapata ¿no debería arañar en el corazón de su conciencia, no debería hurgar en sus palabras y en sus intenciones? Y, sin embargo..., sus pocas palabras sobre Orlando, ¡qué desprecio!

¿Dónde está Joan Tardà, protagonista de una bochornosa sesión en la comisión de Exteriores del Congreso donde avaló la dictadura castrista, defendió el eje con Hugo Chávez y despotricó sonoramente contra la maldad yanqui y la bondad de los pueblos oprimidos? ¿No era Orlando Zapata un ciudadano oprimido, símbolo mártir de su propio pueblo oprimido? 23 años de cárcel por pedir libertad ¿no le parecen suficiente opresión? Y, sin embargo..., su ronca voz en silencio.

¿Dónde están los ruidosos de las pancartas, los gritones contra la opresión, los monopolizadores de la palabra libertad? ¿No es Orlando el paradigma de la víctima? Y, sin embargo..., todos en silencio. Un silencio clamoroso, pesado, cómplice..., culpable.Un silencio que incluye todas las letras de la palabra traición.
Pilar Rahola
La Vanguardia. Barcelona.
26/02/2010

La muerte por hambre del castrismo

El último régimen totalitario de occidente está muriendo de hambre. Las huelgas de hambre de -ya- cinco prisioneros son la señal del declive final del stalinismo caribeño. Hoy son cinco y quizas mañana, 50 los huelguistas de hambre. Con la web abierta y los twitters sonando a cada minuto la máquina de mentir no podrá ocultar la dimensión de la protesta. Ni Lula los va a poder salvar. El único régimen americano que tiene presos politicos, que prohibe la asociación política, internet en los hogares, que tiene un solo diario y un solo canal, esa última rémora de un siglo XX que no quiere morir, está a punto de morir. Lo presiento, lo huelo en el aire. Tal vez me equivoque y me tenga que desdecir. Pero creo que estamos asistiendo al comienzo del fin. Demasiada mierda está saliendo a flote, no hay Zapatero que pueda bailar con los Castro sin ensuciarse con esa mierda; hay demasiado olor a podrido en Cuba, demasiadas ratas en los corredores húmedos de las cárceles, demasiada tortura, demsiada mentira. La verdad, en el siglo XXI es lo primero que se conoce.No hay más espacio para la retórica mentirosa.

La muerte de Orlando en palabras de Yoani

¿Quién mató a Orlando Zapata?

YOANI SÁNCHEZ 26/02/2010


El cuerpo enflaquece, la mente se va y los miembros inferiores comienzan a hincharse. Una huelga de hambre hace que la existencia se escape poco a poco, hasta que se desdibuja el rostro de la madre sentada frente a la cama y pierde fuerza el rayo de luz que entra por la ventana. Durante 86 días Orlando Zapata Tamayo transitó del desconsuelo a la muerte. Se fue apagando, con una voluntad que ha dejado consternados a los amigos y molestos a sus opresores. Acostumbrados a disponer de su cuerpo y del herrumbroso cerrojo de su calabozo, los carceleros sienten ahora que este hombre de 42 años se les ha ido por la única salida que ellos no pueden controlar: la muerte.

Juzgado a la velocidad del vértigo en marzo de 2003, Zapata Tamayo fue víctima de aquel escarmiento -conocido como la Primavera Negra- que el gobierno cubano quiso darle a la oposición. Era fundador del partido Alternativa Republicana y activista frecuente a la hora de demandar la liberación de sus compañeros de causa. Después de su llegada a prisión lo condenaron en nueve juicios sumarios a penas que llegaron hasta los 56 años. Un gesto "magnánimo" los redujo a 25 largos veranos tras las rejas. Todo esto fue dictaminado en tribunales que parecían obedecer más a códigos militares que civiles. Después llegó la soledad de una celda tapiada, los malos tratos, las palizas y con ello terminó la ilusión de que un preso no condenado a muerte tiene derecho a que le respeten la vida.

Al cancelarse la visita a Cuba del relator de las Naciones Unidas contra la tortura, terminó para muchos la esperanza de ser rescatados de los malos tratos en los penales. Aprovechándose de su impunidad, los guardas metieron a Orlando en un espacio breve, donde tenía que compartir el suelo con las ratas y las cucarachas. Le gritaban por la rendija de una puerta de hierro que no iba a salirse con la suya, pues en una prisión revolucionaria un preso político equivale a los gorgojos que acompañan -permanentemente- al arroz. Se resistió a ponerse el uniforme de presidiario y eso le trajo otra andanada de golpes y el punzante castigo de reducirle las visitas de sus familiares. Cuando abrieron el sitio donde lo habían enterrado vivo, ya el daño era irreversible y la culpa salpicaba hasta la mismísima silla del actual presidente cubano.

A Zapata Tamayo no lo mató la huelga de hambre, sino el sombrío oficial que lo encerró en aquel hoyo y el director de la prisión Kilo 8 en Camagüey que ordenó su castigo. Contribuyeron también a su deceso las manos enfundadas en guantes de látex que prefirieron mantener el empleo en el hospital antes que denunciar el estado maltrecho al que habían dejado llegar su cuerpo. La máxima responsabilidad de su final la tiene un gobierno que prefirió mostrarse intransigente y enérgico antes que proveerle de ciertas mejorías en su vida carcelaria. Para confirmarnos en esa idea, un día después de ocurrida la muerte, Raúl Castro perdió la oportunidad de acortar la distancia entre lamentar su deceso y pedirles disculpas a sus familiares. Con sus breves palabras exentas de autocrítica, nos corroboró lo que muchos sospechábamos desde el principio, que el general no era ajeno al maltrato, la dejadez y el terror que terminaron con Orlando.

jueves, febrero 25, 2010

Nueva publicación en El Independent

Link

La CIDH

El presidente Hugo Chávez anunció el jueves que Venezuela abandonará la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), y llamó ''excremento puro'' al secretario del organismo, Santiago Cantón.

Chávez dijo en conferencia de prensa que vamos a ''prepararnos para denunciar el acuerdo a través del cual Venezuela se adscribió, o como se llame a esa nefasta Comisión Interamericana de Derechos Humanos y salirnos de ahí pues. ¿Pa' qué? No vale la pena, es una mafia lo que hay ahí''.

El mandatario hizo la declaración en respuesta al informe que emitió en la víspera la CIDH donde cuestionó la situación de los derechos humanos en Venezuela.

Chávez dijo que el secretario de la CIDH era un ''excremento puro, purito''.


¿Se acordarán los de Derechos Humanos de la CIDH, la Comision Interamericana de Derechos Humanas, la cual en 1979 visitó Argentina y recibió miles de testimonios?
Ahora resulta que la CIDH, es una mierda, excremento puro. Lo que son las cosas. Lo que en 1979 era una herramienta para que el mundo conociera las desaparicionbes forzadas de la Dictadura, ahora es un "instrumento de Satan", que se atreve a criticar a Chávez.

Lula desatado





Yo creo que detras de todo socialdemocrata hay un stalinista escondido, esperando su oportunidad. Creo que detras de todo miembro de la izquierda democrática asoma un Pol Pot dispuesto a cercenarte el alma, y el cuerpo. No es Macartismo esto. Es pura constatación de la realidad.
Nos vienen hablando de "izquierda herbívora" e "izquierda carnívora": creo que las dos están ávidas por comermos, sea en forma de pasto- lentamente , sin dolor- o en forma de vaca- con sangre y gritos-.
Porque Lula, segun estos analistas, es de la izquierda herbívora, democratica, civilizada, como Bachelet o el Frente Amplio uruguayo.Ingenuidades, esperanzas.
Publico nuevamente esta foto, porque da asco: el mismo día en que asesinan por omision a Orlando , Lula se abraza con los hermanitos siniestros.
Se decía que Lula había llegado por izquierda, pero que gobernaba por derecha, como el colmo de la inteligencia política. Creo que Lula, si pudiera, estatizaría la industria brasilera y expropiaría todas las facendas. No lo puede hacer por un cálculo de relaciones de fuerza, meramente. Pero si pudiera lo haría. O sea: Si Mujica, o Bachelet o Lula pudieran, tocarían la melodía de sus años adolescentes: "expropiación a los monopolios", "reforma agraria", "control de comercio exterior", "abolición de la propiedad privada", "medios de comunicación a cargo del Estado". La "correlación de fuerzas" no les da, simplemente.



Me parece que Lula- ya sin posibilidades de reelección y con una candidata perdidosa- se está ganando el Olimpo de la Izquierda: agrede a EEUU, a Inglaterra, se abraza con Ahmadineyad, interviene en Honduras, critica la política israelí, se abraza, se besuquea, se acaricia con Hugo Chávez ( y miles de cosas más que detallan día a día Orlando Tambosi y Reinaldo Acevedo en sus blogs). O sea: cumplió el sueño del pibe, fue Presidente: ahora va por más. Quiere ser el gran Barón del Socialismo del Siglo XXI, el patriarca amado en Davos y el Foro Social, bendecido por izquierda y derecha, pero con el corazón -que quede claro- cada vez más a la izquierda. En cualquier momento le lleva flores a la Tumba de Stalin.

Silencio cómplice


Creo que el de Orlando Tamayo es un caso histórico, no uno más. No por que él tenga un valor especial, sino por que a diferencia de los otros diez mil asesinatos castristas, este se cometió ante la vista del mundo, con los blogs y twitters de los resistentes cubanos informando minuto a minuto, con la madre del prisionero responsabilizando a Raul Castro por la muerte de su hijo, y exculpando a EEUU, estúpidamente señalado por el decadente Hermanísimo como responsable de la tragedia.
España, la amable España , siempre tan respetuosa y comprensiva con el régimen se ha visto obligada a exigir la liberación de los 200 presos de conciencia que hay en la isla.La Unión Europea exige lo mismo.
Pero el Gran Tonto Latinoamericano –Lula- de visita en la Meca de los charlatanes populoides ha tenido que lamentar públicamente la muerte del detenido, aunque no condenó, como era de imaginar, al régimen que lo dejó morir. En cambio culpó a la víctima, diciendo "que se dejó morir" y se reunió, a los abrazos, con el Dúo Dinámico.
Los organismos de derechos humano callan. Esa es su condena, pero ahora está claro lo que significa tener tapado siempre un ojo y ver exactamente la mitad de la realidad. Los partidos político, ídem : ¿ alguna condena por parte de la UCR o la CC o el PJ-PNV? ¿O no es asunto de los partidos argentinos un asesinato político en Cuba?
Intelectuales, escritores, Serrats, Leones Giecos, ONG, organismos, partidos: todos callan, y otorgan. Pero esta vez no la van a sacar tan barata: serán señalados como los cómplices del silencio.
A diferencia de esta caterva, Piñera: "Haciendo un llamado a las autoridades cubanas, el Presidente electo pidió libertad a los presos políticos de la isla, e invito a la administración castrista a "transitar pacíficamente a la democracia".
Condenando enérgicamente las circunstancias en las cuales murió el ciudadano cubano y defensor de los derechos humanos, Orlando Zapata Tamayo, el electo Mandatario, Sebastián Piñera, expresó sus condolencias a la familia del fallecido disidente.
Luego de lamentar el deceso de Zapata, quien falleció tras mantener una huelga de hambre por 85 días, Piñera solicitó a Cuba la inmediata liberación de los más de 200 presos políticos opositores al Gobierno, con lo que según valoró se pondría fin a toda forma de opresión en la isla."

La madre habla

-Señora, le doy sinceramente el pésame por la muerte de su hijo y le pido que me cuente, por favor, las circunstancias del sepelio.
-El régimen ha metido toda la presión política desde primeras horas de la mañana. No han dejado que sacáramos en hombros a mi hijo. Han mandado a dos médicos para decir que no abriéramos el ataúd, porque ya se estaba descomponiendo. Y era mentira. No me han dejado que le echara “Coral negro”, su perfume preferido. Han venido a intimidar, querían recogerlo en coche y llevarlo rápidamente al cementerio, a pesar de que está muy cerca, para que no hubiera una manifestación grande. Pero nosotros les hemos dado la respuesta adecuada, sin miedo. Hemos hecho una cadena de oraciones, dirigida por el hermano Mesa. Hemos rezado con dignidad. Hemos cantado el himno cubano y hemos gritado: “Orlando vive en nuestros corazones”. Toda su familia lo ha besado. No había ningún mal olor. Los sicarios de Castro habían sitiado la carretera y pedían las identidades. Querían que cientos de disidentes no pudieran acudir al entierro.
-¿Qué espera de España y del Gobierno español?
-No digo que rompa las relaciones con Cuba, pero sí que haga responsable al régimen de Castro y que Raúl Castro pague a buen precio la muerte de mi hijo.
-¿Qué piensa de la petición de «disculpas» de Raúl?
-¡Cómo voy a admitirle un mensaje así! No han sido los Estados Unidos los que no han dado respuesta a las peticiones de mi hijo, los que lo han torturado durante tanto tiempo. No, la culpa no la tiene Estados Unidos. La tiene este régimen. No fueron los Estados Unidos los que no dieron respuesta a más de ochenta días de huelga de hambre. Ni los que torturaron a mi hijo. Lo han torturado. Muy al principio, el jefe de la prisión Kilo 8, de máxima seguridad, lo metió en una celda especial en la que estuvo 18 días sin agua, lo cual lo dejó ya muy malo del riñón. Ha sido un asesinato premeditado. El régimen tenía fotos y vídeos de él, sabía cómo estaba.
-¿Es cierto que parte de las torturas se debían también a que su hijo es negro?
-Sí. En muchas ocasiones, por eso, sólo por ser negro, lo ataron de manos y pies y lo azotaron con la fusta hasta hacerle sangrar.
Muchas gracias, señora, por habernos atendido.

miércoles, febrero 24, 2010

La frase estúpida del siglo: Raúl Castro, hoy

"Aquí no hay máxima libertad de prensa. Es cierto, pero si nos dejan tranquilos (los EE.UU.) entonces en Cuba habrá máxima libertad de prensa."
Habrase visto pelotudo: que tiene que ver el "bloqueo" con la libertad de prensa??? Esto es como Hitler diciendo " es cierto, aca matamos judíos, pero si las potencias occidentales nos dejan tranquilos, dejaremos de matarlos"
A lo que ha llegado la inteligencia marxista!

Twitteos de Yoani

Un sacerdote catolico me escribe: Ni muerto lo dejan descanzar en paz, le temen por todo lo que representa 6 minutes ago reply

Ya el cadaver de Zapata Tamayo esta en su casa en Banes. Todo tomado por la seguridad. Carro funebre con chapa OTB968 21 minutes ago reply

La casa de Laura Pollan esta totalmente llena de gente para firmar el libro de condolencias por la muerte de Orlando Zapata Tamayo 39 minutes ago reply

Karina Galvez: El crimen ha unido a los cubanos: damas d blanco, opositores, blogueros. No podemos tolerar mas la impunidad. 59 minutes ago reply

Las Damas de Blanco estan a 30 kilometros de Banes. La carretera esta en muy mal estado. about 1 hour ago reply

Me dicen que el cuerpo de Orlando Zapata no ha llegado a Banes. Su familia espera angustiada. Maniobra para evitar manifestaciones about 1 hour ago reply

En visperas del 2do aniversario de la llegada al poder de Raul Castro ha muerto Orlando Zapata Tamayo. Decretemos duelo nacional! about 19 hours ago via txt

Ola represiva en Cuba (del ABC de España)

CARMEN MUÑOZ | MADRID
Actualizado Miércoles , 24-02-10 a las 19 : 05
Nada más morir ayer el disidente Orlando Zapata Tamayo en un hospital de La Habana, después de 85 días de huelga de hambre, el régimen cubano emprendió una oleada represiva por toda la isla, con el saldo provisional de una veintena de detenciones y más de treinta opositores a los que se les impide salir de sus domicilios. Fuentes de la disidencia interna confirmaron a ABC que la mayor parte de las detenciones se han producido en Holguín, la provincia natal del opositor, donde sus familiares y amigos esperan hoy con gran nerviosismo y consternación la llegada del cadáver para el velatorio y posterior entierro.
Sin embargo, de momento no hay rastro ni del cadáver del preso político, ni de su madre ni de los otros familiares que les acompañaban. Los disidentes hablan de «secuestro» y de una «manipulación policial» de todo lo relacionado con el funeral. A juicio del presidente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (Ccdhrn), el régimen de los hermanos Castro pretende que los restos mortales de Orlando Zapata lleguen al municipio de Banes (provincia de Holguín) con el tiempo justo para el entierro, para evitar cualquier tipo de manifestación de dolor o de disidencia.
Mientras tanto, la casa de la madre del disidente, situada en la calle del Embarcadero número 6, del reparto Mariana Grajales de Banes, se encuentra fuertemente custodiada por las fuerzas de seguridad del Estado y la Policía, según relató a ABC la periodista independiente Caridad Caballero Batista. Su casa de Holguín (a unos 80 kilómetros de Banes) también permanece vigilada desde ayer por la tarde. Reina Luisa Tamayo Danger, la madre del opositor fallecido, sigue ilocalizable incluso por el teléfono móvil.
Antes de desaparecer del tanatorio del hospital de La Habana en el que murió su hijo hizo unas desgarradoras declaraciones a la bloguera cubana Yoani Sánchez, que pueden oirse en su blog Generación Y. La humilde cubana le explicó que llegó a verlo antes de morir y que en esos momentos estaba esperando para vestir el cadáver, antes de tomar la carretera con destino a Banes. Reina Luisa Tamayo acusó a las autoridades cubanas del «asesinato premeditado» de su hijo, que fue torturado en las diferentes prisiones por las que pasó desde su detención en 2003. También pidió a la comunidad internacional que «exija la liberación de los demás presos políticos encarcelados injustamente» para que no se repita lo sucedido a su hijo.

Bronca

Orlando fue asesinado por los hermanos Castro.
Esta verdad tan clara y evidente será negada por los progresistas que en el mundo son. Dirán que es una maniobra de los gusanos del Miami, que EEUU arma esto para invadir Cuba o- como el mismo Fidel Castro afirmó en su delirio senil - usarán tecnología secreta para provocar terremotos como hicieron en Haiti (!)
Estoy con bronca porque los defensores de los derechos humanos en Argentina nada dirán sobre este asesinato: Ni Hebe ni la Carlotto, ni nuestro Premio Nobel. Los diarios esquivarán esta molesta noticia, ya que- mas allá de su democratismo de circunstancias para criticar a los Kirchner- forman parte del mismo entramado ideológico destinado a convencernos de la maldad del sistema democratico que rige en Occidente y la necesidad de una nueva "utopía".
Dice Leszek Kolakowski "La tentativa de crear con métodos institucionales un régimen social libre de conflictos puede tener éxito en la medida en que el uso de la opresión totalitaria puede impedir que los conflictos se manifiesten. Sin embargo, como ninguna tecnología utópica es capaz de enterrar la fuente de los conflictos, irremediablemente se pone en marcha una gigantesca maquinaria de mentiras que ha de presentar la inevitable derrota como una gran victoria."
Eso es Cuba y sus voceros, desde Frei Betto hasta Lula, desde el Padre Boff hasta García Márquez: una formidable "máquina de la mentira" que hoy, sin embargo, será incapaz de presentar esta derrota- el asesinato de un prisionero- como una gran victoria del Socialismo.

El asesinado numero 100.000.001


El comunismo,por acción u omision, por hambre, tortura, frío o fusilamiento, asesinó, desde 1917 a 100 millones de personas. Hoy se agrega una persona más a la lista: el cubano Orlando Zapata Tamayo, en huelga de hambre desde hace 83 días.
¿Que dirán los incontables admiradores de la revolucion cubana? ¿Que se lo buscó? ¿Que estaba loco?¿Que había sido contratado por la CIA? ¿Que no es verdad la noticia?¿Que se negaba a recibir ayuda? o , simplemente: ¡que se joda por gusano! como es su costumbre...

Más datos recogidos en la web:

Orlando recibió en siete años de cárcel no menos de diez golpizas. Fue torturado, 18 días sin agua, dormía en el suelo, rodeado de ratas. Fue condenado en 2003 a solo 3 años de prisión, pero su rebeldía en la cárcel, sus pedidos de mejor alimentación y trato, le valieron penas de 25 años. O sea: Cuba es un pais donde te condenan a tres años, pero si sos rebelde te ganas 22 años más de cárcel: ¿en qué otro pais sucede esta barbaridad?? ¿Como puede haber "libertarios" y "jóvenes rebeldes" que aun lleven el retrato de Guevara en sus camisetas y defiendan a este régimen sangriento,stalinista?
Es uno de los misterios de esta época...

Video de su madre:

Otro video

martes, febrero 23, 2010

Carta de presos políticos cubanos al Presidente de Brasil


La Habana, 21 de febrero de 2010
Sr. Luiz Inacio Lula da SilvaPresidenteRepública Federativa de Brasil
Estimado Sr. Presidente:

Al conocer su próxima visita a Cuba, integrantes de los 75 prisioneros de conciencia, injustamente condenados durante la Primavera Negra de 2003, abajo firmantes, nos dirigimos a Usted para solicitarle que en las conversaciones que sostendrá con los máximos representantes del gobierno cubano contemple nuestra situación y la de los demás prisioneros políticos pacíficos cubanos y abogue por nuestra liberación. Igualmente aspiramos a que Usted se interese por el prisionero de conciencia Miguel Zapata Tamayo, quien desde diciembre ha sostenido una huelga de hambre para reclamar sus derechos y hoy se encuentra en condiciones de salud peligrosas para su vida en el Hospital Nacional de Reclusos, en la Prisión Combinado del Este.
Brasil, por el camino de la democracia y la paz, ha alcanzado altos niveles de desarrollo y reducido considerablemente la pobreza, y por tal motivo constituye un ejemplo demostrativo de que mediante el respeto a la libre expresión, la justicia social y el aliento a la creación, pueden alcanzarse elevadas cotas de prosperidad para los pueblos. Con ello, además, ha logrado prestigio y autoridad moral y ética internacionalmente. Su desempeño, Presidente, ha sido encomiable en tal sentido.
Usted podría ser un magnífico interlocutor para obtener que el gobierno cubano se decida a acometer las reformas económicas, políticas y sociales urgentemente requeridas, avanzar en el respeto de los derechos humanos, lograr la ansiada reconciliación nacional y sacar a la nación de la profunda crisis en que se encuentra. Usted podría contribuir significativamente a la felicidad y el progreso del pueblo cubano. En tal sentido, con posterioridad a su visita, los representantes diplomáticos brasileños a la vez que mantengan su relación con las autoridades cubanas, deberían escuchar las opiniones de la sociedad civil, incluidos los familiares de los prisioneros de conciencia y políticos, así como de la oposición pacífica.
Reciba el testimonio de nuestra consideración y respeto.

sábado, febrero 20, 2010

Nuevas tecnologías y Revolución

Uno se pregunta, ante el estallido tecnológico de esta primera década del siglo, cómo es posible que ciertas instituciones (Estado, algunas grandes empresas, ONG, etc.) sigan funcionando con la lógica de hace 50 años y no entiendan el acelerado cambio que está sufriendo el entorno.
Por que existen los que alegan que este estallido es meramente tecnológico, ingenieril. Creen que la web es poco más que un refugio para adolescentes aburridos y que todos los chiches tecnológicos que aparecen (smartphones, GPS, cámaras digitales, netbooks) son eso: “chucherías” que no cambian para nada el modo de vida de la gente.
Creo que su visión es algo limitada.
Estos chiches que aparecen cada día más rápido, están creando algo que aun no tiene nombre, ya que va mucho más allá de la “blogosfera” o las “redes sociales” : es un ambiente “embebido en información”, así lo denominaría yo.
Ahora se saca una foto digital de una calle comercial, se la envía a red y en segundos aparecen los nombres de los locales comerciales, sus respectivos websites, productos y precios que exponen, quienes son sus dueños, etc. Antes de entrar a la tienda ya sabemos de qué va la cosa. Una vez adentro, fotografiamos un producto en particular - por ejemplo un alimento envasado- y podemos comparar su promesa con los comentarios y análisis que en la web aparecen sobre esa marca, ese producto. Y eso condiciona nuestras decisiones de compra en vivo, al instante.
Esta es una era de información disponible, no alojada en lejanos archivos. Y con la web móvil, callejera, salida de las pesadas computadoras de escritorio, cada peatón porta consigo TODA la información disponible en la MegaRed. Casi un sueño orwelliano, pero al revés: no es el Gran Hermano el que nos vigila, sino que ahora millones de consumidores, de “hermanitos menores”, hurgan en los archivos antes de decidirse a adquirir un producto. O a votar un candidato.
Entonces, frente a públicos hiperfinformados, las empresas de vanguardia se adaptan y aguantan el cimbronazo. Crearán foros de su productos, pondrán pantallas táctiles en sus locales para que los consumidores investiguen y exploren sus productos, etc.
Qué hacen, en cambio, las instituciones burocráticas del pasado, por ejemplo, las escuelas.
La Escuela estandarizada es producto, como ya hace tiempo describía Alvin Toffler, de una sociedad industrial, basada en pocos productos fabricados en serie para millones de personas de características sociales y económicas similares. El Ford T (que “viene en cualquier color, siempre que sea negro”) fue el arquetipo de esa era ya superada.
Hoy la gente es individualista, tiene ingresos variables, intereses diferentes y, sobre todo, accede instantáneamente a toda la información.
Volvamos a la Escuela. ¿Hasta cuando serán admisibles el “programa” común a todas ellas, y el “libro de texto único para toda el aula”? ¿Como el libro de texto, el Manual -aquel que yo en los años sesenta admiraba y respetaba- podrá competir con Wilkipedia o Google?¿ Para qué remitir a un libro, único y obligatorio , cuando el adolescente podría a un toque entrar a cualquier biblioteca virtual y leer exactamente lo que necesita?
Hablemos del Estado. No de esta patética caricatura que es el Estado Argentino con sus burocracias y corrupciones nacionales, provinciales, municipales y barriales, sino de un Estado promedio, digamos Francia o Chile.
¿Cómo generar estadísticas de lo que la población hace, desea, compra si cada vez más la gente hace, desea y compra a través de la Red, invisible e inasible? ¿Como hacer estadísticas de venta si estas suceden en el ciberespacio, lejos de cualquier soberanía? La gente cada vez se relaciona menos con su entorno geográfico y más con su red social de la web, la gente se comporta cada vez menos como “colectivos sociales”, fácilmente planificables desde la Oficina Central y cada vez tiene necesidades más complejas y sofisticadas. Un Estado diseñado para ciudadanos de la Edad Industrial simplemente dejará de funcionar para 2020, cuando los chicos que nacieron con Internet tengan 25 años.
Digo: esto no es para nuestros nietos, esto sucede ya. O el Estado se adapta o –para hablar al estilo Carlitos Marx- la contradicción entre los hiperinformados ciudadanos y un Estado diseñado para controlar “colectivos sociales” uniformes, hará estallar el Sistema. Esa sí será la Revolución.

El maestro Von Mises y la inviabilidad del socialismo

La inviabilidad del socialismo (1927)

Por Ludwig von Mises
CEDICE

Se piensa con frecuencia que si el socialismo actualmente no funciona, ello se debe a que nuestros contemporáneos no poseen aún las necesarias virtudes cívicas, y que los hombres, tal como son actualmente, son incapaces de poner en el desempeño de las tareas que el estado socialista les asigne el mismo celo con que realizan su diario trabajo bajo el signo de la propiedad privada de los medios de producción, pues, en régimen capitalista, saben que es suyo el fruto de su trabajo personal y que sus ingresos aumentan cuanto uno más produce, reduciéndose en caso contrario.

Por el contrario, en un sistema socialista el que personalmente se gane más o menos no depende ya casi de la excelencia del propio trabajo; en efecto, cada miembro de la sociedad tiene teóricamente asignada una determinada cuota de la renta nacional, sin que varíe de forma apreciable por el hecho de que se trabaje con desgana o con ahínco. La gente piensa que la productividad socialista ha de ser por fuerza inferior a la de la comunidad capitalista.

Así es, en efecto. pero no es éste el fondo de la cuestión. Si fuera posible en la sociedad socialista cifrar la productividad del trabajo de cada camarada con la misma precisión con que se puede conocer, mediante el cálculo económico, la del trabajador en el mercado, podría hacerse funcionar el socialismo sin que la buena o mala fe del individuo en su actividad productiva tuviera que preocupar a nadie. Podría entonces la comunidad socialista determinar qué cuota de la producción total corresponde a cada trabajador y, consiguientemente, cifrar la cuantía en que cada uno ha contribuido a ella. El que en una sociedad colectivista no sea posible efectuar semejante cálculo es lo único que, al final, hace que el socialismo sea inviable.

La cuenta de pérdidas y ganancias, instrumento típico del régimen capitalista, es un claro indicativo de si, dadas las circunstancias del momento, se debe o no seguir adelante con todas y cada una de las operaciones en curso; en otras palabras, si se está administrando, empresa por empresa, del modo más económico posible, es decir, si se está consumiendo la menor cantidad posible de factores de producción. Si un negocio arroja pérdidas, ello significa que las materias primas, los productos semielaborados y los distintos tipos de trabajo en él empleados deberían dedicarse a otros cometidos, en los que se produzcan o bien mercancías distintas, que los consumidores valoran en más y estiman más urgentes, o bien idénticos productos, pero con arreglo a un método más económico, o sea, con menor inversión de capital y trabajo. por ejemplo, cuando el tejer manualmente dejó de ser rentable, ello no indicaba sino que el capital y el trabajo invertido en las instalaciones de tejido mecánico eran más productivos, por lo que era antieconómico mantener instalaciones en las que una misma inversión de capital y trabajo producía menos.

En el mismo sentido, bajo el régimen capitalista, si se trata de montar una nueva empresa, fácilmente se puede calcular de antemano su rentabilidad. Supongamos que se proyecta un nuevo ferrocarril; cifrado el tráfico previsto y las tarifas que aquél puede soportar, no es difícil averiguar si resultará o no beneficiosa la necesaria inversión de capital y trabajo. Cuando ese cálculo nos dice que el proyectado ferrocarril no va a producir beneficios, hay que concluir que existen otras actividades sociales que reclaman con mayor urgencia el capital y el trabajo en cuestión; en otras palabras, que todavía no somos lo suficientemente ricos como para efectuar tal inversión ferroviaria. El cálculo de valor y rentabilidad no sólo sirve para averiguar si una determinada operación futura será o no conveniente; ilustra además acerca de cómo funcionan, en cada instante, todas y cada una de las divisiones de las diferentes empresas.

El cálculo económico capitalista, sin el cual resulta imposible ordenar racionalmente la producción, se basa en cifras monetarias. El que los precios de los bienes y servicios se expresen en términos dinerarios permite que, pese a la heterogeneidad de aquéllos, puedan todos, al amparo del mercado, ser manejados como unidades homogéneas. En una sociedad socialista, donde los medios de producción son propiedad de la colectividad y donde, consecuentemente, no existe el mercado ni hay intercambio alguno de bienes y servicios productivos, resulta imposible que aparezcan precios para los aludidos factores denominados de orden superior. El sistema no puede, por tanto, planificar racionalmente, al serle imposible recurrir a un cálculo que sólo puede practicarse recurriendo a un cierto denominador común al que pueda reducirse la inaprehensible heterogeneidad de los innumerables bienes y servicios productivos disponibles.

Contemplemos un sencillo supuesto. Para construir un ferrocarril que una el punto A con el punto B, cabe seguir diversas rutas, pues existe una montaña que separa A de B. La línea ferroviaria podría ascender por encima del accidente orográfico, contornear el mismo o atravesarlo mediante un túnel. Es fácil decidir, en una sociedad capitalista, cuál de las tres soluciones sea la procedente.

Se cifra el costo de las diferentes líneas y el importe del tráfico previsible. Conocidas tales sumas, no es difícil deducir qué proyecto es el más rentable. Una sociedad socialista, en cambio, no puede efectuar un calculo tan sencillo, pues es incapaz de reducir a unidad de medida uniforme las heterogéneas cantidades de bienes y servicios que es preciso tomar en consideración para resolver el problema. La sociedad socialista está desarmada ante esos problemas corrientes, de todos los días, que cualquier administración económica suscita. Al final, no podría ni siquiera llevar sus propias cuentas.

El capitalismo ha aumentado la producción de forma tan impresionante que ha conseguido dotar de medios de vida a una población como nunca se había conocido; pero, nótese bien, ello se consiguió a base de implantar sistemas productivos de una dilación temporal cada vez mayor, lo cual sólo es posible al amparo del calculo económico. Y el cálculo económico es, precisamente, lo que no puede practicar el orden socialista. Los teóricos del socialismo han querido, infructuosamente, hallar fórmulas para regular económicamente su sistema, prescindiendo del cálculo monetario y de los precios. Pero en tal intento han fracasado lamentablemente.

Los dirigentes de la ideal sociedad socialista tendrían que enfrentarse a un problema imposible de resolver, pues no podrían decidir, entre los innumerables procedimientos admisibles, cuál sería el más racional. El consiguiente caos económico acabaría, de modo rápido e inevitable, en un universal empobrecimiento, volviéndose a aquellas primitivas situaciones que, por desgracia, ya conocieron nuestros antepasados.

El ideal socialista, llevado a su conclusión lógica, desemboca en un orden social bajo el cual el pueblo, en su conjunto, sería propietario de la totalidad de los factores productivos existentes. La producción estaría, pues, enteramente en manos del gobierno, único centro de poder social. La administración, por sí y ante sí, habría de determinar qué y cómo debe producirse y de qué modo conviene distribuir los distintos artículos de consumo. Poco importa que este imaginario estado socialista del futuro nos lo representemos bajo forma política democrática o cualquier otra. Porque aun una imaginaria democracia socialista tendría que ser forzosamente un estado burocrático centralizado en el que todos (aparte de los máximos cargos políticos) habrían de aceptar dócilmente los mandatos de la autoridad suprema, independientemente de que, como votantes, hubieran, en cierto modo, designado al gobernante.

Las empresas estatales, por grandes que sean, es decir, las que a lo largo de las últimas décadas hemos visto aparecer en Europa, particularmente en Alemania y Rusia, no tropiezan con el problema socialista al que aludimos, pues todavía operan en un entorno de propiedad privada. En efecto, comercian con sociedades creadas y administradas por capitalistas, recibiendo de estas indicaciones y estímulos que su propia actuación ordenan. Los ferrocarriles públicos, por ejemplo, tienen suministradores que les procuran locomotoras, coches, instalaciones de señalización y equipos, mecanismos todos ellos que han demostrado su utilidad en empresas de propiedad privada. Los ferrocarriles públicos, por tanto, procuran estar siempre al día tanto en la tecnología como en los métodos de administración.

Es bien sabido que las empresas nacionalizadas y municipalizadas suelen fracasar; son caras e ineficientes y, para que no quiebren, es preciso financiarlas mediante subsidios que paga el contribuyente.

Desde luego, cuando una empresa pública ocupa una posición monopolista —como normalmente es el caso de los transportes urbanos y las plantas de energía eléctrica— su pobre eficiencia puede enmascararse, resultando entonces menos visible el fallo financiero que suponen. En tales casos, es posible que dichas entidades, haciendo uso de la posibilidad monopolista, amparada por la administración, eleven los precios y resulten aparentemente rentables, no obstante su desafortunada gerencia. En tales supuestos, aparece de modo distinto la baja productividad del socialismo, por lo que resulta un poco más difícil advertirla. Pero, en el fondo, todo es lo mismo.

Ninguna de las mencionadas experiencias socializantes sirve para advertir cuáles serían las consecuencias de la real plasmación del ideal socialista, o sea, la efectiva propiedad colectiva de todos los medios de producción. En la futura sociedad socialista omnicomprensiva, donde no habrá entidades privadas operando libremente al lado de las estatales, el correspondiente consejo planificador carecerá de esa guía que, para la economía entera, procuran el mercado y los precios mercantiles. En el mercado, donde todos los bienes y servicios son objeto de transacción, cabe establecer, en términos monetarios, razones de intercambio para todo cuando es objeto de compraventa. Resulta así posible, bajo un orden social basado en la propiedad privada, recurrir al cálculo económico para averiguar el resultado positivo o negativo de la actividad económica de que se trate. En tales supuestos, se puede enjuiciar la utilidad social de cualquier transacción a través del correspondiente sistema contable y de imputación de costos. Más adelante veremos por qué las empresas públicas no pueden servirse de la contabilización en el mismo grado en que la aprovechan las empresas privadas. El cálculo monetario, no obstante, mientras subsista, ilustra incluso a las empresas estatales y municipales, permitiéndoles conocer el éxito o el fracaso de su gestión. Esto, en cambio, sería impensable en una economía enteramente socialista no podrían jamás reducir a común denominador los costos de producción de la heterogénea multitud de mercancías cuya fabricación programaran.

Esta dificultad no puede resolverse a base de contabilizar ingresos en especie contra gastos en especie, pues no es posible calcular más que reduciendo a común denominador horas de trabajo de diversas clases, hierro, carbón, materiales de construcción de todo tipo, máquinas y restantes bienes empleados en la producción. Sólo es posible el cálculo cuando se puede expresar en términos monetarios los múltiples factores productivos empleados. Naturalmente, el cálculo monetario tiene sus fallos y deficiencias; lo que sucede es que no sabemos con qué sustituirlo. En la práctica, el sistema funciona siempre y cuando el gobierno no manipule el valor del signo monetario; y, sin cálculo, no es posible la computación económica.

He aquí por qué el orden socialista resulta inviable; en efecto, tiene que renunciar a esa intelectual división del trabajo que mediante la cooperación de empresarios, capitalistas y trabajadores, tanto en su calidad de productores como de consumidores, permite la aparición de precios para cuantos bienes son objeto de contratación. Sin tal mecanismo, es decir, sin cálculo, la racionalidad económica se evapora y desaparece.

¿Qué parte del Stalinismo le gusta más a Diana Conti?

Escuché a la diputada kirchnerista Diana Conti decir , ante la palabra “stalinismo” con la que alguien criticó al gobierno, que esa calificación no la afectaba, que ella no tenía nada contra Stalin.
O sea.
Es notable la manipulación histórica que hemos sufrido, tendiente a minimizar los crímenes del Comunismo y a magnificar los de Occidente. La horrorosa guerra de Vietnam, con su millón de muertos no se olvida. La no menos horrorosa invasión de la URSS a Afganistán – con su correspondiente millón de muertos- está sepultada en la memoria colectiva, en zona de olvido permanente. Fidel Castro, por ejemplo, aplaudió aquella cacería, pero nadie -aun en el mundo islámico- se lo recuerda.
Nadie menta la abominable carnicería encabezada por el Presidente Mao (una cifra que ronda entre los cuarenta y lo sesenta millones de muertos) o la locura de los Khmer, con sus dos millones de muertos camboyanos.
Pero los “crímenes de Stalin” denunciados por Kruchev en 1956- en un informe que permaneció secreto algunos años- son tan públicos que nadie, aun en la izquierda dura, se atreve a negarlos. Porque en vez del Imperialismo, la CIA y la prensa occidental, los que desenmascararon ese holocausto fueron los propios líderes soviéticos, incapaces ya de seguir ocultando los cadáveres en el ropero.
Un breve resumen de los crímenes de Josep Stalin incluye:

- El holocausto ucraniano de 1932. Holodomor (en ucraniano: Голодомор, 'matar de hambre'), también llamado Genocidio Ucraniano u Holocausto Ucraniano, es el nombre atribuido a la hambruna provocada que asoló el territorio de la República Socialista Soviética de Ucrania, durante los años de 1932-1933, en la cual perecieron millones de personas (Wilkipedia).
Se calcula entre 7 y 8 millones de muertos, más que la Shoá hitleriana.

- Los Procesos de Moscú,1937-38, en los que Stalin liquidó la vieja guardia leninista. Según las propios archivos soviéticos, mientras que en 1936 hubo 1.118 penas de muerte por “delitos contrarrevolucionarios”, en 1937 alcanzaron los 353.074 y 328.618 al año siguiente (unos mil asesinados por día). En total, de 1921 a 1953 hubo 799.455 ejecutados por razones políticas.

- Las decenas de millones de personas recluidas en el Gulag- trabajando durante años como esclavos y muriendo de frio y hambre por millones. Un cálculo estima en cerca de 20 millones los que perecieron en ese infierno.

- Deportaciones masivas a determinadas etnias “peligrosas”: alemanes del Volga, chechenos, etc. Hasta 78.000 chechenos pudieron haber muerto en el transporte. Hacia 1949 habían muerto la mitad de los tártaros de Crimea. Las cifras de deportados son enormes: 428.000 de la Polonia Oriental, más 96.000 prisioneros; 160.000 de los países bálticos; 1.200.000 alemanes soviéticos; 90.000 calmucos; 70.000 karachevos; 390.000 chechenos; 90.000 inghusos; 40.000 balcaros; 180.000 tártaros de Crimea, 9.000 finlandeses, etc. (fuente, Blog Historias)


- Fusilamiento a los soldados soviéticos capturados por los nazis por “traición a la Patria” (cerca de un millón)

- La instalación de un gigantesco sistema de mano de obra esclava- el GULAG- que abarcaba el 10% de la totalidad de la masa trabajadora soviética.

En fin. No se cual es la parte que más le gusta a Diana Conti. Su audacia indica que en este loco Socialismo del Siglo XXI ya no cabe la verdad, sino la provocación de los que se creen los nuevos Iluminati.

Lula, el exitoso y peligroso apoya-dictadores

Por que é que o seu governo intercede em favor do governo do Irã?

Porque eu acho que essa coisa está mal resolvida. E o Irã não é o Iraque e todos nós sabemos que a guerra do Iraque foi uma mentira montada em cima de um país que não tinha as armas químicas que diziam que ele tinha. A gente se esqueceu que o cara que fiscalizava as armas químicas era um brasileiro, o embaixador Maurício Bustani, que foi decapitado a pedido do governo americano, para que não dissesse que não havia armas químicas no Iraque.

O sr. continua achando que a Venezuela é uma democracia?

Eu acho que a Venezuela é uma democracia.

E o seu governo aqui é o quê?

É uma hiper-democracia. O meu governo é a essência da democracia.


Esta claro? O hay que hacer una extraña justificacion de estas necias palabras: LULA APOYA A MUERTE A IRAN Y A VENEZUELA Y EN CAMBIO CONSIDERA QUE EN HONDURAS AHORA HAY UNA DICTADURA!

O sea, el simpático sindicalista que llegó al gobierno y continuó la politica seria de su predecesor pero solo ahondó en la Justicia Social, en realidad es un activo promotor del fundamentalismo, del socialismo del siglo XXI, apañador de Cuba, Corea del Norte y tutti le fioque: lo peor de lo peor...
Y este es el lider más popular de América Latina

viernes, febrero 19, 2010

Un sitio imperdible

Siguiendo la pista que me dio la conferencia de Hans Rosbling llegue a gapminder.org: un sitio imperdible.
Vean esto:

El mundo: esperanza de vida e ingreso per capita desde 1800

El sitio está aquí

Vean este video

jueves, febrero 18, 2010

Un alma gemela

Un tema que me motivó a generar este blog es la ignorancia que YO tenía respecto de un tema esencial como la mortalidad infantil en el mundo. Fue solo cuando me sumergí en los datos de casi 200 paises que tomé conciencia de mi ignorancia, y de como desinforma "el mundo académico" que aun piensa en los datos de 1970.(el que quiera acceder a ese estudio ir a http://sites.google.com/site/estebanlijalad2/estudios-monograficos

Ahora vean esta extraordinaria conferencia de Hans Rosling: un alma gemela.


link

El futuro llegó

link

Un brillante idea contra la corrupción

Link

martes, febrero 16, 2010

domingo, febrero 14, 2010

Entre la esperanza y la depresión

Si uno lee los diversos artículos que hoy publica El Independent se le hace un lío en la cabeza. Este magnífico espacio que publica lo mejor del pensamiento liberal producido en todo el mundo nos muestra las dos caras de la realidad mundial y latinoamericana.

Por una parte, aparece el "cambio de década" latinoamericano: el fin inminente del aborto llamado "Socialismo del siglo XXI": fortalecimiento del Chile plural y libre con Piñera; Perú modificando su economía y abriendola al desarrollo; Brasil, donde Lula no encuentra "sucesor" y probablemente este año llegue un Presidente menos amigo de Cuba, Venezuela e Irán; Uruguay con la sorpresa de un Mujica seduciendo empresarios, garantizando las inversiones; Colombia derrotando a las FARC sin ceder a la tentación autoritaria de derecha; Honduras recomponiendo su democracia con el voto, etc.
Y los dos energúmenos en su laberinto: Chávez jaqueado por la inflación, el desempleo y la crisis energética, y Kirchner a punto de quedar apartado de la Historia, perdiendo el poder en el Congreso y la Justicia y cayendo en picada en las encuestas.

Pero, en otra lectura: el crecimiento imparable del pensamiento "neokeynesiano" con déficit estatales inmensos, control de las variables macro, desconfianza hacia la libertad de mercado, intervencionismo de todo tipo y un marco global de regulación mundial amparado en "crisis económica" y "crisis climática", las dos patas de una tenaza tendida para terminar con las experiencias de libertad y crecimiento.

Uno, para ser sincero, no sabe qué conclusión sacar: si descorchar la botella de champán o disponerse a observar el fin de la sociedad abierta.
Creo que no vale la indiferencia. Con mis modestos medios, tratando de mostrar y de demostrar el fracaso del estatismo-populismo-socialismo-ecologismo-indigenismo y el triunfo de la libertad- desde Chile hasta Vietnam-, seguiré trabajando para que, al fin, podamos descorchar el champán.

Editorial de La Nación

El cambio de régimen al que se está sometiendo a la política monetaria en el país promete convertir casi en una anécdota la creación del controvertido Fondo del Bicentenario. Esa iniciativa resultó ser, a estas alturas, el primer paso de un avance mucho más amplio, audaz y riesgoso sobre el Banco Central, que incluye el reemplazo de su titular, un proyecto de reforma de su Carta Orgánica y un nuevo signo conceptual para la administración de la política monetaria, cambiaria y bancaria. En las últimas semanas la opinión pública, sobre todo la especializada, se ha visto agitada por un debate sobre el significado que entrañan estas innovaciones para la marcha de la economía.

Hay otra dimensión de este proceso que quedó menos expuesta, y es que con él el Gobierno está consumando el vaciamiento y la desnaturalización de otro organismo del Estado, entre cuyas misiones, además de preservar el valor de nuestra moneda, está el control de un mercado tan crucial como el de las finanzas. En otras palabras, la embestida contra el Banco Central y la reducción de lo poco que quedaba de su autonomía se incorporan a una lamentable serie de avasallamientos que el kirchnerismo consuma sobre otros institutos de fiscalización y control.

El Banco Central tiene dos funciones principales. Por un lado, administra la emisión de moneda y las equivalencias cambiarias para resguardar a la sociedad de la inflación. Por otro, supervisa el sistema financiero, a través de su Superintendencia de Bancos. El carácter estratégico y, a la vez, técnico de esos cometidos obliga a dotar a esa institución de personal muy calificado. También hace aconsejable que esos funcionarios disfruten de un alto grado de autonomía para que cuestiones tan sensibles como el valor de la moneda o el monitoreo de las entidades de crédito no queden a merced de las urgencias de corto plazo del poder político de turno.

La Presidenta ha resuelto derribar ese paradigma, que ya funcionaba de manera muy defectuosa entre nosotros. Tal actitud no debería, tal vez, sorprender. En la Argentina de estos últimos años, el progresivo avasallamiento de las instituciones se ha vuelto una rutina. Lo que está sucediendo en el Banco Central reproduce demoliciones anteriores en otros organismos de control. Todo empezó incipientemente en 2003 con la Sigen, órgano de control interno de los gastos de la administración, donde en la gestión de los Kirchner se designó síndica general adjunta a la esposa del ministro De Vido. Luego, siguió con la Oficina Anticorrupción, que tras el fallecimiento de su hasta entonces titular, el doctor Abel Fleitas Ortiz de Rozas - había impulsado una serie de denuncias para evitar que prescribieran-, pasó a constituirse en una entidad intrascendente desde la designación de su actual titular, el doctor Julio Vitobello. Más recientemente, la Fiscalía Nacional de Investigaciones Administrativas quedó esterilizada para investigar a los principales actores del Gobierno, lo que llevó a la renuncia de su anterior titular, Manuel Garrido, quien había pesquisado numerosos casos sospechosos de corrupción, entre ellos, el extraordinario acrecentamiento patrimonial del matrimonio Kirchner. La neutralización de esa fiscalía fue exitosa: en diciembre pasado, el sucesor de Garrido, Eduardo Noailles, desistió de apelar el sobreseimiento del juez Norberto Oyarbide a la Presidenta y su esposo, en una causa por presunto enriquecimiento ilícito.

Adicionalmente, cabe recordar que la Comisión Nacional de Etica Pública, creada durante la gestión del doctor Fernando de la Rúa, como organismo de aplicación de la ley de ética pública, no ha sido constituida luego de más de diez años.

Pero lo que es aún más grave es que el relajamiento de los controles no sólo se dirige a exculpar al poder y sus amigos, sino que también sirve para perseguir "al enemigo". La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), por ejemplo, también perdió su independencia profesional y quedó subordinada al humor de la Casa Rosada y la residencia de Olivos. Allí se designó a uno de los centuriones del matrimonio Kirchner, Ricardo Echegaray, acusado por sus colaboradores directos de ordenar operativos intencionales sobre productores agropecuarios y sobre medios independientes. Echegaray sigue además influyendo sobre el organismo que conducía antes de llegar a la AFIP, la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca), señalada por la persecución a productores del campo y por el favoritismo hacia algunas empresas en la caprichosa distribución de subsidios.

La Auditoría General de la Nación (AGN) fue puesta también en el límite de la parálisis. Al crearla, los constituyentes de 1994 previeron que estuviera en manos de la oposición. Pero de esa intención sólo queda un vestigio: si bien el auditor general fue propuesto por la segunda minoría del Congreso, la UCR, sus atribuciones concretas fueron acotadas al extremo por los representantes del oficialismo en el organismo.

Ultimamente, y dentro de la desembozada campaña emprendida contra medios de comunicación para cuya ejecución no se ha vacilado en arbitrar todo tipo de mecanismos que ponen en grave riesgo la libertad de expresión del conjunto de los medios audiovisuales y gráficos independientes, se ha removido al último titular de la Sigen, por no querer acompañar ciegamente la campaña persecutoria del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, mientras que la Comisión Nacional de Valores (CVN), encargada de velar por la transparencia del mercado de títulos y acciones y de proteger a los inversores, actúa atada a los mismos objetivos de facción del kirchnerismo. Es así como su anterior titular, Eduardo Hecker, renunció para no cumplir con las instrucciones del inefable secretario de Comercio, quien ordenó que ese delicado organismo debía convertirse en un dispositivo más del hostigamiento oficial a la empresa Papel Prensa. Moreno consiguió ahora alinear a la CNV con la designación de Alejandro Vanoli como presidente.

La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia es otro órgano regulatorio del que el Gobierno se ha venido sirviendo para intervenir abusivamente en la vida interna de las empresas. En algunos casos, para determinar quiénes deben ser los propietarios de las compañías, como ocurrió con la transportista de electricidad Transener, y como está sucediendo con Telecom Argentina, donde se pretende sustituir a Telecom Italia por empresarios locales afines al poder. La demora en poner en funcionamiento el Tribunal Nacional de Defensa de la Competencia, creado por ley hace ya más de diez años y encargado de controlar estas operaciones, le permite al secretario Moreno ejercer discrecionalmente las funciones que deberían estar a cargo de un organismo imparcial e independiente, lo que ha motivado una dura crítica en un reciente fallo dictado por la Cámara en lo Penal Económico, que dejó sin efecto una de las tantas cuestionables medidas tomadas por Moreno contra la empresa Telecom.

La depredación de estas agencias de control es la demostración parcial de una deformación más amplia: la expansión del Poder Ejecutivo sobre los demás poderes de la Constitución. El Congreso, que es un órgano de control por excelencia, se ha transformado, para una infinidad de materias, en un mero órgano de delegación. En este sentido, cabe recordar que después de más de dieciséis años de entrada en vigor de la reforma constitucional del año 1994, no se ha dictado aún la ley por la cual debió haberse establecido cuáles de las normas que establecen delegaciones a favor del Poder Ejecutivo permanecerían vigentes y cuáles no, prorrogándose una y otra vez el plazo para que todas las delegaciones no ratificadas devengan caducas. Finalmente, y en un caso paradójico, la ley que reglamentó la facultad de dictar decretos de necesidad y urgencia (DNU) por parte del Ejecutivo, con el aparente fin de limitarlos y controlarlos, terminó subvirtiendo el equilibrio constitucional entre los poderes, al establecer que basta que una de las dos cámaras del Congreso ratifique la vigencia de un DNU para que éste quede convalidado. Esto último equivale, en otras palabras, a que controlando una sola Cámara, el Gobierno pueda legislar a su antojo.

Por último, el denunciado avasallamiento institucional se extiende a la Justicia, sobre todo la del fuero penal federal, encargado de sancionar las inconductas de los funcionarios, a la que se ha procurado amordazar desde el Poder Ejecutivo, a partir de la modificación de la composición del Consejo de la Magistratura para, capturado su control, encadenar a los jueces a los movimientos de la política.

Y nada decimos sobre la aberrante y tan cuestionada actuación de la Secretaría de Inteligencia (ex SIDE) a la cual nos hemos referido en otras oportunidades desde estas columnas.

Las pruebas son contundentes y están a la vista. El gobierno actual, igual que el que encabezó Néstor Kirchner, ha sido fóbico a todo tipo de monitoreo en el control de sus actos. Otra de las claras demostraciones de esa retracción ha sido la ruptura con el Fondo Monetario Internacional, presentada como una manifestación de soberanía nacional, pero dirigida, en los hechos, a fraguar las estadísticas, perjudicar a nuestros acreedores y desfigurar la contabilidad oficial.

Sin embargo, hay una fiscalización, mucho más incómoda, de la que el Gobierno pretende sustraerse: la de la opinión pública. El sometimiento de los organismos de control forma parte de una expansión de los que mandan, que culmina en el intento de controlar el juicio crítico de la ciudadanía a través del vasallaje de la prensa.

Un mismo hilo, cada vez más visible, enlaza la inutilización de la Oficina Anticorrupción, la Fiscalía de Investigaciones Administrativas, la manipulación capciosa de la AFIP y la Oncca, el acorralamiento a la Auditoría General de la Nación, el uso faccioso de la Comisión de Defensa de la Competencia, de la Comisión Nacional de Valores y la Sigen, y los ataques al Parlamento, la Justicia y el periodismo independiente; es vocación de la Presidenta y de su esposo avanzar tejiendo con dicho hilo conductor a fin de hacer prevalecer sus deseos sin limitaciones. Es comprensible que así sea, ya que el objetivo último de destrucción de ese complejo sistema de controles es que, donde antes reinaba la ley, ahora sólo reine la voluntad de una o dos personas.

La tendencia a personalizar el poder hasta el extremo opresivo del caudillismo no sólo hace retroceder la frontera de nuestra cultura política. También le impone a la sociedad argentina una dolorosa involución en su nivel de vida. Los Estados modernos vuelcan enormes esfuerzos en mejorar su organización para garantizar la calidad de la administración y la transparencia de los mercados. La autonomía de esas oficinas, la idoneidad técnica de sus responsables, la consagración del mérito como motor de las carreras profesionales, la escrupulosidad de los procedimientos, son todos orientadores principales de las corrientes de inversión. Los gobiernos argentinos no se han empeñado, a lo largo de las últimas décadas, en poner al país a la altura de la civilización en este campo. Los Kirchner, además, hicieron mucho por arrasar con lo poco que se había construido. Los resultados están a la vista: más corrupción, más aislamiento, más pobreza.

sábado, febrero 13, 2010

Testimonios de presos cubanos


Día difícil

Sábado, 13 de Febrero de 2010 por Pablo Pacheco



En estos últimos años de mi vida en cautiverio, he pasado días difíciles… muy difíciles, diría yo, pero ninguno tiene paralelo a este 4 de enero.

En horas de la mañana, el educador del destacamento 3, donde vivo hace 1 año, me mandó a preparar para que me hicieran un rayo X de tórax. Debo señalar que este tipo de radiografía se practica dentro de la misma prisión de Canaletas en Ciego de Ávila, y la doctora Gisel, quien brinda asistencia médica a los cinco hombres de ofensiva 2, es decir de la causa de los 75, me indicó esta prueba desde el pasado día primero, pero por X o por Y, aún no me la habían practicado.

No sé por qué motivo presagiaba un desenlace adverso para mí. Resulta que al llegar al depósito del penal, el jefe del destacamento me pidió con decencia extrema poner mis manos en la espalda para engancharme los grilletes. Con un impulso sobrenatural respondí un NO rotundo. Yo no estoy en desacuerdo en ponerme las esposas, hasta ahora lo he hecho sin dificultad; ocurre que debía bajar escaleras y un traspiés puede desfigurar mi rostro. Al tener mis manos inhabilitadas, me impedía defenderme de un desliz nefasto.

El militar citado me regresó a la galera 43. Traté de comunicarme con la doctora, que supuestamente responde por la salud de nosotros, fue imposible el contacto. Ahora todo depende del destino y de mi anatomía pues llevo mas de 12 días con un estado gripal severo …… fiebre he padecido.

Lo que nunca pasó por mi mente es que lo peor estaba por llegar. A la hora de la telenovela fui a buscar el mp4 que tenía para jugar juegos de habilidad mental, escuchar un poco de música y terminar la noche deleitándome con las fotos de mi esposa e hijo, las cuales guardaba con celo excesivo en la eficiente memoria. Me sorprendí al percatarme de la ausencia del equipo dentro de la almohada. Busqué con la ayuda de casi todos los hombres en la galera; no dudo que entre los ayudantes esté el malévolo ladrón.

Mi sentimiento por este hecho es imposible de escribir. Me han privado de la fotografía, es lo que mas extraño. Al amanecer, quienes me aprecian se dirigieron a toda la galera; dieron un llamado a la reflexión para que me devuelvan el mp4.

Antes de finalizar esta crónica, mencionar que no aseguro pero no descarto que el robo fue orquestado por la policía política, incluso algunos reos me han insinuado esta posibilidad. No puedo obviar que cualquier presidiario, para anotarse puntos con los servicios de inteligencia y poder hacer lo que le salga en ganas en el establecimiento penitenciario, se haya prestado para tan burda acción. De ahora en adelante debo ser más desconfiado. Sufriré al no contar cada noche con la imagen de mi familia.

Para comprender la represión en los centros penitenciarios de Cuba hay que conocer que la máxima dirección del país prohíbe entrar a las cárceles: radios, memorias, cámaras de videos y fotográficas, teléfonos celulares, DVD y todo lo que pueda aportar una fuente alternativa a la televisión nacional. Existe una regla digna para la ovación: información es poder. Esta es la verdadera razón de tantas prohibiciones. Quién duda que también sea la causa del robo de mi mp4.


Joven recluso se quitó la vida

Lunes, 8 de Febrero de 2010 por Pablo Pacheco


Por Pablo Pacheco, prisionero político en la prisión de Canaleta en Ciego de Ávila

En horas de la madrugada de este 28 de enero falleció en la prisión provincial de Canaleta, en Ciego de Ávila, el recluso común Raudel González Prieto. Según afirmaron varias fuentes, González Prieto se encontraba en la galera 23 del destacamento 4, donde conviven los presos con enfermedades crónicas, debido a su estado de invidencia.

Las fuentes aseguraron que González Prieto se cortó las venas en ambos brazos y cuando el funcionario de orden interior Lumbrado Alieski fue a llevarlo para la enfermería, ya se encontraba agonizando. Así mismo, se conoció que González Prieto llevaba varios días pidiendo una entrevista con la directiva del penal y en el momento de la autoagresión había un solo guardia para los destacamentos 4 y 5.

Al cierre de esta información se desconocen los motivos por lo que este joven se quito la vida. Por otra parte, se supo que González Prieto había sido beneficiado con la libertad extra penal, pero el tribunal la revocó por un supuesto robo de una bicicleta. Le solicitaban 5 años de privación de libertad.

Su residencia se encuentra en el municipio de Bolivia de la provincia avileña.


Solidaridad suicida

Sábado, 6 de Febrero de 2010 por Pablo Pacheco


Por Pablo Pacheco, prisionero político en la prisión de Canaleta en Ciego de Ávila

Para sobrevivir en prisión es necesario tener talento. Cualquier cárcel de máximo rigor es una verdadera bomba de tiempo. Este 26 de enero la dirección del penal de Canaletas en Ciego de Ávila ordenó trasladar a los reos comunes Reinier Dickerson Martínez, Pedro Jesús Matamoros Cerguera y Josbel Orama Soto para diferentes destacamentos.

Todos estaban en el destacamento 3 debido a que son ‘media severidad’. Lo curioso de esta historia es que ninguno había cometido indisciplina, por tanto no comprendían la decisión en su contra. Tampoco querían ir a parar a las secciones donde permanecen los reclusos de la fase ‘severo’

Después de 30 minutos de recibir la noticia por boca del educador Joel Prado Cervantes se apareció el segundo jefe de orden interior Omar Laudinot Malleta para cumplir la orden de los superiores a su grado militar y cargo directivo. Entonces comenzó la odisea. Según dijeron fuentes oculares Reinier Dickerson decidió ir para una celda de aislamiento pero Jesús Matamoros fue conducido hacia el destacamento 9 y, apenas abrieron la puerta de hierro, la emprendió a golpes con el primer hombre que vio en sus pasos.

Josbel Orama hizo algo similar en el 10. De no ser por la algarabía de los convictos, un militar de apellido Tejeda le hubiese dado una paliza con la tonfa que tienen los funcionarios de orden interior a Orama Soto. Después del incidente ambos jóvenes fueron a parar a la celda de castigo.

Quien haya estado recluido en Cuba, lo sucedido es normal. Quienes mandan en orden interior hacen y deshacen lo que mas se les antoje, al extremo de obviar las consecuencias. Recuerdo que me afectaba cuando Eduardo Martínez Rodríguez, amigo de los infortunados, se amarró en la mano derecha un guante plástico y se cortó las venas. De su brazo brotaba tanta sangre que me dio escalofríos. 5 minutos después Michel Torres Gómez siguió el ejemplo.

A veces trato de comprender el alma de algunos militares. No cabe en mi cabeza que Marayobles prefirió continuar dando el almuerzo de los destacamentos 4 y 5 que persuadir a Eduardo Martínez de su intento de auto agresión. Incluso muchos presos de los que aquí residen gritaban a toda voz y él permaneció estático, inconmovible.

Debo señalar que Martínez Rodríguez tiene el peso de un adolescente, a penas 48 kg. Mientras voy escribiendo estas líneas se me ponen los pelos de puntas. Al rato de botar la sangre que mas pudo, mientras sus fuerzas aguantaron, Martínez Rodríguez se desplomó como un animal agonizante de una herida mortal. Los reos que estaban en el pasillo ayudaron a trasladarlo hacia la enfermería del penal.

Idéntico proceder ocurrió con Michel Torres Gómez. El pasillo parecía el local donde sacrifican animales, la sangre estaba por doquier. Lo más tenebroso de esta crónica es que Reinier, Pedro Jesús y Josbel fueron sacados del destacamento 3 porque, según informaciones, ellos practican juegos prohibidos y son matonistas.

A tres horas de los sucesos, fui a hablar con los tres protagonistas de esta narración. Me informaron que al llegar a la celda, los obligaron a desnudarse y pararse de espaldas a los militares; los obligaron a hacer cuclillas en cueros. La humillación tenia que ser ejemplar. Tengo entendido que el reeducador del destacamento 9, Eugenio de la Cruz Canto, intentó golpear a Pedro Jesús cuando este tenia en sus manos los grilletes; muy valiente la actitud de un oficial de reeducativo.

No sé, no sé si es coincidencia o ideas mías, los tres afectados son de raza negra y muy queridos por los compañeros de infortunio. Tengo entendido que Reinier Dickerson fue llevado para el destacamento 2, pero Jesús Matamoros está parando en el 4 y Josbel Oramas en el 5. Aunque según ellos la policía les prometió investigar a fondo las informaciones de un chivato muy astuto que, gracias a su lengua, vive en esta prisión de Canaletas como un señorito privilegiado, sin recordar que su hora ya viene llegando.

En horas de la noche, se personaron en el destacamento 3 el director de la prisión, teniente coronel Reinerio Díaz Betancourt, el segundo jefe de unidad Orlando Fernández Fernández y un oficial de guardia superior. Todos estaban indagando sobre lo ocurrido en la tarde de hoy.


La ley del más fuerte

Viernes, 5 de Febrero de 2010 por Felix Navarro



Félix Navarro Rodríguez, prisionero político de la Primavera Negra, prisión de Canaleta en Ciego de Ávila.

La ley que imponen muchos de los oficiales de la prisión de Canaleta es la del más fuerte y en este caso los más fuertes son ellos. Todo lo resuelven a golpes, porrazos, patadas y abusos de poder. Buscar entre ellos al campeón en estas lides, resulta un trofeo difícil de endilgar ya que son varios los que se destacan por el uso de la violencia física y verbal. Una de las últimas víctimas de sus desmanes ha sido el preso Jeanny Castillo Hernández, quien alrededor de las ocho de la noche del domingo 13 de diciembre y estando en la enfermería penal fue atacado por un recluso mientras estaba esposado. Sobre los golpes propinados recibió otros en la cara, cabeza y oídos de parte del capitán Eugenio de la Cruz y del primer suboficial Alejandro Mecías. Todo esto a la vista de la doctora de guardia y del teniente Daniel Solás, el cual pidió a los porristas que no golpearan más a Castillo Hernández.

El capitán Eugenio de la Cruz tiene su propio código personal, de manera que su hoja de servicios recoge golpizas, extorsiones, venta del derecho a usar los pabellones conyugales y numerosas presiones para imponerse por la fuerza, quizás con la intención de destacarse y terminar siendo vanguardia.

Ejemplos como éste complican e impiden que el gobierno de Cuba permita la entrada del relator contra la tortura de las Naciones Unidas.



viernes, febrero 12, 2010

Andromeda me publica un cuento en PDF

Link

Evolución,un relato de los orígenes

EVOLUCIÓN


Creación
In memoriam Italo Calvino


El centro de la Tierra gira más rápido que la superficie

Un grupo de científicos estadounidenses descubrió que el centro de la Tierra gira más rápido que sus capas superiores.

"Lo que estamos diciendo es que el núcleo central rota ligeramente con más rapidez. En otras palabras, cada día rota un poco más que la corteza y el manto terrestre”.

Este fenómeno, llamado "súper rotación" es de entre 0,3 y 0,5 grados cada año. Lo que significa que, en 900 años, el centro de la tierra habrá completado una rotación más que el resto del planeta.


En efecto, yo estuve ahí. Recuerdo que tuvimos algunas discusiones con wertqx2 y el mismísimo dios Terruno (en aquellos años primigenios era bastante común cruzarte con el dios local y charlar sobre planes futuros. Yo mismo, recuerdo, le sugerí que sería bueno ver brillar algo de noche, para no extrañar tanto al sol. Luna, la llamó)

El asunto fue que con mi amigo wertqx2 – un gas inerte- mientras nos observaba la proto molécula orgánica HOC5O4 (Jé, cuantos recuerdos...) apostamos a quién llegaría antes al centro del planeta. Mi amigo insistía en que el centro sería un plasma entre líquido y sólido, lleno de áreas de paso, fácilmente franqueable. Yo, por el contrario, aducía que podríamos llegar hasta cierto punto, pero que la materia se volvería tan dura y comprimida que sería imposible seguir avanzando. Ahí fue cuando consultamos con Terruno, requeteocupado , juntando material para crear la Luna . Casi no nos atendió. Lo que recuerdo es que dijo con una enigmática sonrisa: cuando lleguen verán algo muy especial.
No le pudimos sacar ni una sola palabra más. Ni HOC5O4, esa seductora protomolécula pudo ablandar al dios local. (Guau, que linda era...)
Así que, acicateados por la duda y con el afán extraño de descubrir- justo en un momento en que más que descubrir lo existente era más tentador adivinar lo porvenir; por ejemplo cómo sería esa bendita Luna, qué órbita recorrería, etc.- digo que mientras la mayoría de nuestra gente (átomos sueltos, premoléculas, algún neutrino y los inefables rayos gamma) escudriñaba las novedades del cielo (parece que había una competencia entre dios Terruno y el dios Martuno por ver quien hacía el planeta más elegante) nosotros queríamos sumergirnos en la profundidad, no se sabe bien para qué.
Tenía una sospecha. Y HOC5O4 tenía que ver con esa sospecha. No eran celos, exactamente (sentimiento complejo que un átomo seguramente no puede tener) pero teníamos un deseo insistente, irreprimible, de hacer algo realmente original y recibir de parte de HOC5O4 una mirada alentadora, una sonrisa solo dirigida a mi (o a wertqx2, depende).

Un buen día (en aquellos tiempos cada día duraba tres meses de los de ahora, creo que porque el eje de rotación del planeta no estaba aún en la posición que finalmente – tras las muchas vacilaciones de nuestro hamletiano dios local- iba a tener, mil millones de años después), un buen día nos decidimos; y cada uno por su lado , nos metimos en el magma hirviente en busca del Centro mismo del mundo.
No voy a aburrir con detalles. Penetrábamos rápido : nada nos quemaba, nada disolvía nuestra estrecha unidad Proton-Neutron- Electrón , ninguna fuerza normal podría hacerlo (al menos hasta 1945), nada nos impedía por lo tanto sumergirnos cada vez más en la entraña de la Tierra.

Ver, no veíamos nada: ni siquiera nos hacíamos esa pregunta. Nuestros sentidos no eran los de ahora. Nosotros sentíamos a través de las vibraciones, que venían a ser una fuente maravillosa de información.

Atravesamos mares de hierro líquido, cascadas que fluían hacia el centro, contrapuestas a chorros de alta presión que emergían desde abajo con fuerza inusitada. Todo bullía, tal cual como una sopa en el caldero: los trozos de calabaza emergen de pronto, desplazando a la batata y siendo desplazados a su vez por el repollo. Para evitar ese circuito tratábamos de aferrarnos a las cascadas de lava que caían y saltar en cuanto la contracorriente nos tiraba para arriba.

Así llegamos.

No les voy a mentir: me emocioné. Una esfera inmensa, oscura, sólida rotando inmersa en otra enormemente mayor, líquida, casi transparente. Esa era la maravilla que Terruno, alabado sea su nombre, nos tenía reservada. Solo nosotros dos, mi buen amigo y competidor wertqx2 y, yo, un servidor: qwerty, tuvimos el privilegio de ser testigos de esa osadía. Lágrimas no podían derramar mis no-ojos (en aquella época abundaban los prefijos negativos: por ejemplo decíamos: tenemos una No-luna muy linda; espero que esa No-pantera no me ataque Pocas cosas existían y pocas tenían nombre asignado), pero ambos nos no-miramos en silencio, conmovidos.

Entonces, algo tiró de mí y me vi arrastrado hacia esa masa dura: crucé la frontera entre ambas esferas, atravesé varias dimensiones, hice un salto epistemológico (así lo llamaría Althusser cinco mil millones de años despues) y comprendí la esencia del mundo que había creado Terruno.

Esa esfera se movía sutilmente más rápido que la mayor. Y yo me alejaba segundo a segundo un poco más de mi amigo. Noté, sin embargo, que wertqx2 no hacía ningún gesto para rescatarme. En cambio, vi una leve sonrisa en sus moléculas frontales y supe que me dejaría allí, solo y a la deriva, mientras él subiría ansioso, para quedarse con HOC5O4 como premio.

900 años tardé en volver. Un giro completo del núcleo.

Subí rápido, en un chorro de Níquel y aparecí en la superficie de la Tierra, exactamente en el punto en el que un milenio atrás me había sumergido en lo profundo.

Todo estaba cambiado. En esa brizna de tiempo que es un milenio, un leve estornudo de la eternidad, las cosas estaban realmente cambiadas.

Por empezar, en el cielo brillaba la Luna, una Luna apta para cantarle serenatas, blanca, iluminando la triste noche, haciéndola menos negra y borrosa. Sol y Luna.Ying y Yang

Mis amigos wertqx2 y HOC5O4 habían conformado una no-pareja, (un potencial Ying y Yang) que con el tiempo quizás fructificaría en nuevas formas de existencia, blandas, gelatinosas, con la rara capacidad para replicarse y lograr así la eternidad de la descendencia.

Terruno era ya inencontrable. Sus fuerzas parecían haberse agotado después de crear la Luna y enterarse que Martuno -siempre excesivo- había creado dos lunas en Marte. Eso lo deprimió y juró vengarse de algún modo. Tierra y Marte. Ying y Yang

A quién se le ocurre crear una maravilla y enterrarla en el lugar más inaccesible del planeta. Solo yo pude apreciarla. Pero sé, también, que siempre habrá quienes la busquen fuera: en los cielos, en las estrellas, en dioses estridentes y pomposos, sin saber que ella está ahí adentro. En lo más básico de Todo, hay un núcleo que gira y sostiene al resto. Núcleo y periferia. Ying y Yang.

Cuando saludé a mis amigos, sin rencor, supe lo que significa volver a casa. Y no dejé de apreciar en HOC5O4 una emoción especial, un ardor en su forma de no-mirarme con sus no-ojos. Sabía que me había comprado un problema, y que tardaría un par de miles de millones de años en resolverlo: yo quería ser el papá de la primera célula de vida de la Tierra. Y mantener a wertqx2 como amigo: Ying y Yang.

Y así sería para siempre. Nada volvería a ser único y simple. Yo sabía que Él había creado un mundo doble y complejo, a su imagen y semejanza


Singularidad


I

Cuando al fin nació, el Universo entero supo que era una Singularidad. Le recordaba, a cada átomo, ese glorioso instante en que todo existió simultáneamente (aunque esa no es la expresión adecuada ya que el tiempo aun no existía). En fin, les recordaba ese día único cuando todo tomó forma, cuando al fin el espacio nació, se expandieron los primeros átomos, brillaron encendidas las partículas, nació la luz, el sonido, la distancia, la forma, la energía, los futuros dioses y- nadie los sospecharía aun- la autoconciencia y el dolor.

Eso aún requirió muchas eras, en las que lo indiferenciado fue dando lugar a lo heterogéneo, pequeñas discontinuidades, fuerzas que se acumulaban más en un punto que en otro, obligando a las partículas cercanas a detener un tanto su expansión y, quizás contra su voluntad, empezar a adaptar su ritmo al de la singularidad naciente, esas proto galaxias, o proto estrellas, esos agrupamientos de fuerzas que convocaban como en clarines a cerrar filas.

II

En algunos de esos grumos de materia se cocían estrellas y planetas. Y en algunos de ellos, quizás solo en uno, especial, único, se cocía otra cosa.

Algo muy Singular: un trozo de materia con comportamiento… elemental, todo lo que se quiera , del tipo: frio –no, calor –sí. Partículas agrupadas en combinaciones complicadas, donde reinaba el Carbono. Y bullía algo más. Todo el Universo lo sabía, de algún modo.

En alguna charca cálida, en algún momento, el experimento daría resultado: tanto crear comportamientos sin poder traspasarlos a otras moléculas era descorazonador. Las moléculas de carbono ensayaban movimientos distintos, sentían amor y repulsiones (sí a la luz, no a la oscuridad) pero eran incapaces de compartir esas experiencias, traspasarlas, comunicarlas a pares, a conformaciones similares de átomos.

III

Alguna vez , entonces, en el seno de una de esas protovidas algo comenzó a acumular información, con intención de que otra cosa la leyera y actuara como su par. ¿Y qué otra cosa mejor que una parte de si misma? ¿Qué cosa más cercana mí, que yo? habrá intuido Mamá Célula hace cinco mil millones de años.

Entonces, como sucede en las grandes ideas, todo fue simple, bello e iluminador. Se trataba de duplicar la información, creando una doble linea de código, una larga espiral doble para poder replicar en un momento, duplicandoME, pariendoME en dos (Madre>>>Hija), naciendo en el mismo momento, dividiéndose entre YO-TU, una Singularidad enorme, casi tan estruendosa y bella como ese día inicial del Big Bang.

IV

¿Sucedió unicamente aquí, a unos cientos de kilómetros de tu casa? ¿O en aquella lejanía que ni imaginamos? Cuesta pensar que fue acá , en el barrio. Tanto estruendo, tanto Big Bang, tanto Dios, para que , digamos, aca nomás, cerca del Ecuador o en el Pelourinho da Bahia , una molécula extraña con Carbono, Oxigeno y Hidrogeno se partiera en dos, se pariera en dos, se replicara, se duplicara y el Universo- ese portento- creara al fin a su relator, a su testigo, su dolor y su nostalgia.



Nacer

Mi hipótesis es que la tarea original de la conciencia fue anticipar el éxito y el fracaso en la resolución de problemas y señalar al organismo en la forma de placer y dolor si éste encontraba la senda correcta o equivocada para la solución del problema.

Karl Popper, “El conocimiento y la configuración de la realidad”



Al principio todo era sombra. Solo se sentía vivo el tacto, la sensibilidad al frio o al calor. Había también alguna noción de lo mojado y lo seco. Con lo mojado tendíamos a abrir nuestras duras conchas para que entraran briznas de alimento: pedazos ínfimos de carnes muertas, algunas pequeñas gotas orgánicas. De eso nos alimentábamos, sin ojos para ver la luz y el cielo y el sol. Solo una viscosa carne entre las dos tapas duras, que servía para aferrarnos a la roca, a esperar el golpe de ola que nos traía el alimento. En esa vida, parecida a la de una tumba, sin movimientos, esperando simplemente con la boca abierta la llegada de materia, nada había para cambiar, nada estaba mal. Pero nada estaba bien.

Algunos de nosotros sentíamos esa carencia. el vacío. Pero podíamos hacer poco. Yo, a veces lo intentaba. Moverme. Despegarme de la roca. Lo fui logrando de a poco. Al menos eso me permitía en las peores horas del mediodía, cuando bajaba la marea y el sol calentaba, moverme hacia lo húmedo y fresco, escapar de lo seco y caliente. Tardé muchos siglos en lograr algo parecido a unas piernas o brazos y lograr moverme.

Muchos milenios más necesité para darme cuenta de que sería bueno saber qué hay unos centímetros más allá: si un animal listo para devorarme, o una sombra deseable, o un charquito lleno de pequeños bichos. Anticipar algo el futuro, y poder así tomar alguna decisión de dónde dirigirme.

Al principio no sabía cómo. Notaba que diferenciaba día y noche, no solo por la caricia del sol y el frío de su ausencia. Al fin pude expresarlo, imaginarlo: el día resplandecía, era claro, luminoso. Roté, giré hasta que al fin pude determinar qué parte mi cuerpo era más sensible a ese resplandor.

Cuando me sentí capaz abrí un canal y esa parte de mi cuerpo pudo al fin, por primera vez, mirar.

Me cegó la luz directa del sol, aprendí a escapar de ella, aprendí a ver qué hay allá: un peligro o una paz, sombra, luz o alimento.

Así fue que aprendí a aprender. Lo básico: sombras y luces, la silueta de algún animal al acecho, donde encontrar comida, y donde amor. Supe que más que esperar que las esporas de vida se juntaran al azar de las corrientes, era mejor acercarse al otro e intercambiar nuestros jugos para crear nueva vida. Sobre todo, más excitante. Habíamos empezado a ejecutar un juego, cada vez a que llegaba el momento. Porque gracias a los ojos podíamos diferenciar a los individuos. Y podíamos así elegir. Nos mostrábamos, entonces. Algunos empezaban a colorear sus pieles, a mostrar brillos inesperados en picos y uñas. Nos elegíamos así por grandes, o por bellos, o por originales, o por los colores, o por las formas de penachos, picos, colas, alas o patas.

En algún momento supimos que podíamos volar, mudar de lugar, escaparnos del frio o la seca, buscar el lugar más seguro para parir y criar, el mejor para encontrar agua o alimento.

Llenamos el bosque de gritos, alcanzamos llanuras, conocimos otros peligros y otras costas, otros peces para comer, otros gatos para temer.

Nos equivocábamos. Algunos de nosotros morían inclementemente por haber errado en su diseño: achicharrados de calor, o presa de animales más fuertes, o fundidos por cambios climáticos sorpresivos. Había mucho de mala o buena suerte. Y mucho de malos o buenos diseños.

Gozábamos. Cada cacería bien terminada, cada acercamiento con otro, cada amistad, cada amor nos volvían inmensamente felices, como puede serlo un conejo, un águila o el tiburón. Algunos amaban ir en grupo, otros eran solitarios, algunos valientes, otros pequeños y asustadizos.

Cambiábamos. A veces un cataclismo mataba a casi todos y solo sobrevivían los asustadizos y pequeños. A veces todo era favorable para crecer hasta el cielo, ser enormes masas de músculo y garras, dueños de todo el bosque. Otras convenía ser pequeños y muy veloces.

Últimamente, los más inteligentes , refugiados en inaccesibles árboles de la jungla desarrollábamos estrategias de caza en grupo, con jefes y lugartenientes. Y alguna forma elemental de comunicar ordenes o avisar peligros. Nos llamamos “monos”.





Piteca


Al principio los monos del grupo de Piteca, y ella misma, se peleaban a toda hora. Las hembras tenían muy pocos hijos- uno cada cinco años-, nadie se preocupaba por darle de comer a la madre mientras criaba al niño -sobre todo en los peligrosos meses iniciales- y la pobre se las tenía que arreglar sola. Por eso las mamás cargaban todo el día a la cría, mientras buscaban qué comer. Para eso le servían los largos pelos, en los que el bebé se enroscaba, aferrado a la mamá desesperadamente. Es que subían a los árboles y desde ahí, una caída es el fin.

El problema era que con tan pocos hijos, el grupo casi no crecía: eran demasiado pocos, rodeados de enemigos más tontos que ellos, pero más numerosos. La muerte de un niño era una tragedia que ponía en riesgo la existencia misma de la especie.

Otro problema que teníamos es que cuando una hembra se ponía en celo- o sea estaba lista para recibir a un macho y así quedar embarazada- las peleas entre los machos eran terribles. Todos querían ser el primero en acercarse a la hembra en celo. Y así no hay grupo que aguante.

Una solución que algunos grupos adoptaban era que todas las hembras fueran de un único macho, El Macho Dominante. Papito. El tipo normalmente era el más grande, el más alto, el más fuerte, el más fiero. En algún momento de su vida había desafiado al Macho Dominante anterior y lo había vencido. Ahora era él quien disfrutaba, con todas las hembras a su disposición. El problema es que los que se quedaban fuera del harén se volvían locos, lo provocaban, lo buscaban, hasta que el tipo abandonaba por cansancio, permanentemente retado a duelo por los más jóvenes y agresivos. Tiranía y resistencia a la opresión

Otros grupos no tenían macho dominante: eran todos contra todos, a lo que salga. Anarquía total.

En suma, los machos se entretenían peleando, y nadie atendía a las hembras, ni les buscaba comida, el grupo no crecía, los alimentos empezaban a escasear, los rondaban tigres y leones; las cosas se ponían cada vez peor.

Una noche, Piteca tuvo un sueño: unas imágenes que se le empezaron a conformar en su cabeza, como una visión del futuro. Ella, de pie -no como ahora, arrastrando los nudillos, mal caminando en cuatro patas-. De pie, caminando en sus dos patas traseras, cargando a su bebé con un brazo, mientras que con el otro se dedicaba a recoger frutos, tallos, raíces jugosas, hojas frescas.

Despertó con un deseo único, fuerte, dominante: tenía que lograr ponerse de pie, caminar en dos patas, erguida, vertical, dominando el horizonte, mirando a los machos desde el poder de la maternidad, eligiendo al más amable: uno que se dedicara a traerle comida - pequeñas ardillas, insectos húmedos, crocantes. Así podría alimentarse mejor, producir leche más nutritiva, fortalecer al bebé desde el primer día.

Pero para eso tenía que lograr tener un hombre a su entera disposición, dedicado a ella. No buscando desesperado donde depositar su esperma, siempre listo ante cualquier hembra en celo. No señor. Para eso había que inventar algo inaudito: lograr estar SIEMPRE en celo a fin de retener a SU hombre.

Un millón de años le costó a Piteca lograr el objetivo: tuvo que aprender a caminar en dos patas; desarrollar los senos y otros atributos de reclamo sexual para su pareja; parir y criar a un chico cada dos años; mejorar la alimentación; aumentar la masa corporal y el tamaño del cerebro, (eso aumenta el tamaño de la cabeza de los fetos, lo cual acelera el nacimiento -porque si no, no pasa-, lo cual obliga a parir criaturas cada vez menos completas, más débiles, lo cual obliga a mayores cuidados maternos, lo cual..) aprender técnicas de recolección y caza cada vez más elaboradas; producir herramientas, ropas y utensilios; elaborar normas grupales de educación, trabajo, crianza, defensa, herencia, etc.; establecer rituales de identificación grupal; mejorar la comunicación oral; expresar sentimientos a través del arte; comenzar a creer en fuerzas poderosas- dioses y demonios-; enterrar a los muertos; temer a la muerte; tener angustia. Ser humano.

Ahora los machos no se pelean por las hembras, cada pareja conforma familias duraderas, las hembras comparten tareas y se ayudan, los machos salen a cazar. Está todo bien.

Lástima que cada tanto un joven entrometido intenta seducir a la esposa de un macho adulto, o roba una joya para regalar a su novia, o discute una decisión de los ancianos. Es apresado y, a veces, asesinado a golpes. Su cuerpo se pudre a la vista de todos, sus hermanos juran venganza, secuestran y asesinan al macho ofendido, o a la hembra que denunció al joven; o sucede que un padre expulsa a su hijo del hogar, o una madre seduce a alguien inconveniente, o tribus ajenas los atacan una noche para robarles las provisiones, o un jefe abusa de su poder.

Se inventa la historia y los que la narran: los homeros, cervantes y balzacs de cada siglo, que cuentan las historias que pueblan las noches y nos asombran. Todo porque a Piteca se le ocurrió una extraña idea, allá lejos y hace tiempo.


Australopitecus

A principios del año 3.457.391 desde el Descenso del Arbol, fui enviado por “Novedades Afarenses” (típico semanario oral de provincias, que mi amiga Lucy dirige desde hace medio siglo) a cubrir una noticia que ella con su viejo olfato de editora, intuyó de una importancia central en la historia nuestra de la creación del Hombre. Porque, no sé si ustedes lo saben, estábamos empeñados en crear al Homo Sapiens.

Hacía al menos un millón de años un grupo de precursores se juramentó: “antes de llegar a los 3.500.000 años desde que bajamos de los árboles, un nuevo ser: alto, espléndidamente bípedo, con caja craneana de 1000 cc, verá la luz en las sabanas africanas. Y será el nacimiento de la Era del Hombre. Nosotros: homínidos de Afar, de Tanzania y de Sudafrica nos comprometemos a comenzar ya mismo el proceso de selección de los mejores, a fin de alcanzar la meta soñada: la que nos permitirá dominar el mundo en poco menos de cien mil años, de la mano del Homo Sapiens”.

El asunto es que Lucy, enterada de los tejes y manejes de los sudafricanos – los australopitecus- , decidió enviarme a mi- su Redactor en jefe- a fin de investigar una extraña historia sobre homínidos acuáticos que, al parecer estarían generando una variante prehumana muy interesante: superficies de piel tersa (¡sin pelos!), capacidad bipedista bien desarrollada para poder caminar con el agua a las rodillas, etcétera. Se trataba de que yo averigüe bien de que se componía ese “etcétera”.

Estába claro que el primero de los tres grupos que consiguiera crear el protohomínido más sustentable, pasaría al gran libro de la Prehistoria, con el Título de “los Fundadores, o los Creadores, o los Padres de la Humanidad”, y nadie quiere ser desplazado de esa carrera. Lo que comenzó como un progresista empeño científico humanista (crear al Hombre) se fue convirtiendo en una comedia de enredos, con zancadillas, conspiraciones, robo de secretos, espías, etcétera. Campo propio para que un periodista como yo , especializado en escándalos políticos, descubriera como se cocían las habas.

Porque hay que contar que en cada zona se planearon muchos intentos de selección de los más aptos. A veces se ponía de moda seleccionar los machos más fuertes: 50 mil años obligando a estos a procrear cuantos hijos pudieran y prohibiendo contacto sexual a los otros. Esto generaba tremendas broncas que a veces llegaban al amotinamiento y asesinato. Por eso los “fundadores” se organizaban en sociedades secretas, a fin de regular la vida de los homínidos comunes, sin ser víctimas de sus odios (justificados , por otra parte).

Otras veces, se prefería a los ágiles, gráciles y más bien delgados. Entonces: ostracismo para el resto de los machos, que rumiaban su bronca y armaban enormes peleas para matar el tiempo.

Las modas mandaban, determinaban vidas o muertes, éxitos reproductivos o vidas olvidadas de toda alegría familiar. Nunca se llegó a extender la moda de la eliminación física completa de las poblaciones postergadas, por el costo de organizar maquinarias de muerte (incluyendo campos donde concentrar a las víctimas, guardias para vigilarlas, comida para alimentarlas, mientras se las mataba sin que se dieran cuenta, lo cual obligaba a ocultamientos, construcciones de túneles secretos, etcétera). Lo sé porque investigué largamente el caso de Tanzania , donde hacia el 3.245.000 un cruel consejo de Fundadores decretó muerte en la hoguera a los menores de ochenta centímetros (ley que condenaba a uno de cada tres machos tanzaneses). Eso fue tremendo. A partir de ese episodio, un Macroconsejo de Fundadores - reunido en Simposio Interétnico- acordó prohibir a eliminación sistemática de “Poblaciones No - favorecidas” (como se las denominó allí) aunque admitió, bajo circunstancias especiales, la posibilidad de ejercer restricciones y controles sobre dichas poblaciones.

Los menores de ochenta centímetros nunca pudieron recomponerse totalmente. Durante mucho tiempo siguieron desconfiando y por más que se los tratara con cierta dulzura y conmiseración, sospechaban que en cualquier momento se reflotarían viejos odios y la orden de eliminación podía emitirse implacable.

Lucy sospechaba que los sudafricanos estaban generando esa nueva población pre-humana a fuerza de un estrictísimo sistema de castas y tenía fundadas sospechas de que se estaba ejerciendo el “derecho de selección forzada”, lo que en los hechos significaba Campos de Exterminio, aunque se alegara la necesidad de ejercer “ restricciones y controles sobre Poblaciones No- Favorecidas, bajo la Carta del Simposio de Fundadores “.

Fui a Sudafica, a entrevistarme primero con un funcionario del Consejo , y después a una misión secreta: llegar a un contacto que me guiaría hasta un testigo, una víctima del sistema sudafricano de selección.

Cuando pregunté al funcionario autralopitecus, Jonessi Burguensis, qué había de cierto en los rumores de que estaban eliminando a miles de personas bajo la acusación de ser “temerosos al agua” me contestó lo siguiente:

- Mire Afari, nuestro territorio es respetuoso de la Carta del Simposio de Prohibición de Eliminación Física de Poblaciones No- Favorecidas. Y asimismo, necesitamos fortalecer nuestro propio programa de mejoramiento de la especie, en vistas a cumplir las Metas mundiales , por todos compartidas, de llegar al 3.500.000 con el Homo Sapiens hecho una realidad viva y no solo un sueño de nuestros Fundadores. Sudáfrica reconoce y acata el orden internacional pero sostiene con dignidad su derecho al camino propio, la Vía Sudafricana al Homo Sapiens. Esto incluye un audaz proyecto de colonización marítima y nadie nos puede negar el derecho de promover el Amor al Mar, los ejercicios de Natación y submarinismo y todo tipo de actividad acuática.

- No, claro, pero se dice por ahí que a todas las poblaciones montañesas, que no han visto el mar en su vida, las están obligando a tirarse a las olas: las que sobreviven son bien tratadas, pero, según parece miles mueren por día en las playas sudafricanas.

- Nosotros no podemos impedir que ignorantes montañeses emigren a nuestras bellas y desarrolladas costas, y se empeñen en disfrutar del agua sin saber nadar. Usted sabe lo brutos que son.

-Pero no me va a negar que esto favorece los planes de selección que impulsa el Consejo de Fundadores Sudafrenses...

- Reitero nuestro inquebrantable apego a las resoluciones del Simposio, al espíritu de confraternidad que nos hermana, pero asimismo a la tajante defensa de nuestra soberanía. En este sentido, lamento comunicarle que se le ha revocado la visa de periodista y tiene media hora para abandonar nuestro sagrado territorio.

“En esta primera crónica, - escribí entonces- llega mi relato a este punto: Me están por echar de Sudáfrica y estoy por contactarme con el fugitivo, el cual me relatará los métodos sudafricanos de eliminación de poblaciones No- favorecidas, alegando el articulo 4 de la Carta del Simposio de Prohibición de Eliminación Física de Poblaciones No- Favorecidas. Espero ansioso la segunda crónica, que no se cuando podré hacerla. ¿Cómo podré escapar de la orden de deportación?”

No pude. En cambio, me descubrieron intentando hablar con el testigo y estuvieron a punto de mostrarme sus métodos de inmersión forzada en el mar. Por suerte, Lucy apareció en el momento justo, con un Salvoconducto del Consejo de Fundadores y me rescató del chapuzón mortal. No sé nadar.

Me liberaron con la condición de no publicar más notas sobre Sudáfrica, cosa que Lucy se comprometió a cumplir.

Lo que nunca supo ella es que escribí esta crónica y lo pasé clandestinamente de mano en mano. Así el mundo supo del crimen sudafricano y pudo, décadas después obligarlo a desistir de esa política.




Guerra

El mundo se dividió, en algun momento, entre siesteros y noctámbulos, entre tradicionales madrugadores que tienen que recuperarse de una a cinco, y gente que compacta más el día, levantándole más tarde, saltándose la siesta y yendo a dormir a la una o dos de la madrugada. Son casi dos etnias distintas, dos subespecies enfrentadas, creo, al punto que hubo una guerra, antes siquiera de la escritura, por eso no hay crónicas de ella, salvo la que ensayaré ahora, a modo de reconstrucción de memoria.

La batalla típica que ganaban los noctámbulos empezaba a las tres de la tarde. A esa hora fatídica para los siesteros, el cuerpo es una pesada bolsa que se encoge sobre sí misma, se aplasta al suelo, al colchón, a la cama de paja o de lo que fuera, se extiende horizontal en busca del silencio. Si es verano, es aun más neto el efecto y fuerte el deseo. El cuerpo se estira gozoso, casi en un orgasmo. Cada músculo exhala como un pequeño placer, segrega como una cosquilla que se suma a cientos de cosquillas exhaladas desde otros músculos. Ese río interno va creciendo, llega a la boca y el bostezo final libera esos mínimos y placenteros aires, los ojos se cierran liberando lágrimas de satisfacción y ahí el siestero conoce la gloria.

En ese momento un alarido de alarma conmueve el campamento y decenas de activos noctámbulos, en el cenit de su movilidad, se abaten sobre los catatónicos cuerpos entumecidos del placer de la siesta, con resultados habitualmente demoledores. Toda batalla jugada a las tres de la tarde se convertía en una derrota segura de los siesteros.

Estos se vengaban inundando de flechas el campamento enemigo a las cinco de la madrugada.

En este equilibrio de ataques diurnos y nocturnos la naciente humanidad iba desangrándose y condenándose a la pronta extinción. De seguir las cosas así, en pocos siglos, digamos hacia el 50 mil A de C no hubiera quedado humano vivo en la faz de la Tierra y ni yo ni ustedes escribiríamos o leeríamos acerca de esa inicial batalla de la Humanidad.

Hoy día se conoce que fueron los Neandertalenses los siesteros que perdieron la inicial guerra de exterminio, esa limpieza étnica implacable. Los hábiles Homo Sapiens sapiens, noctámbulos, los vencieron, en un largo verano que obligaba a los retozones neandertalenses a extender horas y horas su descanso. Parece que eso ocurrió en el año 49789 antes de la venida de Nuestro Señor.

Desde aquella fecha, se hizo evidente que los trabajos de la humanidad estarían a cargo de una nueva raza que podía al mismo tiempo madrugar y ser noctámbula, y sobrepasar las horas muertas de la tarde sin caer en la tentación de la cama. Pocos lo lograban de manera consistente o permanente. La mayoría, gente débil al fin, caía en tentación de siesta. Los más voluntariosos emigraron hacia el Norte, allí donde el sol del mediodía casi no calienta y la cama no nos llama, y ejercieron durante milenios el duro arte de eludir la tentación de la siesta. Se preparaban durante toda la vida para resistir esa y cualquier otra de las tentaciones, con el recuerdo siempre fresco de los peligros de la siesta: los aullidos que las viejas decían recordar, los ecos de la masacre permanente que se cometía a las tres de la tarde, la antigua guerra perdida de los neandertales.

Hoy, es claro, esa subespecie domina, maquinando planes mientras el resto duerme: firma leyes y decretos entre los bostezos de la mayoría y se asegura siempre la mejor porción del pastel por medio de la sabia administración de sus horas de sueño. Esa gente no está nunca cansada, siempre sabe exactamente qué hacer en cada circunstancia, no tiene la duda como fantasma, no se queja del frío, ni del hambre, no tiene cansancio, no se sabe cando desahoga su vejiga, aguanta doce horas seguidas en banquetes oficiales, siempre tiene tema de conversación con la comensal que le toca al lado - quizás la tía del Subsecretario Interino, a quien apenas conoce- y mira con frío desprecio a la gente que comenta alguna debilidad, que menta algún deseo, que añora algo en la vida.

Hay que destruir el neandertal que llevamos adentro, gritan (es un decir: simplemente lo sugieren de hecho, no es gente de andar a los gritos).

Y así, desde siempre, nos hemos dedicado a eliminar ese salvaje interno, perezoso, amante de la siesta y de los placeres de la tarde tranquila, esas bestias sedientas de cama que nos incomodan con sus deseos, con su piel siempre dispuesta al placer, con sus apetitos despiertos, tan poco proclives al sacrificio, a la templanza, al trabajo duro. A veces, quizás con demasiada frecuencia, creemos detectar que cierto grupo humano es una reencarnación del neandertal exterminado, una amenazante rediviva de aquellos pre-hombres. Los matamos, los limpiamos, los holocaustamos en rápidas y feroces blitzkriegs, no vaya a ser que el monstruo de la tentación nos gane la partida y seamos presa fácil, a las tres de la tarde, de cualquier homo sapiens sapiens al acecho.


Cosmología de aldea


Ahora soy el tonto de la aldea, o de la tribu, para ser más preciso. El brujo Awaca dice que no valgo para nada, solo para molestarlo con preguntas raras, y las más extrañas teorías.

Como soy tonto, nadie me ha enseñado nada: ni cazar, ni recolectar frutos , ni cocinar , moler mandioca o hervir mazorcas, ni hacer cestos ni mucho menos, a construir casas o reducir las cabezas de nuestros enemigos, los malditos Gaguguros, que viven del otro lado del Gran Agua Mississipia. Nadie pierde el tempo conmigo.

Así que no hago nada: solo pienso. Miro el mundo y pienso.

Y le hago preguntas al viejo Awaca, que pese a poner cara de fastidio, me tiene cariño a su manera, brusca.

-Jefe, le pregunto, usted dice que el mundo siempre existió no?

-Si, Wacato

-Y que los dioses crearon la serpiente, la hicieron copular con la tierra y de allí nacieron los cangrejos .Y que un cangrejo copuló con la diosa Atwacaca y de ahí salio el primer Hombre Valiente, no?

-Si

- Y que la Luna y el Sol son hijos de la Madre Tierra

-Si

-Mire esto.

Agarré un guijarro, lo arrojé a la quieta laguna y entonces hubo una agitación en el centro del agua y de ese centro emergieron círculos perfectos que se alejaban sin deshacerse, cada vez más hasta casi desaparecer en la grandura.

-Y?

-Eso fue lo que pasó, pienso; un enorme dedo como la piedra que arrojé, quebró una vez la tensa película invisible del Espacio, que era como el agua quieta de la laguna y allí nació el Universo: se hizo visible, se desgarró la tela tensa que existía, que esperaba solo la ocasión para explotar en un Gran Ruido. Eso es el Universo: las ondas circulares que se alejan de la explosion inicial; y en una de las casi infinitas gotas estamos nosotros, El Mundo y los Hombres Valientes.

-Estás mas tonto que de costumbre, Wacato. Además, en la laguna ya no se mueve nada

-Es que no entiende las escala viejo- con todo respeto-: en el cosmos esto sigue ocurriendo desde hace incontables lunas; estamos viajando por el espacio, desde hace millones de millones de lunas.

- Ve a hacer tu penitencia y que no se hable más por hoy

Me quedé con ganas de exponerle otras teorías raras de mi cabeza, a saber

Uno, que es tonto suponer que la Tierra parió al Sol y que éste gira alrededor nuestro. Me parece que es al revés: el que tiene la luz tiene el poder; el Sol es el que manda aquí, es evidente. Ni nuestra Madre Tierra ni la Luna, son fuentes de luz y calor: son hijas del Padre Sol. Giran, imagino, a su alrededor como pollitos a su Gallina.

Dos, somos hermanos de la Luna (que no es un plato llano sino que -se nota por las sombras-, es como un durazno, redondo) Por lo tanto, nuestro mundo no es plano como piel de Búfalo, tal como lo dibuja Awaca, sino pleno como la Hermana Luna. Creo que puede ser recorrido para todas partes y que, seguro, hay mucha más tierra más allá del Gran Agua Salada donde desemboca el Gran Agua Dulce.

Nadie vio qué hay más atrás de las Montañas Madres del Agua Dulce pero imagino que habrá un Agua Salada grande y Pacífica. Si no nos preparamos, creo que es posible que algún día llegue a esta llanura gente distinta proveniente vaya a saber de qué tierras, y estemos en problemas.

Tres, que de ninguna manera los Hombres Valientes descienden de los cangrejos, sino que, supongo, todas las formas animales y las plantas, los infinitos insectos, búfalos, cerdos o tapires provienen de un pequeño Núcleo Originario. Así como el Universo proviene de un Gran Ruido primero, la vida proviene de una pequeña gota de gelatina o de grasa, un Pequeño Huevo inicial.

Y creo que algunos animales muy grandes- de los que a veces recogemos huesos- han desaparecido ya. Habrán habido muchos animales desconocidos, seguro, antes que los Hombres Valientes llegaran al Mundo. No fuimos los primeros.

Tengo más teorías (sobre cómo exactamente unas especies cambian a otras, a largo de los añares; de cómo fundir hierro para fabricar lanzas; de cómo calentar agua y usar ese vapor para mover cosas fundidas en hierro, redondas como lunas; de cómo calcular bien las superficies de los terrenos para evitar problemas en las herencias; y de cómo hacer para curar algunas enfermedades que nos diezman, entre otras)

Pero, por ahora me las guardo en mi tonta cabeza o, mejor, las escribo en estos pergaminos que escondo en la Piedra. Quizás algún día tengan importancia.

(Dicen las leyendas que un Pergamino fue hallado por un vikingo de los de Eric el Rojo, quien lo vendió a un anticuario inglés en 1254. Fue hallado en Génova hacia 1480, y vuelto a perder. Galileo, dicen , guardaba copia de él; y Newton; y Darwin; y Marx, y Freud; y , cuándo no, Leonardo Da Vinci. )




El origen de las especias


En 1423 el naturalista friso Bartlomew Kreins demostró que la única posibilidad de explicar semejanzas y diferencias entre el clavo de olor y la canela era considerando a ambas como subespecias de una especia originaria, de la cual provienen todas las demás. Esta especia originaria debería tener en potencia todas las características que las especias hijas desarrollarían más adelante. Ser, al mismo tiempo, dulce, agria, fragante, salada, amarga, ácida, etc.

La especia originaria debería ser oriunda de un rincón del Mundo que reuniera todas las características posibles: ser llano y montañoso, seco, cálido, húmedo, frío, ventoso y calmo.

Entusiasmado por sus descubrimientos, pasó el resto de sus días buscando ese lugar originario, que supuso el Paraíso terrenal.

Años más tarde, un emprendedor marino genovés- que leyó sus escritos de forma algo apresurada- se empeñó en buscar el lugar primigenio más allá del Mar Océano, al oeste de toda tierra conocida.

Creyó encontrarlo en una isla caribeña que, según el marino “ olía de lejos a todo lo posible: lo que existe y lo que aun no ha sido creado. El Paraíso terrenal”.Este aserto le costó la excomunión, ya que conmovía el relato bíblico según el cual, todas las especias fueron creadas de una vez y para siempre por la Divina Providencia.

Murió desterrado en la isla caribeña, repitiendo a quien quisiera escuchar que “sin embargo, aquí nacen continuamente nuevas especias (eppur nascent novum speciae)”.

INTERNET LIBRE

INTERNET LIBRE
LIBRE ACCESO A LA WEB EN CUBA!